Junio 17th, 2019
12/06/2019 - Sociales, Upsocl

Hallan bolsas plásticas de los 90’s limpiando playa en México. Pasaron 30 años y aún no se degradan

La segunda parte de la serie es algo que se espera desde el mismo momento en que terminó la primera. Todos queremos a Richard Madden de vuelta.

Fue una de esas sorpresas tan rotundas, que ni siquiera su creadora se creyó el éxito que recibió. «El Guardaespaldas» era una producción de la BBC que contaba con todos los sellos de calidad que han vuelto tan irresistibles a series como Peaky Blinders. Pero fue algo entre el carisma y encanto de Richard Madden, el actor escocés que saltó a la fama por interpretar a Robb Stark en Game of Thrones y la sensualidad que la serie lograba transmitir, a pesar de su muy tersa trama, lo que la transformó en uno de los éxitos más grandes de este año. 

Apenas la primera temporada llegó a su fin, los espectadores estaban clamando porque llegara la segunda parte. Aunque aun no hay ninguna confirmación, el creador de la serie, Jed Mecurio, comentó durante una aparición en el Banff World Media Festival que se encontraba en conversación con los productores para dar vida a una segunda temporada.  

Sería muy raro que la BBC no de luz verde a la segunda temporada de esta serie. Aparte del éxito de la primera temporada, Richard Madden se ha alzado como uno de los actores jóvenes más populares del momento. Está de coprotagonista en la biopic de Elton John «Rocketman» y es uno de los favoritos para suceder a Daniel Craig en la carrera por ser el nuevo James Bond. 

En una entrevista previa con The Sun, Mecurio dijo que en el caso de que avanzaran con una segunda temporada, «no tendría sentido no considerar una tercera y cuarta».

Estamos todos atentos a su próximo movimiento, sr. Mecurio.

Ya me hicieron llorar 🙁

Muchas mujeres suelen soñar con la reacción que tendrán sus parejas cuando las vean entrando al altar. Buscan el vestido ideal que sea el de sus sueños y logren dejar boquiabierta a la persona que aman. Sin embargo, a veces la persona que más se emociona no es el novio en sí, sino que el padre de la novia.

Así lo demuestra esta emocionante galería de imágenes en la que los padres ríen, se emocionan e incluso se quedan sin palabras al ver por primera vez a su hija vestida de novia. El amor es infinito. Más de alguna te hará llorar.

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

1o.

11.

12.

13.

14.

15.

16.

17.

18.

19.

20.

21.

22.

23.

24.

25.

26.

27.

28.

29.

30.

31.

32.

33.

34.

35.

36.

37.

38.

39.

40.

41.

42.

43.

44.

45.

46.

47.

48.

49.

Creo que ya me hicieron llorar 🙁

El mensaje no es nostálgico sino preocupante. Por flojera de botar un desperdicio donde deber ser puede tardar 150 años en degradarse 🌎

La contaminación es un problema que ejemplifica la respuesta tardía que suele tener el ser humano respecto a ciertos acontecimientos, hasta que no ocurren las tragedias no se toman previsiones.

Como dice la frase «tanto le dio el cántaro al agua hasta que se rompe», los humanos estamos pegándole y fuerte al planeta, y habrá un punto en el que este no aguante más y se desaten las tragedias. Este sábado 8 de junio se celebró el Día Mundial de los Océanos, fecha que aprovecharon en México, específicamente en Mazatlán (Sinaloa) para limpiar la Playa Gaviota.

Cientos de voluntarios se sumaron a la hermosa labor, pero se encontraron con la desagradable sorpresa de conseguir empaques plásticos y algunas botellas de los años 80 y 90 lo cual enciende dos alarmas preocupantes: confirma todos los años que hacen falta para que se degrade el plástico y muestra que resta mucho trabajo por hacer, hay muchas zonas que llevan tiempo descuidadas y que se deben recuperar. 

Sabritas, Ricolinos, Fritos ocultaba la arena de playa junto a botellas plásticas de gaseosas. También se toparon con elementos de vidrios, las muy dañinas colillas de cigarros (es el principal elemento contaminante de los océanos) y envases de cervezas. Se recaudaron 373 colillas y 735 envases plásticos para un total de 480 kg de basura, casi media tonelada.

Los elementos como las botellas de plásticos pueden tardar hasta 500 años en degradarse, las bolsas 150 años, el vidrio 4000 años, latas 10 años, un chicle 5 años. Tantas cosas que durarán siglos contaminando, y que podrían no incomodar a nadie con un poco de cultura y voluntad.

Nota original de upsocl

También te puede interesar: