Junio 25th, 2019
25/05/2019 - Musicales, Rolling Stones

Cannes 2019: Bong Joon-ho se quedó con la Palma de Oro y una directora argentina ganó una Mención Especial

Parasite, la película del director coreano, se centra en la lucha de clases en su país Crédito: Instagram
CANNES.- El notable director coreano Bong Joon-ho ganó la Palma de Oro por
Parasite, una tragicomedia llena de humor negro y espíritu satírico sobre la lucha de clases en su país. Si bien el nuevo film del realizador de
The Host y
Snowpiercer recibió críticas laudatorias, superó a dos favoritos como

Pedro Almodóvar

y

Quentin Tarantino

, quien estuvo en la ceremonia pero se fue con las manos vacías
con Había una vez… en Hollywood.

En el caso de Almodóvar -al que se le viene negando históricamente la Palma pese a la adoración de los franceses y del festival-, al menos su película
Dolor y gloria tuvo un premio consuelo, ya que como mejor actor fue distinguido

Antonio Banderas

. “El personaje de Salvador Mallo es Pedro”, dijo el intérprete español sobre el escenario, como para confirmar que se trata del film más personal en la carrera del director.
El director español junto a parte del elenco de su nueva película Fuente: AFP
El Gran Premio del Jurado fue para
Atlantique, de la joven cineasta franco-senegalesa Mati Diop, quien ya había hecho historia al ser la primera directora negra en competir en

Cannes

. Ahora se llevó el segundo galardón en importancia con su primer largometraje, que narra las desventuras de una joven que se debate entre un casamiento arreglado por sus padres y su verdadero amor. El galardón se lo otorgó Sylvester Stallone,
otra vez aclamado en el festival.
Dos veces ganadores de la Palma, los belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne debieron “conformarse” esta vez con la distinción a Mejor Dirección por
Le jeune Ahmed, sobre los efectos del integrismo religioso en un preadolescente. La sorpresa de la noche fue la estatuilla a Mejor Actriz para Emily Beecham por
Little Joe, historia futurista de la austríaca Jessica Hausner que no había tenido una recepción demasiado entusiasta.
En un palmarés muy repartido, el Premio del Jurado fue compartido por
Bacurau, de los brasileños Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles (ambos dieron un discurso muy politizado sobre la realidad en su país); y la francesa
Les Misérables, de Ladj Ly, sobre la violencia contra los inmigrantes ilegales en los barrios suburbanos de París. El cine local sumó un tercer galardón con el de Mejor Guión para
Portrait de la jeune fille en feu, película de época dirigida Céline Sciamma; mientras que la notable
It Must Be Heaven, del palestino Elia Suleiman, logró la Mención Especial y también el premio de la crítica internacional Fipresci.
Además del galardón a Bacurau, el cine latinoamericano sumó otras dos distinciones: el guatemalteco César Díaz obtuvo la Cámara de Oro a la mejor ópera prima de todo el festival por
Nuestras madres, mientras que la directora argentina Agustina San Martín ganó la Mención Especial del jurado de cortometrajes por su excelente film
Monstruo Dios.
Tiempo de balance
Cosecha 2019. La competencia oficial de la 72ª edición tuvo un nivel muy bueno con algunas cimas artísticas con las nuevas películas del español Pedro Almodóvar, el italiano Marco Bellocchio, el estadounidense Quentin Tarantino, el rumano Corneliu Porumboiu, la francesa Céline Sciamma,
el palestino Elia Suleiman y el coreano Bong Joon-ho. En general los films tuvieron una recepción positiva, con la excepción de
Mektoub, My Love: Intermezzo, del local Abdellatif Kechiche, que
tuvo más rechazos que defensores. Cannes siempre tiene (y necesita) el film del escándalo.
Quentin Tarantino junto a Brad Pitt
Cinefilia y glamour. En los doce días de alfombra roja
desfilaron desde Brad Pitt y Leonardo DiCaprio hasta Elton John (quien cantó en vivo), pasando por Sylvester Stallone, Robert Pattinson y estrellas locales como Catherine Deneuve, Alain Delon e Isabelle Huppert. El festival necesita de las estrellas y las estrellas consiguen aquí una visibilidad única. Una sociedad perfecta.
Sección Un Certain Regard. El brasileño Karim Aïnouz ganó esta segunda competencia con el drama de época
A vida invisível de Eurídice Gusmão. El jurado -en el que participó el director argentino Lisandro Alonso- también premió películas muy radicales como las dirigidas por Albert Serra, Bruno Dumont, Kantemir Balagov y Oliver Laxe.
Sección Quincena de Realizadores. La principal muestra paralela de Cannes tuvo este año una excelente selección que incluyó elogiados títulos como, por ejemplo,
The Lighthouse, del estadounidense Robert Eggers (director de
La bruja), con un imponente duelo actoral entre el mencionado Robert Pattinson y Willem Dafoe;
First Love, del japonés Takashi Miike; y
Zombi Child, del francés Bertrand Bonello.
Argentina, presente.
Por el dinero, película de Alejo Moguillansky sobre los esfuerzos de una troupe teatral para conseguir financiamiento y sus desventuras durante el viaje a un festival colombiano, recibió críticas muy elogiosas, en especial de prestigiosos diarios locales como Libération y Le Monde. Más allá de una participación más acotada que en años anteriores (aunque muy importante en el ámbito de los cortometrajes),
Argentina ocupó un lugar central durante
el primer fin de semana del festival con el debate por el aborto (se exhibió el documental
Que sea ley, de Juan Solanas) y con
el excelente documental Diego Maradona, del inglés Asif Kapadia, aunque el astro finalmente se negó a viajar a Cannes.
Por:
Diego Batlle

Nota original de RollingStones

También te puede interesar: