Julio 21st, 2019
29/05/2019 - Sociales, Upsocl

Perrito perdido solo quería volver a casa y su familia ya no lo quería. La vida sin él era más fácil

Aunque debe esperar una familia que lo adopte, al menos fue rescatado y alejado del peligro y la soledad.

Bobi era un perro que solía tener una familia que lo cuidaba. Sin embargo, un día se perdió y debió enfrentar el mundo solo por mucho tiempo. No lograba encontrar su casa y se alejó 16 kilómetros de ella en su intento por ubicarla.

Finalmente llegó a una estación de tren y allí se quedó, convencido de que era un lugar seguro… al menos para evitar el frío.

El problema era que los trenes pasaban por allí a toda velocidad varias veces al día, y el riesgo de que el perrito fuera atropellado era enorme. Pero su situación estaba apunto de cambiar, solo tenía que aparecer alguien en su rescate.

Y sucedió.

Pronto llegó Howl Of A Dog de Rumania a rescatarlo. Lo dirigieron a un lugar más seguro y lo alimentaron, pues estaba evidentemente hambriento.

Afortunadamente Bobi comenzó a cooperar con sus rescatistas y pudieron sacarlo de ese lugar sin ningún problema. Camino al veterinario, se dieron cuenta de que tenía su ojo izquierdo lesionado y además estaba cojo.

Pero lo más sorprendente ocurrió cuando lo escanearon en busca de un microchip: Bobi tenía familia, y seguramente estarían felices de saber que su perrito de 9 años había sido encontrado.

Enseguida llamaron a su dueño y le contaron lo sucedido, pero él en lugar de emocionarse, les dijo a los rescatistas que ya no lo quería e incluso preguntó si podían quedárselo ellos. Totalmente decepcionados, los rescatistas aceptaron y hoy se encuentran buscando una nueva familia para el perrito.

Lo bueno es que Bobi está ahora en un hogar de acogida, disfrutando del cariño y la preocupación de las personas que lo están cuidando.

Nota original de upsocl

También te puede interesar: