Julio 17th, 2019
29/05/2019 - Musicales, Rolling Stones

Jennifer Lawrence: la actriz encontró el amor lejos de Hollywood y camina a paso firme rumbo al altar

En un corto período de tiempo, las reflexiones de

Jennifer Lawrence

sobre las relaciones mutaron de acuerdo a su estado anímico. Hubo épocas en las cuales la joven de Kentucky de 28 años hablaba con la prensa sobre su deseo de comprometerse, de encontrar al hombre indicado. “No veo la hora de casarme, siento que si encuentro a la persona con la que quiero pasar el resto de mi vida, y quien quiero que sea el padre de mis hijos, jamás lo arruinaría”,
confesó.
Soy solo una chica que quiere a su lado a alguien que la haga sentir bien
Jennifer Lawrence
Sin embargo, algunos traspiés padecidos la desencantaron en otras oportunidades en las cuales sentía que los hombres no cuidaban el vínculo que construían junto a ella. “Son malos conmigo, entiendo de dónde viene eso, de querer imponerse en cierto modo, pero me lastimaron muchas veces”,
reveló, para luego, seguramente de manera consciente, parafrasear una de las citas de la comedia romántica por excelencia, Un lugar llamado Notting Hill. “Soy solo una chica que quiere a su lado a alguien que la haga sentir bien”. En un determinado momento, ese hombre fue su colega, el actor británico
Nicholas Hoult, quien llegó a su vida cuando su carrera estaba por dar el gran salto.
La llegada del primer amor, en la cima de Hollywood
Jennifer y Nicholas se conocieron en el rodaje de X-Men: First Class Fuente: LA NACION – Crédito: Grosby Group
En 2010, Lawrence conoció al actor
en el rodaje de X: Men: primera generación, el mismo año en que se estrenaría la película que cambió para siempre su vida:
Lazos de sangre,
por la cual recibió su primera nominación
al Oscar en 2011. La foto del momento en que Lawrence se entera de la noticia es encantadora. Se la ve en pijama en su casa de Kentucky, rodeada de su familia, y con Hoult, quien no puede evitar sonreír de emoción por lo que implicaba para su pareja aspirar a la estatuilla dorada que eventualmente obtendría en 2013
por su enorme actuación en El lado luminoso de la vida.
Si bien ambos parecían congeniar a la perfección, lo cierto es que su relación tuvo muchos altibajos. En 2013 se separaron brevemente, luego retomaron el vínculo, y en agosto de 2014 concluyeron definitivamente el noviazgo. La decisión de terminar la relación afectó profundamente a la actriz, quien en 2015 se explayó sobre esa etapa de su vida en la que estaba buscando su identidad sin Hoult.
Jennifer festejando su primera nominación al Oscar en 2011, junto a su familia y a su primer novio, el actor Nicholas Hoult Fuente: Archivo
“Cuando terminé de filmar
Los juegos del hambre, empecé a sentirme perdida. Esas películas habían sido parte de mi vida por mucho tiempo, y las había puesto por sobre todo lo demás. Estuve en una relación por cinco años con alguien de quien me separé en simultáneo a ese momento profesional. Tenía 24 años y lo único en lo que pensaba era: ‘¿Quién soy sin estas películas? ¿Quién soy sin este hombre?'”,
manifestó la actriz, quien nunca brindó detalles sobre los motivos de la separación, más allá de alguna broma ocasional que son habituales en ella, una de las pocas actrices que pueden jactarse de ser genuinamente espontáneas fuera del set. Según Lawrence, las discrepancias a la hora de abordar la convivencia fueron un factor clave que deterioraron el lazo.
Con Jennifer ya somos como de la familia
Nicholas Hoult, expareja de la actriz
De todas formas, como ella misma suele contar, intenta mantener un vínculo cordial con sus exparejas, y Hoult es el ejemplo más significativo.
El actor de La favorita se reencontró con Lawrence en el rodaje de otras entregas de
X-Men (
Apocalipsis, en 2016;
y la inminente Dark Phoenix, que se estrena el 6 de junio en nuestras salas), y explicó cómo sobrellevaron ese momento. “Es muy similar a lo que me pasó con el elenco de la serie
Skins de la que formé parte. Somos ya una familia. Estuvimos filmando estas películas desde los 20 años”, declaró el intérprete que el año pasado fue papá junto a su pareja, la modelo Bryana Holly Bezlaj.
Chris Martin (o cómo salir con un
rockstar sin nunca confirmarlo)
La pareja se las ingenió para que haya pocas imágenes de ellos juntos; aquí se lo ve a Martin saliendo del mismo bar que Jen, quien fue fotografiada momentos después Fuente: LA NACION – Crédito: Grosby Group
Al poco tiempo de su ruptura con Hoult, Lawrence fue vinculada
con el frontman de Coldplay, Chris Martin, quien venía
de divorciarse de la actriz y madre de sus hijos, Gwyneth Paltrow. Martin fue captado por las flashes saliendo de los mismos bares y restaurantes que Jen, quien era fotografiada minutos más tarde.
La actriz y el frontman salieron en 2014 por unos meses, pero nunca pudieron ser fotografiados por la prensa Fuente: LA NACION – Crédito: Grosby Group
Asimismo, a la actriz se la pudo ver en varios recitales de la banda británica, y en paseos en auto con Martin, quien estaba buscando pasar inadvertido. De todas formas, la prensa nunca logró que ambos posen juntos para una foto o que compartan alguna alfombra roja. Se trató de algo efímero que vivieron tras dos separaciones dolorosas.
Jennifer Lawrence evade una pregunta sobre Chris Martin – Fuente: YouTube
01:39
.cls-1 {
fill: #1ca3ff;
}
.cls-2 {
fill: none;
stroke: #fff;
stroke-width: 1.2px;
opacity: 0.96;
}
Video
A diferencia de Hoult, Lawrence no suele recordar su vínculo con el cantante, seguramente porque el mismo duró apenas unos meses – se estima que se separaron a fines 2014, pero que se reencontraron en 2015 en un fiesta de cumpleaños
del ex One Direction, Harry Styles-, y porque entre ambos no surgió la necesidad de mantener una relación a largo plazo, como sí quiso Lawrence con el hombre menos pensado.
El director de cine que la conquistó en el primer encuentro
Jennifer contó que se sintió atraída por Aronofsky en el primer encuentro que tuvieron Fuente: LA NACION – Crédito: Grosby Group
“Pippy, a eso se lo llama ‘tensión sexual'”, le dijo Lawrence a su perrita cuando
Darren Aronofsky se reunió con ella para proponerle el protagónico de
Madre!, su ambiciosa producción que dividió a la crítica y al público, y para la cual Jennifer se entregó mediante una interpretación absolutamente visceral. Fiel a su estilo, la actriz contó que en esa charla
con el ex de Rachel Weisz- y cineasta de films como
Réquiem por un sueño y
El cisne negro – se produjo un flechazo del que no pudo (ni quiso) recuperarse.
“Viajó a verme, se refirió al proyecto, y se fue. Todo habrá durado una hora y media. Cuando cerró la puerta, le dije a mi perra lo que había sentido. Pero no me fue fácil, se hizo el interesante por nueve meses, lo cual me destrozó porque yo estaba enamorada”,
declaró la actriz, sin reservas. Finalmente, tras concluir en 2016 el intenso rodaje del film que los unió,
ambos oficializaron su relación, con 22 años de diferencia.
Con Darren tenemos una energía especial, he estado en relaciones donde quizá me sentía confundida respecto a lo que me pasaba, pero con él es distinto
Jennifer Lawrence
“Tenemos una energía especial, he estado en relaciones donde quizá me sentía confundida respecto a lo que me pasaba, pero con él es distinto, con él nunca estoy confundida”, contó la actriz sobre uno de los grandes amores de su vida. Durante la promoción de
Madre!, ambos se mostraron sumamente profesionales, pero los halagos no tardaban en surgir en cada entrevista, ya sea cuando Aronofsky explicaba por qué había elegido a Jennifer para el personaje central como cuando ella se declaraba su admiradora número uno.
Madre! fue una polémica colaboración entre la actriz y su expareja, el largometraje no convenció a la crítica Fuente: LA NACION – Crédito: Grosby Group
Para la actriz, el intelecto del cineasta fue como un tornado, aquello que despertó fascinación en ella, tanto así que le dolió leer las críticas negativas de
Madre! por el daño que le producían a su pareja. Finalmente, esa personalidad arrolladora del realizador que la enamoró fue la misma que la condujo a querer distanciarse. “Hubo momentos en los que solo quería hablar de la película. Entiendo: es su bebé, él la escribió, la concibió, la dirigió, pero al mismo tiempo yo estaba cansada. Le pedía que dejemos de hablar sobre eso, no era sano”,
sentenció.
A fines de 2017, la pareja le ponía punto final a su relación y Jennifer se refugiaba en los brazos de una de sus grandes amigas, la comediante Amy Schumer. “Cuando nos separamos con Darren, me sentía extremadamente triste. Unos días más tarde me llegó un ramo de flores con una nota. La abrí y decía: ‘Me pone muy mal saber que vas a morir sola. Te amo, Amy'”,
recordó Lawrence, entre risas. La buena energía de sus amigos y su familia la hizo superar una de sus rupturas más resonantes.
Jennifer Lawrence y Darren Aronofsky promocionando Madre – Fuente: YouTube
05:58
.cls-1 {
fill: #1ca3ff;
}
.cls-2 {
fill: none;
stroke: #fff;
stroke-width: 1.2px;
opacity: 0.96;
}
Video
“Sigo siendo amiga de mis exparejas; de la mayoría, en realidad. Creo que es porque soy honesta, y porque todos nos acompañamos de alguna manera. Todos mis novios fueron maravillosos. Nick [Hoult] fue un gran novio… todos fueron buenas personas. Creo que ese es el secreto: me atraen las buenas personas”,
manifestó la actriz en un podcast con Marc Maron. Tras su ruptura con Aronofsky (de quien confesó sentirse enamorada luego de la separación), la vida la sorprendería al cumplirle ese deseo sobre el que había hablado en algunas oportunidades: encontrar al hombre con quien formar una familia.
Cooke Maroney, el elegido
El galerista comenzó a salir con la actriz en 2018 y le propuso matrimonio en febrero de este año Fuente: LA NACION – Crédito: Grosby Group
Cuando Lawrence se mostró lista para volver a salir,
su amiga Laura Simpson le presentó a comienzos de 2018 a Cooke Maroney, un hombre de 38 años que estudió Historia del Arte en la Universidad de Nueva York, actual director de la galería Gladstone 64, ubicada en el Upper East Side. Maroney trabajó codo a codo con grandes artistas, como el escultor británico Anish Kapoor, el suizo Ugo Rondinone, y el pintor Carroll Dunham (
padre de Lena, la creadora de Girls).
En junio, la pareja comenzaba a mostrarse en salidas cotidianas, desde una cena, a un paseo por las calles de Nueva York. A Jen se la notaba feliz, lejos de Hollywood – se volvió cada vez más selectiva para elegir sus proyectos, y su pareja tampoco forma parte de ese mundo -, y mucho más madura en sus decisiones.
Entre esas decisiones, se encontró el compromiso con Maroney, que llegó en febrero de 2019, tras un año de relación. Ambos fueron fotografiados en un restaurante, donde la actriz lucía su anillo. “Parecía que estaban celebrando y la gente alrededor hablaba de eso. El anillo era muy llamativo. Estaban sentados en una esquina, ella tenía puesto un vestido negro muy lindo”, le dijo una fuente a medios estadounidenses.
Jen y Cooke, en su reciente fiesta de compromiso Fuente: LA NACION – Crédito: Grosby Group
Con una postura más reservada, en esta oportunidad la actriz no brindó declaraciones sobre su inminente boda, pero se deja fotografiar con cierto relax, como el mes pasado,
cuando celebró su fiesta de compromiso en Nueva York. Según informó
el portal E! News, Maroney y Lawrence decidieron llevar a cabo un encuentro íntimo con familiares y amigos en un departamento, con el perfil bajo como bandera. “Fue como ir a una fiesta normal a la casa de alguien”, contaron los invitados.
Cooke Maroney, el hombre que conquistó el corazón de Jennifer y que le devolvió la fe en el amor Fuente: LA NACION – Crédito: Grosby Group
Desde ese primer amor que necesitaba madurez hasta la intensidad que se le volvió inabordable, Lawrence mantuvo relaciones necesarias para el momento que estaba atravesando, y las vivió a la manera de su personaje de Tiffany Maxwell en
El lado luminoso de la vida: con el corazón en la mano. Es en esa personalidad honesta y efervescente donde radica el encanto que la condujo, en la etapa justa, al hombre indicado.
Por:
Milagros Amondaray

Nota original de RollingStones

También te puede interesar: