Junio 17th, 2019
13/06/2019 - Musicales, Rolling Stones

Argentina, tierra de amor y venganza: Alicia amenaza a Raquel y Bruno pone en marcha su plan maestro

Córdoba al fin da con el paradero de Anna
Francesca (Malena Sánchez) intenta convencer a Aldo (Gonzalo Heredia) de que no es el padre el bebé que espera Alicia (Mercedes Funes), pero él tiene dudas. Ella le pide que no hable con Raquel (China Suárez) todavía, pero él le prometió a su amada no volver a mentirle y por eso, está dispuesto a contarle la que él cree que es la verdad.
Alicia va a ver a Raquel al burdel y le cuenta que está embarazada de Aldo. “Yo entiendo que estés loca por él. Yo también estoy loca por mi marido. Ese es el anillito que te regaló. Sé que estuvo jugando al compromiso. Él juega. Fantasea. Él tiene que jugar, conquistar. Yo podría hacer la vista gorda si vienen cada tanto a un burdel como este. Aldo va a ser papá. Sí. Estoy embarazada y estamos muy felices. Por eso quería hablar con vos de mujer a mujer. Querida, ya está. Dejalo tranquilo. Dejá tranquilo a Aldo y a su familia”, le dice tocándose la panza.

Además, la amenaza con lastimar a la familia de Aldo o a su familia si no se desmiente y le dice que ella no tuvo nada que ver con su encierro en el burdel.
Raquel quiere ir a ver a Aldo y extorsiona a Ivonne (Andrea Frigerio), que no quiere dejarla salir. En ese momento aparece Trauman (Fernán Mirás) y ella comienza a contarle lo que ocurrió el día que ella se tiró al río. La madama, entonces, accede. “Vamos a ir a comprar”, se excusa.
Aldo le confirma que Alicia está embarazada y Raquel le recuerda que él le dijo que nunca había tenido sexo con su esposa. “Se terminó, Si tú tienes bebé, cambia todo. Si tienes bebé tienes familia. Y si tienes familia, no me tienes a mí”, le dice la Polaca llorando.
Ramón (Julián Kartún), disfrazado de rabino se va ganando la confianza de Trauman y le asegura que desde los distintos templos le devuelven el dinero porque en sus burdeles hay también chicas judías.

Anna (Candela Vetrano) le recrimina a Trauman que la haya dejado sola con un hombre que se le abalanzó. El reacciona golpeándole la cabeza contra el respaldo de metal de la cama y dejándola encerrada.
Torcuato (Benjamín Vicuña), en tanto, permanece atado en la cama, como lo dejó Ágatha (Paula Cancio), pero logra no ser descubierto por su mujer, Lucía (Delfina Chaves).
Bruno (Albert Baró) les anuncia a los muchachos que es el momento de dar “el gran salto”. Su plan es presentarse ante Torcuato, pero antes, interiorizarse sobre todos sus negocios. Gallo (Matías Mayer) es el encargado de abrir las puertas de la mansión, utilizando su relación con Lidia (Minerva Casero). La menor de las Morel le cuenta, además, que su hermana sigue enamorada del joven español.
David (Gastón Cocchiarale), en tanto, se hará pasar por un abogado pagado por Ferreyra que se encargará de la defensa de Gabriel (Federico Salles), con el fin de sacarle información. En diálogo con Libertad (Virginia Innocenti), le aclara que, en principio, él necesita saber toda la verdad.
En la cárcel, David se encuentra con un Gabriel agresivo y reticente a contarle su versión sobre la muerte de Julia. “Conocí a Julia hace dos años. Estábamos enamorados. Ese día ella se pasó de alcohol. Todo se vino abajo. Ella también era pasional. Me empujo, yo la empujé y ella se golpeó. Trauman me hizo encerrar y Ferreyra me soltó. Si paso un día mas acá, voy a decir que él es mi cómplice y que él desenterró el cadaver de Julia”, le termina revelando.
Aldo, además, le ofrece mucho dinero a Alí (Ariel Pérez de María) para que traicione a su patrón. Su primera misión es hacerle creer a los deudores que Ferreyra nunca va a pagar. Francesca intenta hacerse amiga de Alicia con el mismo fin. La muchacha se entera de que es el dueño de dos financieras, un tambo, una importadora, una consignataria y una curtiembre, todas con el nombre “Ferreyra”.
Francesca le confiesa a Bruno que cree que lo que ocurre entre ellos no es una confusión. “A mí me pasan cosas con vos”, le dice, antes de ser interrumpidos por Malek (Franco Quercia).

Alambre (Fausto Bengoechea), a su vez, se comunica con Aldo para contarle que Trauman está haciendo una obra en el burdel. En ese momento, el proxeneta está extorsionando a Edith (Anita Pauls) para que le pase más información sobre sus compañeras. La muchacha, entonces, le cuenta que Ivonne tiene un hijo que va al burdel, pero se niega a revelar su identidad. Luego, Torcuato le pide a Basualdo (Mateo Chiarino) que arregle todo para un traslado al burdel de Río Negro de “una chica arisca que se llama Anna”.
Mientras se dirige al campo, se da vuelta de que alguien lo sigue. Es Alambre, a quien ahuyenta a disparos. Cuando está por trasladarla, de los pelos, es interceptado por Córdoba (Diego Domínguez), quien lo reduce de un golpe y amenaza con matarlo de un disparo en la cabeza.

Nota original de RollingStones

También te puede interesar: