Noviembre 20th, 2019
15/10/2019 - Sociales, Upsocl

30 años después, preparan nueva película de «Pippi Longstocking». Hoy es un símbolo del feminismo

Ahora, el Hada Madrina será afroamericana y queer. Es hora de dar más visibilidad a estas comunidades en el cine, ¡así que estamos más que felices por el anuncio!

Billy Porter está en la cúspide de su carrera como actor. Después de haber sido el primer actor de color abiertamente gay en ganar un premio Emmy como Mejor Actor de Serie Dramática —tras brillar como Pray Tell en la aclamada Pose—, Porter asumirá un nuevo desafío que no ha estado exento de polémicas.

¿Por qué? Porque el mismo actor confirmó que interpretará al Hada Madrina en la nueva cinta live action de «La Cenicienta», que será producida por Sony.

The new @NissanUSA Rogue is classically designed with stylish good looks – just like me, y'all! I'm in love with its savvy safety and fierce tech features, chic customized interiors, and its roomy comfort. We are driving in style. We are driving a Nissan! #ad #PartnersofProgress

A post shared by Billy Porter (@theebillyporter) on Oct 1, 2019 at 5:12pm PDT

Porter se suma al elenco de estrellas que dará vida a esta película, con Camila Cabello en el rol de la Cenicienta e Idina Menzel como la madrastra malvada. Sony hizo el anuncio de la cinta en abril pasado, también confirmando que será dirigida por Kay Cannon, quien dirigió la exitosa trilogía de Pitch Perfect.

La elección de Porter como Hada Madrina ha causado gran revuelo, básicamente porque se cambia el paradigma clásico de que el Hada es mujer. Tomando en cuenta el desplante y el histrionismo que tiene Porter a la hora de actuar, sumado a los llamativos atuendos que usa cada vez que aparece públicamente, el actor podría perfectamente ponerse los zapatos de un rol femenino sin problemas. ¡Y sabemos que lo hace muy bien!

Walking into the @richardquinn Spring Summer 2020 Runway Show right before he left us all SPEECHLESS at @londonfashionweek @britishfashioncouncil. The drama, honey! The most magical set design by @derekhardiemartin de by @santiagraphy #lfw #londonfashion #londonfashionweek Style by @sammyratelle for @rrrcreative Agency Wearing @richardquinn Hat by @hatcouturecreations of @the_confessional_showroom_nyc Gloves by @wingweftgloves Shoes by @gucci

A post shared by Billy Porter (@theebillyporter) on Sep 16, 2019 at 9:08pm PDT

Otra de las polémicas alrededor de esta elección es el color de piel de Porter, tal como pasó con Halle Bailey, la actriz afroamericana que hará de Ariel en la próxima versión live action de «La Sirenita». Muchos fanáticos creen que la historia previa se va a ver muy intervenida si cambian a los personajes por otros de color —en una postura que podría estar bordeando el racismo—, así que han manifestado su descontento en todos los canales posibles.

Sunday is simply a Funday. ‍♀️ Pick up your copy of the August issue of @backstagecast at your nearest newsstand and check out my interview with @thebenlindsay. by @chad_griffith Styling by: @sammyratelle for @rrrcreative Agency Glam by @lasonyagunter Styling Assistants: @ashleymarienyc @chloe.felopulos Jumpsuit & Silver Choker: @landerosnewyork Eyewear @mercuranyc

A post shared by Billy Porter (@theebillyporter) on Aug 11, 2019 at 1:53pm PDT

De todas maneras, la política de las productoras sobre la diversificación del color y el género de los actores va de la mano de los tiempos actuales, en donde los estigmas y barreras están cayendo lento, pero seguro. Por eso recibimos con alegría esta noticia, ya que Porter dará visibilidad a las comunidades queer y afroamericana en su rol, haciéndole ver al mundo que las estructuras tradicionales están cada vez más desgastadas.

The weekend is here. And it’s going to be fierce. Happy #pride @gaytimes wearing @prabalgurung x @andreolifinejewelry Jewels. Photography: @johnnovotny⁣⁣⁣⁣ Fashion: @sammyratelle⁣⁣⁣⁣ As told to: @wjconnolly⁣⁣⁣⁣ Hair: @nathanjuergensen⁣⁣⁣⁣ Grooming: @melissaadelaide⁣⁣⁣⁣ Fashion Assistant: @ashleymarienyc⁣⁣⁣⁣

A post shared by Billy Porter (@theebillyporter) on Jun 21, 2019 at 3:29am PDT

¡No podemos esperar para ver a Billy aconsejando y guiando a la Cenicienta!

Stranger Things ha hecho giros y cosas inesperadas, pero algo como esto sería realmente extremo.

Netflix ha tenido bastante series exitosas dentro de su catálogo. Está Orange is the New Black, su primer serie original y una de las más queridas de todas. Luego llegó House of Cards, la primera que le dio la atención y prestigio que buscaba para que comenzaran a considerarlo un igual a los grandes productores de series.

Pero con Stranger Things, lograron crear algo así como a su hijo desordenado y malcriado. La serie ha sido un éxito desde su primer episodio, con su mezcla de elementos de terror, aventura, nostalgia y una enorme cantidad de guiños y referencias a la década de los 80s.

La última temporada en estrenarse nos dejó con varias interrogantes, además de un nudo en la garganta. La pandilla logró prevenir una nueva invasión del mundo del Otro Lado, al mismo tiempo que desbarataron una trama soviética para convertir Hawkins en un portal permanente con los monstruos. Esto no les salió gratis: en el camino perdieron a algunos amigos y parientes muy queridos.

Pero lo más preocupante de todo, fue que en el último episodio, debimos ver cómo Eleven se esforzaba por usar sus poderes, los que aparentemente había perdido.

Esto y algunos otros momentos fueron interpretados por un grupo de fans para dar con una escalofriante teoría sobre lo que ocurrirá en la siguiente temporada. La mordida e infección que Eleven recibió de parte del monstruo no pareció sanar del todo. Todos creen que esto tiene relación directa con la pérdida de los poderes de la niña, pero algunos fueron más allá, al proponer que su infección la hará caer en las manos del Demagorgon. 

Si esto fuera real, tendremos que ver a la pandilla no solo teniendo que arreglárselas sin su principal aliado, sino que teniendo que hacerle frente a su amiga (y en el caso de Mike, novia… o ex-novia, no sabemos bien en qué quedaron).

Al final del último episodio dela tercera temporada, Eleven fue adoptada por la familia de Will y Winona Ryder (ella siempre se va a llamar por su nombre, sin importar la obra en la que esté participando). En el caso de que Eleven caiga en el control del monstruo, Will será el primero en sentirlo debido a sus propias experiencias, que le dieron la especie de «sentido arácnido» que les fue de tanta utilidad en sus últimas aventuras. 

De todas formas, no hay nada que la pandilla de Steve, Robyn y Dustin no pueda lograr. Estamos tranquilos.

Mientras tanto, otras personas creen que la 4ta temporada conectará con el desastre de Chernobyl.

 

A Kim Kardashian la trataron de ofensiva y desubicada.

Para muchos Halloween es una de las fechas del año más esperadas. Es que a todos nos entretiene disfrazarnos, sobre todo cuando somos adultos, pues es algo que ya no solemos hacer. Y claramente las celebridades no quedan fuera de ello y le sacan provecho a su dinero y a sus contactos para sorprender a sus fanáticos.

Sin embargo… con tanto dinero y profesionales de maquillaje todos esperamos que sean un verdadero éxito, pero no siempre es así.

Y estas celebridades son el mejor ejemplo de cómo arruinar algo tan simple como un disfraz de Halloween:

1. Hilary Duff y su ex, Jason Walsh, como «Pilgram and Indian»

Hillary Duff y su ex Jason Walsh pensaron que estaría bien ir a una fiesta de Halloween el 2016 vistiendo así. Sin embargo, después tuvieron que pedir disculpas en Twitter por todas las críticas que les llovieron al estar vestidos como una peregrina sexy y un jefe nativo americano. «Lo siento mucho por las personas a las que ofendí con mi disfraz. No se pensó bien y pido disculpas desde el fondo de mi corazón. Lo siento».

Pero ambos fueron tildados de racistas e ignorantes. «La vestimenta tradicional no es un disfraz y el hecho de que estés vestida de peregrina me demuestra lo insensible e ignorante que eres» escribió un usuario.

En 2013, Julianne Hough quiso vestirse como «Crazy Eyes» de Orange is The New Black y terminó siendo llamada racista por haberse pintado la cara de color negro. No era necesario.

La supermodelo se disfrazó como la diosa hindú Kali en 2008, pero algunos líderes hindúes se vieron ofendidos a tal punto por su elección de vestuario, que le exigieron que se disculpara. Ella nunca lo hizo.

Si Lily Allen hubiera decidido ir como una doctora común y corriente a la fiesta de Halloween de Kate Hudson el 2014, probablemente no hubiese tenido ningún problema. Sin embargo quiso interpretar al Dr. Luke, un productor musical que acababa de ser acusado de agresión sexual por Kesha.

Cuando Ashley se vistió como Cecil el León, que había sido asesinado recientemente por un dentista estadounidense, recibió un montón de críticas con las que se vio obligada a pedir disculpas al día siguiente.

Ningún acierto. El snowboarder profesional se vistió del personaje con necesidades especiales que Ben Stiller protagonizó en Tropic Thunder. Claramente le llovieron las críticas e incluso un portavoz de las Olimpiadas Especiales lo juzgó por su elección, haciendo que Shaun finalmente se disculpara.

Todos sabemos que Chris Brown no tiene muy buena fama después de lo violento que fue con Rihanna, pero después de este disfraz de terrorista solo lo empeoró. Incluso una persona lo llamó «la persona menos consciente de la Tierra».

A post shared by Jemima Khan (@khanjemima) on Oct 13, 2016 at 12:23pm PDT

El disfraz del productor Jemima Khan fue desagradable para varias personas. Incluso alguien le dijo «Debes estar avergonzado de ti mismo. Creativo y sin sabor. ¡¿Por qué materializar algo tan traumático!».

Los fanáticos estaban realmente divididos sobre la decisión de la actriz de ir como Geisha para su fiesta de Halloween 2013. Algunos pensaron que había escogido un increíble disfraz, y otros se sintieron pasados a llevar por su apropiación cultural. «Mi raza y las razas de otros no son un disfraz para unas vacaciones cursis», le escribió una usuaria.

Si bien nunca está bien imitar la cultura nativa americana, las celebridades siguen siendo juzgadas por hacerlo. Así le ocurrió a Ellie Goulding en 2014 cuando se vistió de «jefa» de nativos americanos y terminaron llamándola «racista» e «insensible».

Baby Girl Aaliyah pic.twitter.com/5GUHkNJgNi

— Kim Kardashian West (@KimKardashian) 29 de octubre de 2017

Kim intentó disfrazarse de la cantante Aaliyah, pero la acusaron de racista y desubicada por disfrazarse de una mujer negra sin serlo y porque además murió trágicamente en un accidente aéreo a los 22 años.

«Hay una diferencia entre representar y aprobar una cultura», le escribió una persona en su imagen compartida el 2016, intentando recordarle que el Día de los Muertos es en realidad una tradición mexicana que honra a los parientes muertos de las personas.

A Luann no le salió fácil haber intentado lucir como Diana Ross, pues le escribieron «Eres un cerdo racista» en su cuenta de Instagram, donde luego ella aclaró que no se había pintado la piel, sino que «Tenía un bronceador que me pongo normalmente como el resto de mi piel. Estoy bronceado, como ahora».

Tanto Khloé Kardashian como Scott Disick fueron criticados en 2014 por sus controvertidas elecciones para Halloween. Si bien el disfraz de Khloé no era ofensivo al ser una gata, la gente se ofendió por la foto que tomó con Scott y su amigo disfrazado de «Jeque», ya que consideraron que estaba difundiendo una imagen estereotipada y monolítica de la cultura árabe.

“Pippi es un canto a la autonomía, a la individualidad de cada niño, al derecho a la libre opinión», señaló Clara Porras (responsable de una librería en Madrid) a El País.

En 1945 y en formato cuento llegó una obra que ha logrado trascender a través de los años. Escrita en su momento por la sueca Astrid Lindgren post Segunda Guerra Mundial, nos describía a una niña pelirroja y pecosa con coletas paradas que encantó a todos haciéndose que se identificaran con ella.

De acuerdo a Deadline, para aquellos que leyeron su libro, que vieron su serie en 1969, o que fueron a disfrutarla en la pantalla grande en 1988, les tenemos excelentes noticias: se viene un reboot de este clásico nórdico.

La valiente niña de las aventuras fue tan exitosa que sus producciones llegaron a verse en 77 idiomas distintos, sus series y películas vendieron 65 millones de copias en todo el mundo. Fue Inger Nilsson quien prácticamente la globalizó con su atrevida interpretación en la serie de los 70’s, se llevó todos los aplausos a pesar del respetable trabajo de Tami Erin 20 años más tarde.

Studiocanal y David Heyman (productor de éxitos de la talla de Harry Potter) serán los encargados de llevarla a cabo. Heyman se pronunció al respecto, dejando en claro el orgullo que siente por la oportunidad:

«Estoy encantado de colaborar con Thomas Gustafsson, Olle Nyman y su equipo de la empresa Astrid Lindgren así como con nuestros compañeros de Studiocanal en la adaptación de la brillante y atemporal Pippi Calzaslargas. Pippi ha soportado e inspirado a familias de todo el mundo a través de su fuerza vital, su fuerza de carácter y su irrefrenable alegría de vivir. Los libros de Astrid Lindgren se han traducido en todo el mundo durante muchos años, un testimonio de su visión que estamos decididos a honrar con una nueva película», señaló David Heyman a Deadline.

Se espera que llegue a lo largo del año 2020 en honor a los 70 del lanzamiento del personaje. Una historia que va muy de la mano con las tendencias actuales, y que todas las niñas del mundo merecen ver.

Nota original de upsocl

También te puede interesar: