Noviembre 13th, 2019
21/10/2019 - Sociales, Upsocl

Aún tienen mucho por vivir: Joven adopta a animales discapacitados y les da una segunda oportunidad

This species, which can be found in the Brazilian rainforest, are the biggest and most voracious bird of prey in the world: it hunts monkeys, macaws, and sloths, among others.

In this vast world there are thousands of animals species we barely know anything about, and they’re amazing enough to stay in our memory: we’re talking about the Barreleye Fish —which can look down without moving its head—, the Maned Wolf —which we don’t know if it’s a wolf, a fox or a deer— or the Nosed Mole —which doesn’t need major explanations—, among others.

But today, we’re going to tell you about a bird that doesn’t look like a bird, but looks like a human in a bird costume. We’re talking about the giant Harpy Eagle, the most powerful bird of prey.

As we mentioned before, it really looks as if this bird of prey was, in reality, a person dressed in a bird costume, but the truth is that its size it’s truly amazing: they can reach between 0,8 and 1 meter tall,  and with their wings wide open, they can be as long as 2,24 meters when they reach fully adulthood.

This bird can be mainly found in the Brazilian rainforest and some parts of Central America —where it’s almost extinct due to the destruction of its natural habitat—, and they hunt for food by gliding above the top of the trees or by standing on top of them to watch for any movement.

Because this bird —when it reaches adulthood— is the biggest one of the species, it’s right at the top of the food chain and it´s rarely hunted by others. The Harpy Eagle mainly hunts mammals and other species that live on trees: all sorts of monkeys, sloths, macaws and also porcupines and possums, among other terrestrial animals.

Although this particular eagle may be well known, those of us who aren’t in contact with it are really impressed by it. We’re leaving you with a few pictures so you can keep admiring it!

Sus cambios no sólo son el relleno de sus labios.

Kylie es de las que más resaltan en la familia Kardashian Jenner. Ya sea por su línea de maquillaje, sus anécdotas con Stormi, entre otras cosas. Y eso ha sido desde siempre, pues desde niña la menor de las Kardashian ha sido el centro de atención, creciendo incluso frente a las cámaras y en las redes sociales.

Cause today we’re all sisters ❤️ Happy #NationalWomensFriendshipDay! #KUWTK

A post shared by Kardashians on E! (@kuwtk) on Sep 15, 2019 at 8:52am PDT

Cuando comenzó «Keeping up with the Kardashians» Kylie era solo una niña y estaba realmente encantada con su hermana Kim. De hecho más de alguna vez la vimos imitándola al punto de que muchos creían que sería tal como su hermana cuando creciera.

WE NEED TO SHOP TILL WE DROP #KUWTK

A post shared by Kardashians on E! (@kuwtk) on Jul 19, 2019 at 9:38am PDT

Y, al parecer, así fue.

La imagen que conocíamos de Kylie era la de una niña menuda y labios finos, algo que siempre la acomplejó y la hizo optar por un cambio.

Aunque por años lo negó.

Con el tiempo Kylie se hizo retoques, como en su mandíbula, nariz, para que su rostro destacara más y se viera contorneado.

Pero también cambió sus pechos, glúteos y caderas.

Sin embargo, la joven empresaria siempre negó haberse hecho cirugías y que los cambios en su cuerpo eran meramente «desarrollo».

Pero la verdad es que en los últimos 10 años sus caderas se ven cada vez más anchas, y los fans sospechan que haya intervenido más de alguna vez sus curvas.

Y el cambio es bastante evidente.

Así se veía Kylie antes de los cambios más notorios

Sus curvas no eran tan pronunciadas

Y ahora no son indiferentes ante nadie

spicy

A post shared by Kylie ✨ (@kyliejenner) on Jun 30, 2019 at 10:20am PDT

Además, su estilo para maquillarse también era muuuy distinto

September 3rd 2015 – photoshoot for @ellecanada

A post shared by Fanpage (@kyliejenner_timeline) on Jan 17, 2019 at 3:01pm PST

Ahora con su nueva línea de cosméticos Kylie muestra una imagen diferente y más segura de sí misma

Shine Baby✨✨⭐️

A post shared by Kylie ✨ (@kyliejenner) on Jun 28, 2019 at 2:26pm PDT

Incluso atreviéndose a mostrarse sin maquillaje.

@kylieskin launches 5/22 at 9am pst! I can’t wait for everyone to actually try these products. you’ll truly fall in love KylieSkin.com

A post shared by Kylie ✨ (@kyliejenner) on May 17, 2019 at 5:26pm PDT

Aunque, claro, la razón de los cambios en su cuerpo se la llevará con ella para siempre.

Carolina Sal no quiso dormir a los animalitos que rescató de la calle. Pese a haber sido maltratados, dan la lucha día a día por vivir.

Ayudar a todos los animales callejeros sin importar su condición debe ser nuestra prioridad ante cualquier dilema. No tienen la culpa de no tener un dueño que los pueda cuidar, ni mucho menos de vivir en la miseria con pocas posibilidades de sobrevivir. Por suerte, siempre hay un ángel que está a dispuesto a darnos una mano.

Carolina Sal es una argentina de Tucumán que cumple una hermosa función con estos indefensos seres. Es una de las creadora de la Fundación «De patitas en la calle», entidad que cuida mascotas discapacitadas. Perros y gatos que no pueden caminar por la falta de alguna extremidad o que sufren de alguna condición que los hace estar inválidos, ven en ella una súper heroína.

La idea de Carolina comenzó desde que era niña, cuando encontró a a un minino que no pudo ayudar. Desde entonces, se prometió que nunca más dejaría que una animalito se le escapara de sus brazos. Hoy, más de 20 años después, dedica su vida a salvarlos.

En una entrevista que dio hace dos años a La Gaceta, Carolina contó que tiene animales discapacitados que usan sillas de rueda viviendo en su casa.

«Tengo dos perritas inválidas y un gatito. Tengo otras que rescaté muy temerosas, habían sufrido mucho maltrato. Están haciendo un trabajo de aceptación a la raza humana ante su pánico».

-Carolina Sal a La Gaceta-

La estudiante de veterinaria contó que Hada, una de sus inquilinas, utiliza un carro de con ruedas que está adherido a su tronco para poder movilizarse. Sale todas las tardes de paseo con otra perrita que está en las mismas condiciones que ella.

Carolina creó «Patitas en la Calle» hace nueve años en compañía de dos socias en la provincia de Tucumán. Comparten el mismo sueño, darles una segunda oportunidad de vivir. 

La joven contó sobre Tito, su gatito inválido. Los doctores le recomendaron dormirlo por el mal estado que estaba, pero ella pensó que si él comía, podría sobrevivir. Hoy es una de sus mascotas más queridas.

Para finalizar la conversación, Carolina invita a todos ciudadanos a adoptar a un perro en condición de discapacidad. Ellos se lo agradecerán. «Que la gente por favor entienda que son seres vivos, que sufren y que necesitan ayuda. Si podemos darles una mano, que no dejen de involucrarse con ellos. Que no dejen de sentir compasión», reflexiona. Revisa la entrevista completa en el siguiente video.

Todos los animalitos merecen seguir viviendo, a pesar de sus condiciones. La falta de una extremidad no es una excusa para dormirlos ante de tiempo. Aunque necesiten un poco de ayuda, pueden realizar su rutina cotidiana como cualquier otro ser. Felicitamos a Carolina por esta noble misión y esperamos que existan personas que se suman a esta iniciativa.

Nota original de upsocl

También te puede interesar: