Octubre 18th, 2019
09/10/2019 - Sociales, Upsocl

Niño que irrespeta a sus padres no respetará a los demás de adulto. Los primeros años nos definen

Lidubina juntó dinero durante los últimos dos años para darle a Dariluz, su nieta, una gran fiesta de 15. Incluso, vendió un novillo. Es la mejor abuela del mundo.

Ellas nos aman como si fuésemos sus propios hijas. Nos crían desde pequeñas y nos comparten toda su sabiduría para enfrentar los problemas cotidianos de la vida. Sus muchos años de experiencia las avalan. Hacen todo lo que está a su alcance para hacernos felices, incluso si esto significa realizar ciertos sacrificios. Esta historia te enternecerá el corazón.

Una abuelita de 70 años gastó todos sus ahorros para darle una fiesta de quinceañera inolvidable a su nieta. A pesar de que viven en la pobreza, la anciana usó hasta el último peso para que la celebración fuese como la de una princesa, y lo consiguió. Dejó a la joven sin palabras.

Lidubina Durán estuvo juntando todo el dinero que pudo durante los últimos dos años para el cumpleaños Nº15 de Dariluz. Esta conmemoración es muy importante, ya que significa que la muchacha dio un gran paso. Dejó de ser una niña. Ahora es toda una mujer.

La anciana le compró un hermoso vestido dorado que le combinaba a la perfección con la elegante corona que usó. Decoró su humilde patio de tierra con globos de este color, donde resaltaron los números de la festejada.

Al ver la preparación que realizó su abuela con esfuerzo y dedicación, Dariluz no pudo evitar emocionarse hasta las lágrimas. Recordará sus 15 años para el resto de su vida.

Según informa La Opinión, Durán consiguió gran parte del dinero cuando compró un novillo. Lo crío durante 24 meses y lo vendió a mayor precio para comprar todo lo necesario para la fiesta.

El hecho ocurrió en Cúcuta, Colombia y fue divulgado por el sitio de Facebook Difusión Huejutla. Las imágenes se han llenado de felicitaciones a Lidubina. Le dio alegría a su nieta a pesar de las precarias condiciones en las que viven. «Es la mejor abuela del mundo», «eso es amor verdadero», «Dios bendiga a esta anciana», fueron algunos.

Lidubina es un claro ejemplo de que el amor que siente una abuela por su retoña es uno de los más fuertes y puros que existen. Todo el sacrificio que realizó durante los últimos años se vio recompensado en la sonrisa de Dariluz. Felicitaciones a ambas.

Más de 300 mil personas firmaron una petición para que Waylon Johncock sea castigado y sancionado por la Policía de Australia del Sur, pero a una semana del crimen aún no ha pasado nada. La paciencia de la comunidad se acaba.

Hace unos días cubrimos la indignante historia de Waylon Johncock, el policía australiano que, inexplicablemente, mató a pedradas a un wombat en el estado de Australia del Sur. El oficial, quien tiene un pasado como jugador de la liga de fútbol australiano local, se defendió diciendo que tenía derecho a hacerlo por ser descendiente de aborígenes, terminando de ganarse el repudio de todo el mundo.

Pero ahora, la situación se tornó incluso más insólita, ya que después de una semana de críticas y con más de 300 mil personas pidiendo una sanción, Johncock nunca fue dado de baja y sigue cumpliendo sus labores de policía como si nada hubiese pasado.

Es verdad que algunos aborígenes locales argumentaron que Waylon estaba ejerciendo sus derechos tradicionales de caza sin hacer nada malo, pero los ancianos de algunas comunidades lo destruyeron, ya que su conducta era una burla para ellos.

En tanto, las redes sociales de la Policía de Australia del Sur fueron bombardeadas con centenas de comentarios exigiendo un resumen de la investigación en contra del oficial. «El mundo completo está mirando y esperando que prevalezca la justicia. Nada que no sea despedir y demandar a este individuo será aceptado», dice uno de los comentarios, que resume el malestar de la comunidad respecto a este crimen.

Hace una semana, el comisionado Grant Stevens prometió que la investigación sería tratada de manera urgente y con la «mayor seriedad», además de prometer una actualización sobre el estado de la pesquisa.

«Creo que las acciones que se ven en el video son totalmente aborrecibles e inaceptables. Soy consciente de la rabia de la comunidad respecto a este asunto (…) quiero reafirmarle a todos que las acciones del video no se alinean con los valores ni las conductas que espero de mis empleados, ni con los estándares de la comunidad. Muchos empleados de la Policía de Australia del Sur también me han comentado que encuentran detestable el video, y que no es consistente con sus valores».

Grant Stevens, comisionado de la Policía de Australia del Sur, en rueda de prensa

Por otra parte y como mencionamos arriba, algunas comunidades indígenas mostraron su repudio por las horribles acciones de Johncock. Major Sumner, un anciano de la comunidad aborigen de Ngarrindjeri, comentó que el delito cometido por el oficial de policía «no es un juego».

«Nunca hemos cazado de esa manera, y hasta el día de hoy no lo hacemos así. Si ellos dicen que estaban cazando para comer, no irían a cazar una oveja de esa manera, ni cualquier tipo de ganado. Si quieres cazar por comida, debe ser hecho de la manera más humana posible y terminar con la vida del animal en ese mismo minuto, no es un juego divertido».

Major Sumner, anciano de la comunidad de Ngarrindjeri, a The Advertiser

Muy aborigen será, pero Waylon Johncock no puede escudarse en su origen para justificar la atrocidad que hizo con ese pobre wombat… da para pensar qué pasaría si él fuese la víctima.

Lexi Mama es la favorita de las cuidadoras, quienes no hablan más que maravillas sobre su carácter. Pero el día en que recibirá un hogar sigue sin llegar.

La vida de los perros en los refugios para mascotas puede varias desde una vida digna y estable, a un paso por el verdadero infierno canino. Dependiendo de donde se encuentre ubicado y los recursos que tenga a su disponibilidad, un refugio canino puede ser simplemente eso, un lugar donde los animales están de paso, protegiéndose de la tormenta pero donde no se espera que vayan a quedarse toda la vida, o en el otro caso, un hogar comunitario, donde recibirán el tratamiento y la vida digna que se merecen por llegar a este mundo dominado por nosotros, los monos pelados con todo el poder. 

Desgraciadamente, no todas las personas están dispuestas o tienen los medios y recursos para adoptar a un animal abandonado o recogido de la calle. Por esto es que algunos deben permanecer más del tiempo que ellos, y ciertamente los encargados y protectores de animales, desearían verlos dentro de los jaulas.

La historia de Lexi Mama, una perrita pitbull que recide en un refugio en el estado de Nueva York, es un buen ejemplo de cuando la suerte y la voluntad de las personas no logra trabajar en equipo. Lexi fue recogida cuando era solo una cachorro, en una fría noche en la que de otra manera, su vida pudo haber estado en grave peligro. Fue llevada al refugio de Town of Hempstead Animal Shelter, donde se le hizo una revisión médica, en la que descartaron que tuviera alguna enfermedad o tuviera alguna herida o daño en sus extremidades o sus interiores. 

Lexi fue admitida en el refugio. Viéndola que era una perrita pitbull joven, de buen talante y amistosa, dieron por hecho que a lo más tendrían que esperar un par de semanas para que alguien decidiera convertirla en su nueva mascota y perra guardiana de su hogar.

Desde esa noche en que la rescataron de las calles, ya han pasado cuatro años. Lexi ha crecido y ya está en edad adulta, sin que nunca alguien haya decidido invitarla a su hogar. Bonnie Zarrillo, unas de las voluntarias del refugio, ha desarrollado una relación muy cercana con Lexi. Asegura que es una perrita muy cariñosa y fiel, llena de amor y lista para unirse a una familia que necesite a una mascota. Si fuera por ella, la adoptaría, pero vive con dos gatos que necesitan cuidados especiales y Lexi no es demasiada amiga de los gatos. 

Esto no significa que no pueda darle atención. Bonnie saca a pasear con frecuencia a Lexi y se preocupa de pasar tiempo a con ella. La perrita lo aprecia mucho, pero aun así, Bonnie no puede evitar sentir que el corazón se le aprieta cuando la debe devolver a su jaula.

Ya llegará el momento en que Lexi encuentre su hogar definitivo.

Las altanerías que comienzan en el hogar con mamá, papá, abuelos y hermanos mayores, solamente continúan con el paso del tiempo si no se frenan a tiempo.

La infancia es tan clave en nuestras vidas, que puede llegar a definir los que seremos en un futuro. Es por ello que los padres, las madres, abuelos, hermanos mayores, representantes terminan siendo fundamentales en nosotros, ayudan a moldear nuestra educación.

Queda de nosotros intentar absorber esos valores positivos que nos transmiten, principalmente el respeto. A nadie le gusta un niño desobediente y mal educado, es esto quizá lo fundamental previo a permitirles que exploren el mundo por sí mismos.

Generalmente se dice que los abuelos malcrían, pero la realidad es que cuando se ponen los límites claros y se prioriza la educación por encima de complacer cada gusto, se cumple con la labor. No obstante, encontrar el balance entre poner carácter sin ser demasiado duros, es parte de la estrategia del éxito.

Obviamente al pequeño lo guían varias directrices, como en toda ponencia hace falta simplemente unificar discursos, para que no crezca confuso y sienta una verdadera guía de apoyo. Que parta con las herramientas necesarias.

La pregunta es simple: ¿un niño que no respeta a nadie en su casa está preparado para respetar al resto? Pues no.

Es necesario partir dando el ejemplo, ya que como quien dice son una máquina de imitar en sus primeros años. No hacemos nada diciéndole que hacer cuando el ve que no somos congruentes con nuestro discurso.

De acuerdo al Dr. Leonard Sax en su artículo para Intellectual Takeout son necesarias 3 cosas: poner a la familia antes del niño (respetar momentos como la cena familiar), eliminar distracciones (ambos deben dejan teléfonos o pantallas estando juntos, que haya conversación cara a cara), y ser claro con los cambios que queremos que hagan o que mejoren.

 

Nota original de upsocl

También te puede interesar: