Noviembre 12th, 2019
18/06/2019 - Sociales, Upsocl

Soy millennial y prefiero quedarme en casa viendo una serie. No me interesa andar siempre de fiesta

Incluso pueden pedir que los seden antes de asesinarlos, para tomarse una foto con sus «trofeos».

En Sudáfrica existen las granjas de leones, que aunque lo primero que se nos venga a la cabeza sean animales cuidados y protegidos en lugares especiales, la realidad es precisamente justo lo contrario.

De acuerdo a un estudio desarrollado a lo largo de un año, cientos de leones mueren masacrados en este tipo de instalaciones, víctimas de la ambición y la crueldad de un montón de cazadores que solo buscan entretenerse a costa de la vida de estos inocentes animales.

Resulta que primero los mantienen en cautiverio para luego ofrecerlos para la caza y venta de sus huesos. Incluso los encargados del negocio utilizan aplicaciones de mensajería instantánea com WhatsApp para dar a conocer sus «ofertas» a los cazadores extranjeros que más dinero tienen.

Les envían fotos de las posibles víctimas disponibles y a cambio ellos deben pagar sumas anticipadas que alcanzan cerca de los 54 mil dólares.

Aunque los ligres, animales que nacen del cruce entre un león y una tigresa, son más requeridos, ya que como sus huesos son más pesados, los consideran ideales para ser vendidos en el mercado de las medicinas tradicionales, muy fuerte en China y el sudeste asiático.

Además se logró identificar diversas modalidades para la caza. Entre ellas está la «verde», que permite que los leones sean sedados antes de ser asesinados para que sus cazadores puedan fotografiarse con sus futuros trofeos.

Sin duda es una práctica lejos de ser recreativa o «divertida» como la catalogan varios.

Es más, ni siquiera tienen piedad con los animales que están enfermos y que nadie querrá cazar. A ellos los trasladan en camiones hacia mataderos donde los mantienen en condiciones terribles para luego ser sacrificados.

Lo cierto es que según la investigación financiada por el ex parlamentario británico Michael Ashcroft, el negocio está lejos de acabar, pues está bastante extendido por Sudáfrica y aseguran que el Gobierno británico es totalmente cómplice de la situación, ya que permiten atrocidades de este tipo como la importación de «trofeos de caza».

Un científico chileno logró un registro inédito, ya que la especie es propia del hemisferio norte.

Un científico chileno acaba de conseguir un logro único: por primera vez fotografió a un delfín liso en las aguas del Estrecho de Magallanes en Chile.

El biólogo marino Marco Pinto dio con la rara especia cuando navegaba por las aguas australes para recolectar fitoplancton, según consignó el periódico local El Mercurio. Durante su travesía, uno de los miembros del equipo vio pasar cerca de su barco cuatro especies similares a una orca. Sin embargo, el grupo descartó la opción porque estos animales no tenían aletas, y las orcas sí.

Fue toda una sorpresa para el científico de la Universidad Austral de inmediato. “Eso me llamó enseguida la atención porque yo sabía que hay solo dos delfines que no tienen aleta dorsal”, dijo a El Mercurio.

A los minutos confirmó que se trataba del delfín liso, especie de color blanco y negro, que solo había sido visto 12 veces en la historia. El lugar más al norte donde ha sido visto es la quinta región de Chile, Valparaíso, en 1999.

Pinto no dudó y sacó su cámara de inmediato para lograr una fotografía histórica. También explicó que los cambios globales han generado variaciones en las temperaturas y salinidad del agua, lo que provoca la presencia de esta especie en territorios chilenos.

Un fruto tan pequeño, pero para algunas personas es lo peor que pueden encontrar en medio de su comida.

En gustos no hay nada escrito. O mucho escrito y pocos acuerdos. O poco escrito y demasiados acuerdos, quien sabe. Aparte de cual sea el proverbio correcto, a la hora de elegir que cosas nos llevamos a la boca y cuales no queremos ver siquiera en el marco de una foto, la humanidad nunca va a llegar a ponerse de acuerdo. Es por esto que algo tan inofensivo como un post sobre lo horribles que son las aceitunas compartido por Buzzfeed, dio con una realidad de la que la verdad es que no estábamos enterados:

Para algunas personas, las aceitunas son lo peor del mundo.

El sabor entre ácido, amargo y bastante salado es un problema que muchas personas al parecer no son capaces de ignorar. Para los más extremos la mera participación de una aceituna en el plato que sea, es suficiente para que nieguen participar de la cena o almuerzo en que se hayan atrevido a servir ese pequeño fruto negro o verde oscuro (color oliva, para ser más exactos).

Ni siquiera remover las aceitunas del plato en cuestión es suficiente. Al parecer, el sabor les parece tan fuerte, que es capaz de «contaminar» el resto de la comida. Esto se está poniendo un poco maniático, si me preguntan. 

Ni siquiera el aceite de oliva, universalmente considerado una de esas comidas milagrosas, capaces de darle gracias a lo que sea, están prohibidos para los que odian las aceitunas. 

Como yo lo veo, es una cosa de madurez. Al igual que muchos alimentos maravillosos como la cerveza, las aceitunas tienen un sabor amargo, no tan fácil al gusto como los dulces o salados. Si lo que creen que estoy diciendo es que la gente que no come aceitunas son unos niños, pues es exactamente lo que estoy diciendo.

Pero bueno no es de preocuparse. Esperen 7 años y les dan una segunda oportunidad a las pobres aceitunas.

 

Adiós a la época donde tenías que ser ‘el alma de la fiesta’ para estar a la moda y encajar en un grupo. Vivan las noches de películas 👏

Los tiempos han cambiado y no es secreto para nadie, no tenemos que ir detrás de la manada, de los populares como era y aún se mantiene en algunas escuelas. De los errores se aprenden (hasta de los que no son propios) y nos hemos visto en algunos espejos algo deteriorados gracias a los excesos de la juventud, por lo que hemos aprendido a desarrollar nuestro propio criterio.

Yo entro en ese grupo llamado ‘los millennials’, y aunque como generación de 1990 para acá tenemos nuestros defectos, me siento orgulloso de algunas cosas. Me encanta que junto al avance de la tecnología nos hayamos ido adaptando nuestros gustos, al nivel tal de valorar nuestro hogar y que pasar el fin de semana encerrados sea nuestro Plan A, y no el Plan B.

Ojo, nada en contra de aquellos que amen irse de fiesta, pero hoy los millennials somos conocidos por preferir ver una buena serie de Netflix, Amazon Prime, HBO Go entre otros, antes de querer ‘tomar hasta perder la conciencia’. Una iniciativa que no molesta en lo absoluto a los padres, quienes duermen tranquilos con sus hijos en casa, ni a las parejas, quienes evitan ‘las tentaciones’ de una noche pasada de tragos (u otras cosas) con amigos, y optan por acurrucarse juntos, pedir comida y compartir hasta el amanecer.

Una encuesta realizada en 2017 en los Estados Unidos respalda lo que digo señalando como el principal hobby de este grupo (que en su mayoría como yo son de 25 años aproximados) es ver televisión, jugar videojuegos, dormir, descansar, pedir comida a domicilio o reunirse en casa, leer, pasar tiempo en pareja o con los niños de ser el caso.

 

No diría que esto merece un reconocimiento, pero sí celebro que ya no nos duela las presiones sociales para salir a un sitio al que en realidad no queremos ir o no nos sentamos cómodos. Además, recomiendo hacer un balance, siempre es bueno dar tiempo para practicar algún deporte con amigos, ir a alguna reunión ocasional hasta una fiesta de forma esporádica.

Los encuentros en lugares públicos también son necesarios no hay que descartarlos, porque son los que nos permiten conocer personas, relacionarnos y en algunos casos hasta encontrar pareja. Los millennials solemos tener un círculo bien cerrado pero valioso, fiel, encuentra tu círculo antes de cerrar un poco tu puerta.

Me encanta ser milennial y no porque todos deban llevar mi mismo estilo de vida, sino porque creamos una alternativa, una forma diferente de disfrutar.

Nota original de upsocl

También te puede interesar: