Junio 17th, 2019
22/05/2019 - Sociales, Upsocl

Ya no se debe esperar a que el hombre siempre sea quien “deba” pagar la cuenta. Estamos en el 2019

En una recientemente lanzada memoria, el músico dedicó una parte a recordar su noviazgo con la actriz. Ella dijo que solo fueron conocidos.

Hay una tradición no escrita pero que generalmente es respetado: cuando un músico lanza un libro contando su historia, este debe llevar alguna revelación, un secreto sabroso o escabroso, pero algún material que no se conocía, capaz de prender la pólvora de la prensa y dar que hablar. El último en seguir con esta tradición es Moby.

En el caso del hombre que se hizo conocido a fines de los 90s/principios de los 2000s como uno de los músicos electrónicos-pop más conocidos de la época (y que adoptó su nombre artístico para honrar a su ancestro, el escritor y autor de Moby Dick, Herman Melville), todo tuvo que ver con una revelación sobre una de las actrices más famosas del mundo: Natalie Portman.

En la memoria de Moby, él detalla la breve pero intensa relación que tuvo con la actriz de El Cisne Negro. Se conocieron a fines de los 90s, cuando Natalie Portman ya era conocida y estudiaba en Harvard (sí, Harvard). La relación no duró más de un par de semanas, pero quedó en la memoria del Moby. 

El problema fue que, como lo informó The Guardian, Natalie no se tardó en negar los detalles de la relación. Según ella, se conocieron, fueron amigos, pero no fue más allá de ello. 

El detalle más importante, y un poco perturbador, es que Moby mintió sobre la edad que Natalie tenía en esa época: él dice que Natalie estaba en sus primeros 20s. Pero el año en que situó la historia (septiembre del 99′), vuelve a Portman, quien nació en 1081, una adolescente de 18 años. 

Para apoyar su punto, Moby subió a su Instagram una foto de él con Natalie, junto con un texto en el que llamaba la reacción de Natalie “un cotilleo para la prensa”.

Es probable que este round entre famosos se extienda por un par de días más. Estaremos atentos para seguir actualizándolo.

 

¿Es un buen gesto o es otra costumbre machista que hay que eliminar? 🤔

Si algo genera respeto en la vida son las personas coherentes con sus discursos, aquellos que son capaces de asumir ventajas y desventajas al momento de intentar dejar bien en claro sus ideales. Pero como dice una antigua canción de la cantante Rocío Dúrcal “no cabe duda que es verdad que la costumbre, es más fuerte que el amor”.

Quitar una costumbre debe ser de lo más difícil de este mundo, cuando algo lleva décadas realizándose que vengan a querer cambiarlo, cuesta. Los movimientos feministas han logrado muchas cosas, antes una mujer no podía ser escuchada, no podía votar, no podía trabajar y mucho menos opinar.

Ahora en 2019 eso ha cambiado, no del todo, pero se han dado grandes pasos hacia una igualdad que se sigue intentando construir día tras día. Las creyentes en estos ideales sienten estar en el camino correcto, los detractores, aseguran que están matando la caballerosidad

¿Pero cuál es la verdad?

La verdad es que algunas costumbres se están cambiando, y ni el peor de los detractores lo puede negar, se cuida un poco más las formas en las que nos referimos a una mujer, se ven más mujeres ocupando cargos importantes hasta presidentas, algunas cosas se han modificado, pero otras no.

En 2019 al momento de pagar la cuenta… ¿quién paga? o mejor dicho ¿quién debe pagar?

Creo que es una pregunta a la que cada quien tiene su respuesta, a las mujeres les digo que es algo que se realiza desde épocas en que la mujer no podía pagar porque ni siquiera trabajaba, al hombre le digo, que si no descuadra tu presupuesto, un buen detalle no está de más.

A mi entender, a mi humilde entender y no debe ser la opinión de todos, dependerá en gran parte del poder adquisitivo de cada quien. Lastimosamente, todavía existen muchas brechas salariales entre hombres y mujeres, viendo al sexo masculino beneficiado en este aspecto.

 

Quizá que invite quien este mejor económicamente en caso de ser pareja, ya sea el hombre o la mujer, si la situación financiera es bastante parecida no diría dividan, un día pagas tú el otro ella, se mantiene el detalle, se presta para que haya una segunda cita, no enredas al mesero que te sabrá agradecer y es justo.

Y para aquellas que quieren quedarse en el pasado mujeres les diré algo de experiencia personal, para un hombre es muy bien visto al menos ver a la mujer no encargarse de la cuenta, pero con la intención de pagar. Es lindo tener el detalle de invitar cuando no sientes que la otra persona lo dio por sentado.

Y tú que dices… ¿pagas tú o paga él?

Nota original de upsocl

También te puede interesar: