Octubre 22nd, 2019
02/07/2019 - Sociales, Upsocl

Creyó que su anillo de matrimonio estaba «maldito» y lo ató a un pez. Dice que su vida mejoró

Y lo peor de todo, es que pese a ser desenmascarado, continúa montando su show por si alguien cae.

No solo los humanos son capaces de cometer fechorías. Al menos así lo dejó claro un perro de Argentina llamado Blanqui, que suele visitar a los estudiantes de la Facultad de Derecho de Rosario simulando ser un hambriento perro callejero.

Pero gracias a que alguien se atrevió a delatarlo, ahora es considerado como un verdadero maestro del engaño.

Resulta que la usuaria de Twitter identificada como «Mana», descubrió que el adorable perrito abandonado que solía visitar su Universidad para pedir cariño y de todo tipo de bocadillos le había estado viendo la cara a ella y a todos los estudiantes durante largo tiempo, pues aunque simulaba muy bien ser de la calle, tenía un dueño que muy alimentado lo mantiene.

Conocido como el perro vaca, Blanqui se deja ver de lunes a viernes en las instalaciones de la universidad rosarina para mendigar alimentos. Y da tanta pena, que incluso los auxiliares y los profesores más destacados han caído rendidos a sus pies y lo han alimentado más de una vez.

Pero su realidad es otra… y sí que sabe montar bien su actuación de perro callejero.

De acuerdo con las publicaciones de la chica, cuando el perro no encuentra mucha gente en la universidad, sabe perfectamente dónde encontrarlos y aparece en el parque España para llenar -una vez más- su insaciable barriga.

Si no, suele esperar fuera de la carnicería, donde le es más fácil montar su cara de perro muerto de hambre y embaucar a la gente inocente que pasa por allí y se apiada de él.

Y todo la farsa podría haber seguido oculta, de no ser por esta chica, que justo se encontró con él cuando su dueño -sí, leen bien- le estaba dando un paseo junto a su otro hermano perruno, ambos atados de una correa.

Y parece que el hombre no tiene idea del montaje de su perro.

Lo peor de todo, es que pese a haber sido desenmascarado e incluso expuesto en las redes sociales, Blanqui sigue haciendo de sus fechorías, con un nivel de descaro que incluso hace sentir admiración por su forma de enfrentar la vida.

Este perro sí que es una mente maestra.

Victoria Beckham, Kate Hudson y muchos otros se unieron a las celebraciones en todo el mundo.

En junio tuvo lugar el mes del orgullo homosexual. Todo tipo de celebraciones tuvieron lugar en todo el mundo, demostrando que ya no hay vuelta atrás con la aceptación de los distintos tipos de sexualidad y la decisión que las personas pueden hacer sobre esto. Como si no fuera suficiente, muchísimos famosos ocuparon las redes sociales para presentar sus respetos y apoyar las celebraciones. 

Estas 11 fotos muestran los mejores posts y twitts que llegaron en todo el mes.

1. Lady Gaga.

2. Barack Obama envió un bello e histórico Twitt.

Hace 50 años, la historia fue escrita en el Stonewall Inn cuando la comunidad lbgt de Nueva York se levantó, alzó la voz y comenzó un movimiento. En el 2016 tuve el orgullo de designar este lugar como un monumento nacional — un recordatorio de que nuestra historia es una historia de progreso, siempre y cuando sigamos presionando para que así lo sea. 

–Barack Obama por Twitter.

3. Matt Bomer.

4. Madonna.

5. Victoria Beckham.

6. Andy Cohen.

7. Kate Hudson.

8. Wendy Williams.

9. Gus Kenworthy

10. Karamo Brown y Jonathan Van Ness, de Queer Eye.

11. Drew Barrymore.

¡Qué viva la igualdad!

Un problema en las piernas le impide caminar y tampoco tiene los medios para comprarse una silla de ruedas.

La vejez debería ser una etapa de pura felicidad y descanso. Después de haber trabajado toda una vida, lo único que se debería hacer durante la tercera edad es sentirse acompañados, relajados y rodeados del amor de la familia creada.

Sin embargo… es todo lo contrario. En algunos países las pensiones no son suficientes al momento de la jubilación y los abuelos, con sus cuerpos y organismos ya cansados, deben seguir trabajando para poder alimentarse y costear sus gastos.

Bien lo sabe esta mujer de casi 85 años llamada Dionicia Mamani Espinoza, de Moquegua en Perú, que debe gatear en una carretera para poder cruzar hacia el otro lado.

Los problemas en sus piernas le impiden hacerlo de otra manera y además no tiene los recursos suficientes para poder comprar una silla de ruedas mucho más cómoda y apta para trasladarse de un lugar a otro sin tener mayores complicaciones.

Como lo hace en plena vía pública y a plena luz del día, son muchas las personas que han sido testigos de su triste situación. Incluso le han tomado fotos para viralizar su caso a través de las redes sociales y pueda recibir algo de ayuda de algún noble corazón.

«¿Dónde están las autoridades que no ven este caso y no denuncian a su familia por no hacerse cargo de esta señora?», dijo un molesto usuario.

Afortunadamente, la imagen en redes sociales conmovió a varios. Tanto, que un desconocido se puso en contacto con la mujer y le donó la tan necesitada silla de ruedas.

Por otra parte, el Programa Nacional de Asistencia Solidaria, denominado «Pensión 65» se encargó de estudiar la causa de Dionicia, para otorgarle una protección que debería haber estado disponible desde los 65 años de edad de la mujer. Incluso le renovaron el DNI para que no tuviera problemas al cobrar su dinero.

Su familia, en tanto, se comprometió a cuidarla y darle apoyo en todo lo que necesita.

Esta peculiar pareja prefiere burlarse el uno del otro para solucionar sus problemas y evitar peleas. En la guerra y el amor todo vale

Cada pareja es distinta y cada quien tiene su forma de tomarse los problemas, mientras algunos se molestan y no admiten jueguitos en momentos serios, otros encuentran en la risa una forma terapéutica de resolver los problemas No está de más buscar el lado chistoso y no centrarse en cosas que puedan generar una larga e innecesaria batalla.

Al menos así piensa el usuario de Twitter @ Tgflx1, quien al molestarse ve la vida por el lado gracioso, a través de un hilo compartió una serie de fotografías antes-después mostrando como edita las imágenes cuando está enojado con su pareja, muestra como se la imagina en esos momentos y juntos se ríen del resultado:

Sometimes when my girl makes me mad I upload pictures with her forehead edited to be slightly bigger pic.twitter.com/lRaZiTAZ1A

— Tgflx (@Tgflx1) June 27, 2019

«A veces cuando mi chica me hace enojar yo cargo las fotos con su cabeza estirada para que se sienta un poco más grande», expresó el chico en redes.

Si usted está pensando que es ofensivo, denigrante, puede que tenga razón pero también que esté equivocado. El psicólogo John Gottman es creyente de que el humor ante el conflicto es más efectivo que los que ‘discuten con seriedad’. También, un estudio de la Universidad de Kansas notó que quienes bromean entre sí, tienen relaciones más duraderas. 

Con más de 338mil likes, con casi 60mil compartidos y con unos 1400 comentarios la creatividad de los usuarios en la red no tardó en aparecer con otras cómicas propuestas inspiradas en la misma idea:

Cada pareja tiene su mundo, su forma de jugarse pesado o liviano, lo que si es clave es conseguir ese balance en el que se logre la felicidad, y por supuesto, todo con sus limites. Entre bromas pesadas en vez de encontrar risas se pueden hallar más problemas que afecten a la relación.

«Cuando lo vimos creímos que era una etiqueta en su cola, pero después notamos que era un anillo de matrimonio», dijo un pescador.

La cantidad de criaturas marinas que se ven en peligro por nuestros desechos es preocupante. Tortugas que mueren atoradas en redes, o animales que mueren con kilos de plástico en sus estómagos son solo algunos casos. Y, aunque muchos han tratado de frenar esta crueldad, hay algunos que no tienen ideas mejores que poner a propósito objetos en los cuerpos de estos animales.

Un grupo de pescadores atrapó un pez y se llevaron una tremenda sorpresa. No estaba atrapado en ninguna red ni nada, sino que tenía un anillo atado a su cola. ¿Cómo llegó ahí?

Un grupo de amigos compuesto por Jim Nelligan, Bob Nichols y John Massard estaban pescando en el Lago Michigan cuando se sorprendieron con la pesca. Habían capturado al pez durante un torneo que se desarrollaba en el lugar. El pez tenía algo atado a su cola. 

Al comienzo pensaron que se trataba de una etiqueta, pero la verdad vino cuando miraron más allá y descubrieron que era un anillo de matrimonio.

Los amigos notaron que el anillo tenía la inscripción «SDH Steel». Pensaron que era un dispositivo de rastreo, aunque es poco común que los investigadores aten etiquetas a los peces para monitorearlos.

No se imaginaban quién podía atar un anillo a un pez y dejarlo flotar en el lago. El descubrimiento se quedó como misterio por unos días hasta que alguien habló: el dueño.

El Capitán Jason Rose habló con Chicago Sun Times y dijo ser el dueño del anillo. 

«Soy un guía pesquero, ella siempre estaba en contra de mis sueños y odiaba cuando pescaba. Cuatro años pasaron hasta el divorcio, sentí que debía deshacerme de ese anillo, pero no quería sólo quitármelo, así que encontré la mejor manera de deshacerme de él»

-Capitán Jason Rose a Chicago Sun Times

Así mismo, explicó que ese anillo estaba «maldito» o así él lo creía, pues asegura que su vida «ha mejorado» desde que se liberó del anillo.

¿Será tan así? Quizá debió casarse con un pez y le habría ido mejor.

Nota original de upsocl

También te puede interesar: