Julio 17th, 2019
10/07/2019 - Sociales, Upsocl

¡Adios amigos! Friends dejará Netflix el próximo año. Ya no estarán nunca más ahí para nosotros

Gracias a ellos pudo salir de casa y asistir a clases durante varios meses.

Lidiar con la pérdida de un familiar no suele ser fácil. Sin embargo, para algunas personas -que acostumbran ver muertes, aunque sea de desconocidos- a veces tampoco lo es. Al menos así lo dejaron claro los bomberos de Marbella al comunicar la sentida muerte de Benjamín, un pequeño de 7 años.

Resulta que desde hace algunos meses, ellos se habían ofrecido voluntariamente para ayudar al menor y a su madre, ya que ambos vivían en un cuarto piso y se les hacía muy difícil salir del hogar, debido a la parálisis en el lado derecho del cuerpo del niño a causa de un tumor cerebral.

Debía trasladarse en silla de ruedas y no había ascensor…

Sin embargo, los bomberos estaban allí para ayudarlos. Y gracias a ellos, Benjamín pudo asistir a la escuela durante varios meses.

Pero el viernes pasado, el niño falleció inesperadamente por un paro cardiorrespiratorio, dejando a su madre devastada y sin los recursos suficientes para poder despedirlo y sepultarlo.

Afortunadamente los bomberos tenían dinero ahorrado especialmente para el pequeño, pues soñaban con encontrar otro domicilio adaptado a la condición de Benjamín para mejorar su calidad de vida.

Si bien el dinero no alcanzó a ser utilizado con ese fin, ahora destinaron los 6.000 euros que habían recaudado para pagar los gastos fúnebres del pequeño.

«Desde el Real Cuerpo de Bomberos de Málaga trasladamos nuestros más sincero pésame a familiares y amigos de Benjamín, y a los compañeros bomberos de Marbella, los cuales crearon un vínculo muy especial con el pequeño. DESCANSE EN PAZ» escribieron desde la página de Facebook de la institución.

Un aplauso para estos verdaderos héroes, que estuvieron dispuestos a ayudar desinteresadamente al niño en vida y ahora también en la muerte.

Los derechos de la serie fueron exigidos de regreso por Warner Bros. quienes la harán debutar en su propio canal de streaming.

Puede que la discusión de si es o no la sitcom definitiva de la historia de la televisión no termine de resolverse jamás (mientras nadie viaje atrás en el tiempo y elimine la existencia de Seinfeld, ninguna sitcom puede sentarse con tanta seguridad en el trono), pero Friends es sin lugar a dudas la más popular de todas. La serie ya lleva más de diez años sin estrenar un capítulo nuevo, pero aun así, es uno de los programas más vistos en el mundo entero. Esto solo aumentó con la compra que hizo Netflix de los derechos de la serie.

Puede que no haya nada más cómodo que dejar que el reproductor automático nos alimente un episodio de la serie después de otro. Pero esto tiene sus días contados: Netflix perderá los derechos de la serie en menos de un año más. 

Sí, puedes entrar en pánico: desde el 2020, no podrás ver Friends por Netflix. Nunca. Más.

La causa de esto es algo que en verdad nos da un poco de rabia. Los dueños de los derechos de la serie, Warner Bros., decidieron anunciar el lanzamiento de su propio servicio de Streaming, donde ofrecerán todas las series exitosas que han producido y transmitido en su historia, como Two and a Half Men o Big Bang Theory. Estaba claro que para que esto tuviera éxito, no podían dejar fuera a la joya de su corona: Friends. 

A pesar de que no es una serie original ni existe alguien sobre la faz de la tierra que no sepa cómo termina, Friends es uno de os programas más vistos de Netflix. La brevedad de sus episodios, sumado a los divertidos que son y lo encantador del elenco, lo vuelven el programa perfecto para ver sin parar, como se ha vuelto acostumbrado hacer en las famosas y relajantes maratones de Netflix. 

Esta noticia sirve solo como la última confirmación de una tendencia que se viene anunciando hace un tiempo: el fin de la facilidad del streaming. A lo que me refiero con esto, es que esta época en que teníamos una gran cantidad de programas de calidad en uno o quizás un par más de servicios de streaming, está por acabarse. En un futuro cercano, tendremos una infinidad de servicios, cada uno ofreciendo un par de programas. 

En otras palabras, el marcado apunta a replicar el mismo sistema que tenía cuando había que comprar suscripciones a los canales de televisión, algo que creímos que el streaming había derrotado para siempre. Pero no, volverá, y con más fuerza que nunca.

Así es, ya no estarán acá para nosotros.

Nota original de upsocl

También te puede interesar: