Septiembre 21st, 2019
22/05/2019 - TecnoGeek, Tecnología

Huawei contra las cuerdas, ahora es ARM quien le quita licencia

Esto ya pasa a un turbio muy turbio cuando ARM, el holding británico que maneja la creación de diseños de procesadores ARM, bloquea cualquier colaboración con Huawei y le quita la licencia.

Recordemos que Huawei ya estaba siendo vapuleado por la decisión de Trump de ponerlo en una virtual lista negra por “sospechas” de operar y espiar para el gobierno chino, algo que la administración de Trump ni se molestó en probar y por lo tanto Google le quitó el licenciamiento para operar con sus aplicaciones.

Pero si bien Huawei podría llegar a sobrevivir en el mercado chino (que no usa las apps de Google porque… ya saben, el gobierno chino no es precisamente democrático :P) no puede sobrevivir sin procesadores. Pero por más que Qualcomm no le vendiese más nada Huawei produce los Kirin, sus propios procesadores basados en ARM.

El quite de acceso a los diseños congelaría el trabajo de Huawei en procesadores, podrían seguir fabricándolos (los hace HiSilicon que es su subsidiaria) pero se quedarían en lo último que tienen, en el corto plazo no sería un problema pero ya a mediado quedarían por detrás de Qualcomm, Apple y Samsung.

Esta suspensión viene ya no de los EEUU sino de una empresa británica pero que fue comprada por un holding japonés (la enorme Softbank) y posee ocho oficinas en EEUU y cuya tecnología está completamente ligada al otro país y ni por asomo buscan arriesgarse (lo que derivaría en privilegios para Intel).

Para Huawei el impacto es total, no sólo afecta a su mercado de teléfonos sino también de estaciones base de 5G . El lunes pasado el departamento de comercio de los EEUU había aliviado un poco la presión por unos 90 días para Huawei para evitar un corte abrupto de servicio para usuarios, pero al conocerse esto se entiende que el problema es mucho más profundo.

Además de los chips para telefonía Huawei también estaba produciendo los nuevos Kunpeng para servidores en la nube en sus TaiShan además del chip Tiangang para las torres 5G, todo se basa en ARM.

Esta movida de la administración Trump es mucho más grave de lo que parece, es la recreación de fronteras artificiales con el fin de competir violentamente. Algunos podrán hablar de la deslealtad comercial de unos y otros pero a fin de cuentas el problema se extenderá a un tema de soberanía y guerra física. El segundo problema es que ya estábamos bien globalizados como para acordarse tarde que China jugaba algo sucio, todas las empresas de EEUU fabrican en oriente y esto, al corto plazo, puede llegar a ser la herramienta china de negociación o guerra.

Via BBC

Copyright (C) 2005-2014, Fabio Baccaglioni [Permalink]
[Comentarios] [Procesadores]

Nota original de Tecnogeek

También te puede interesar: