Octubre 16th, 2019
11/07/2019 - Sociales, Upsocl

«Ni siquiera tenía habilidades básicas»: Brooklyn Beckham ha sorprendido a todos en su nuevo trabajo

Un dueño pensó que le quitaba el dolor a su perro con ibuprofeno, y sin saberlo, lo envenenó hasta la muerte.

Aunque jamás hay que hacerlo, muchas personas se automedican a sí mismos con remedios de venta libre cuando tienen algún tipo de dolencia menor… Si bien está contraindicado, de no quitarles el dolor, de seguro nada más grave les sucederá, porque al final esos medicamentos están creados para los humanos.

No sucede lo mismo con los perros, que tienen un organismo totalmente distinto.

Resulta que varias personas creen que para adoptar a un perro basta con amarlos incondicionalmente, pero se equivocan. Tener dinero es esencial para poder llevarlos al veterinario en caso de que tengan algún problema de salud y necesiten asistencia profesional.

Solo de esa manera se podrán evitar terribles tragedias.

Tal como podría haber sucedido con un perrito en Chile, que terminó intoxicado luego de que su dueño le diese una pastilla de Ibuprofeno diaria durante 5 días porque se había peleado con otro perro y estaba adolorido.

«Sin saberlo, le envenenó» escribió el médico veterinario Eduardo Nugra, en su cuenta de Facebook donde publicó una impactante foto en la que se ven las encías, de un tono amarillento, pertenecientes al perrito que tuvo que ser eutanasiado luego de que su hígado quedara totalmente destruido por el medicamento.

«No todo lo que es bueno para los humanos, es correcto para las mascotas. Cuidado con medicarlos sin prescripción veterinaria» finalizó el especialista.

Según dijo a BioBioChile Gaspar Romo, médico veterinario y presidente de la Asociación de Etología Clínica Veterinaria de Chile (Asecvech), «todos los medicamentos que ingieran las mascotas deben ser recomendados por el médico veterinario tratante. Es importante recalcar que nunca se debiera dar un medicamento al animal por iniciativa propia sin recomendación del profesional«.

Además aseguró que hay que poner especial atención a los síntomas que pueden aparecer con las intoxicaciones, aunque el tiempo en el que se presentarán dependerá del tipo de sustancia y la cantidad ingerida.

Entre los signos más comunes destacan vómitos, diarrea, taquicardia, aumento en la frecuencia respiratoria, hipersalivación, diarrea con sangre e ictericia (coloración amarilla de las mucosas y la piel). Sin embargo, en casos severos también pueden presentarse signos neurológicos como convulsiones y coma.

De acuerdo a sus palabras, «Es importante igual reconocer que todos esos signos se pueden producir por otros problemas diferentes de una intoxicación, por lo que es importante mencionar al veterinario si se sospecha que el perro pudo haber consumido algún tóxico de manera casual o inducida por un tercero«.

Finalmente el único que puede frenar una intoxicación es un veterinario. Así que aquellas soluciones caseras que suelen circular en internet de tipo «cortar la punta de una oreja o darle leche» no generan ningún efecto, quitan tiempo valioso para el tratamiento adecuado de la mascota e incluso a veces pueden empeorar la situación.

Lo más efectivo sin duda es inducirle el vómito -con salmuera o una solución de agua oxigenada (1-2 ml por kg., máximo 45 ml)- en lo posible antes de las dos horas de haber ingerido el tóxico, aunque según el médico debe ser «siempre que no se trate de una sustancia irritante como cloro o soda cáustica, pues en ese caso el vómito empeorará la situación».

Se recomienda tener total precaución y antes de tomar cualquier medida, llevarlo enseguida al veterinario para darle el tratamiento más adecuado según el tipo de intoxicación. «No todos los tóxicos tienen antídoto y el tratamiento indicado variará según el tóxico particular, por lo que es indispensable llevar oportunamente al veterinario para que la situación se resuelva de la mejor manera posible», aseguró Romo.

Así que ya sabes, jamás automediques a un animal y en caso de intoxicación por algún agente tóxico, llévalo de inmediato al veterinario, pues una atención oportuna y a tiempo podría salvarle la vida y evitarte la culpa que probablemente nunca te perdonarías si le fallaras.

En su nuevo trabajo como aprendiz de un legendario fotógrafo, el hijo de Victoria y David ha demostrado que le falta mucho por aprender. Pero su entusiasmo sería el suficiente como para compensar sus faltas.

El mito siempre es que los hijos de los mega famosos, tienden a tener la vida un poco más fácil que el resto. La fama, prestigio y dinero de sus padres sirven para abrirles muchísimas puertas que el resto tendríamos que desgastarnos los nudillos tocando, soñando con que alguien del otro lado nos escuche y de una oportunidad. Algunos han demostrado que a pesar de que tuvieron esta facilidad, sus talentos y habilidades eran reales, sin importar cuanta ayuda hubieran tenido de sus padres. 

Pero también hay otros que nos hacen pensar qué pasaría si no tuvieran los padres que tienen. Al parecer, Brooklyn Beckham, el hijo de la ‘pareja perfecta’, David y Victoria Beckham, es más del segundo grupo que del primero. 

La primera noticia que llamó la atención de varios, es que Brooklyn había conseguido estudiar y ser ayudante de un fotógrafo de fama mundial. Se trata de Rankin, un fotógrafo con muchísima experiencia y trayectoria. Teniendo en cuenta que hasta el momento, Brooklyn no ha demostrado un talento demasiado importante para el arte de las fotos, algunos se preguntaron si en verdad había entrado ahí por sus propios méritos. 

Si la información que publicó Page Six es verídica, al parecer no estarían muy equivocados. La publicación señaló que Brooklyn estaría con muchos problemas en su nuevo trabajo. Al parecer, el hijo de los Beckham ‘con contaba ni siquiera con las habilidades más básicas’ para la fotografía. 

Esto es no menos que sorprendente, teniendo en cuenta que Brooklyn se dedica a las fotos hace años. Incluso publicó un libro de estas. No fue nada bien recibido por los críticos, pero de todas maneras.

Al mismo tiempo, la información dijo que aunque Brooklyn estaría teniendo dificultades con su trabajo, su buen ánimo y entusiasmo serían el necesario para complementar las habilidades que al parecer le estarían faltando.

Si es tan como se dice, y Brooklyn en verdad se encontró con una carrera más complicada de lo que creía, deberá perseverar. Teniendo en cuenta que viene de una familia como la suya, es posible que no aguante la frustración. 

Pero por otro lado, si aguanta y aprende lo necesario, puede que llegue a ser un gran fotógrafo. Después de todo, tiene una oportunidad única. Cómo la haya conseguido no importa tanto, como que la aproveche.

Esperemos que Brooklyn demuestre que la fotografía es realmente su sueño. Y con ello, cierra la boca a todos los tabloides que le puedan desear mal.

 

 

Nota original de upsocl

También te puede interesar: