Julio 17th, 2019
02/07/2019 - Musicales, Rolling Stones

El duro testimonio de Penélope Cruz sobre la maternidad y las presiones que sufrió

Gwyneth Paltrow invitó a Penélope a una entrevista abierta en el marco de sus jornadas In Goop Health

Penélope Cruz

asistió a un encuentro organizado por

Gwyneth Paltrow

llamado In Goop Health, en el cual ambas actrices protagonizaron una entrevista pública, conducida por Paltrow, para hablar de distintos temas vinculados a la salud y al bienestar. La actriz española fue muy sincera con sus testimonios y habló sin reparos sobre todo lo que implica ser madre, temas que muchas veces son tabúes y permanecen fuera de las conversaciones entre las mujeres. Sus declaraciones fueron aplaudidas y agradecidas por el público porque sin dudas ayudaron a desmitificar ciertas situaciones.
“Me di cuenta de la cantidad de cuentos de hadas, películas y mensajes de la sociedad que me han llegado por la forma en que salí del hospital la primera vez y la manera en que lo hice la segunda (es mamá de dos). Éramos dos mujeres diferentes”, dijo Cruz. “La primera vez me obligué a mí misma a ser una
superwoman, empeñada en dar a luz de forma natural y doce horas después dejar el hospital en tacones. Ahora echo la vista atrás y me pregunto, ‘¿Quién te pidió que hicieras eso? ¿Quién te pidió que no delegaras, que sintieras que tenías que hacerlo todo por ti misma las 24 horas del día y te olvidaras de cuidarte?'”, reveló. “Y esto no tiene nada que ver con el feminismo. Haciendo eso no me estaba respetando ni cuidando a mí misma”, añadió.
Según explicó, la diferencia entre aquel primer parto, luego del cual trató de mostrarse fuerte y espléndida, y el segundo, fue drástica gracias a la reflexión y reordenamiento de sus prioridades. Lo primero, era cuidarse a sí misma: “[Con el segundo parto] decidí que iba a estar tres días en el hospital. Estaba en la cama con el bebé y venían mi hijo y mi marido, que me ayudó mucho. Necesitas darte cuenta de que necesitas comer, dormir y darte una ducha”, explicó.
También a partir de la maternidad, Penélope decidió seleccionar mejor sus papeles y adaptarlos a los tiempos de Javier Bardem. “Estoy feliz de decir que mi ego se ha vuelto más pequeño con el paso del tiempo. Solía tener tanto miedo de lo que la gente podía pensar de mí, si iba a ser aceptada o querida, que dedicaba mucha energía a cultivar la percepción que quería que se tuviera de mí. Pero cuando me convertí en madre, algo cambió dentro de mí y dejé de preocuparme por esas cosas”.

Nota original de RollingStones

También te puede interesar: