Agosto 23rd, 2019
16/05/2019 - Sociales, Upsocl

Chica adolescente destaca como decoradora de tortas. Es ciega, pero no se pierde de ningún detalle

Científicos de la Universidad de Burnel tienen un punto muy válido sobre aquellos que se preocupan primero por cómo saldrán en la foto que por entrenar.

2019, la época en el que todo el que hace algo en su día a día, quiere compartirlo con la aspiración de convertirse algún día en ‘influencer’, el trabajo soñado por muchos, ganar dinero por compartir lo que haces con los demás ya sea por tu belleza o algún talento que poseas.

Ahora, seguro tienes algún conocido que le encanta fotografiarse en el gimnasio, crossfit o simplemente ejercitándose en su casa, y eso tampoco esta mal no venimos a criticar a nadie. Pero todo en exceso es malo, cuando se realiza de forma constante, al punto de interrumpir tus rutinas preocupado de la foto indicada, hay algo mal.

Tomando esto en consideración la Universidad de Brunel en Londres (Inglaterra), realizó un estudio respecto a esas personas que comparten a cada rato ‘selfies’ mientras entrenan. Para ello analizaron hasta 555 usuarios en Facebook que parecía cumplir con el perfil que buscaban.

“Los narcisistas publicaron más frecuentemente cosas sobre sus logros, lo cual es motivado por su necesidad de atención y validación de la comunidad. Aquellas personas que reciben apoyo en forma de likes podrían sentirse mejor al ver que forman parte de la gran masa social.”

Tara Marshall (líder del trabajo) a Business Insider

Es decir, vivir presumiendo de logros es a su vez estar en la constante búsqueda de aceptación, estaríamos describiendo el concepto de narcisismo. El cual es un problema psicológico basado en admiración excesiva, lo cual puede arrancar en un simple posteo pero se puede trasladar a tu trabajo o vida cotidiana. A nadie le gusta alguien queriendo siempre resaltar cueste lo que cueste.

“¿Saben por qué ella termina sola en un castillo de hielo? ¡Porque es lesbiana!”, asegura la Ministra que dice no tener nada en contra de los homosexuales 🙄

Damares Alves es la Ministra brasileña de la mujer, Familia y Derechos Humanos de Brasil, quien se hizo infamemente conocida antes de que asumiera el cargo en el gobierno del Presidente Bolsonaro por decir que “los niños visten azul y las risas de rosa”.

Ahora volvió a hacer noticia a nivel internacional por un video de un discurso que realizó el año pasado durante un acto público.

Damares Alves dizendo que a princesa Frozen vive sozinha no castelo de gelo porque ela é lésbica e vai voltar para acordar a bela adormecida com um beijo gay. Alguém pare esse mulher pic.twitter.com/K3hl6fV23W

— Haddad Debochado (@HaddadDebochado) May 11, 2019

Por supuesto, para Damares -quien también es pastora evangélica- ser lesbiana no es precisamente algo positivo para una niña. Damares comienza el video diciendo “¿saben por qué ella termina sola en un castillo de hielo? ¡Porque es lesbiana!”.

También reclama que por culpa de Elsa, las chicas jóvenes que antes “soñaban con su príncipe” ahora esperan a una “encantadora princesa”.

Claramente, sus dichos no fueron bien recibidos por todo el mundo y Damares tuvo que salir a defender sus dichos, asegura que no tiene nada en contra de la comunidad LGTBQ+.

“Mi crítica es conocida por todos, creo que es el intento de interferencia de los ideólogos de género en la identidad de nuestros niños”.

-Damares Alves.

¿Hasta cuándo, gente? ¿Hasta cuándo pensamos que la homosexualidad es algo que podemos inducir en los niños?

Si su hija resulta ser lesbiana, sucede que siempre lo fue y no es culpa de Elsa ni de nadie más.

(SPOILERS) Como hemos visto antes, la intriga y el juego sucio son de lo más comunes en Poniente.

(AVISO: BASTANTES SPOILERS SE DISCUTIRÁN EN ESTE ARTÍCULO)

El último episodio de Juego de Tronos, titulado “The Bells”, dejó a varios de los fanáticos de la serie decepcionados. Todo ocurrió demasiado rápido, demasiado intenso y sin un momento para digerir toda la información que ahora tenemos que rápidamente actualizar. Los Lannister son historia, Varys pagó caro por sus traiciones y Daenerys ahora es la reina loca (y algo pirómana).

Entre todo el caos y los cambios de agenda y pérdida de sanidad, hubo un detalle que pasó por arriba de las cabezas de muchos de los espectadores: Varys había estado tratando de envenenar a Daenerys. Aunque nunca fue dicho explícitamente, la visita de una niña a los aposentos de la Araña, para visarle que Dany no estaba comiendo, para que después Varys le ordenara volver a la cocina, lo dejó bastante claro. 

Pero lo que algunos fans con un ojo aun más poderoso para los detalles notaron, es que antes de salir hacia el frío de la noche donde sería ejecutado, Varys se preocupó de quitar de sus dedos sus anillos. Puede que haya tenido una fijación con ellos y no los quería derretidos o en el estómago de Drogon, pero lo más probable es que haya un significado oculto en esto. 

Varys tenía claro de que no habría manera de que alguien convenciera a Daenerys de no llevar a cabo su plan de destruir King’s Landing por completo. Esto lo habría llevado a recurrir a métodos más extremos, como venenos más potentes que simplemente aliños pasados de fecha como los que estaban usando sus niños. Qué mejor manera de esconder esto, que en sus anillos. 

Hay antecedentes para esto: el plan de Olena Tyrell para envenenar a Joeffrey fue llevado a cabo usando un collar, que uno de sus secuaces regalo un poco de tiempo antes a Sansa. Sin que la hija de Ned Stark se diera cuenta, la reina de las rosas quitó una de las piedras y luego la vertió en la bebida de Joeffrey.

Ahora, con Varys convertido en cenizas, no sabemos quién será el que lleve a cabo su plan. ¿Tyrion quizás?

 

“No sos madre sólo por parirlo, sino por criarlo, por entenderlo, por estar ahí cuando se enferma, por aconsejarlo y estar presente”, dijo ella.

Ser mamá no se trata tan sólo de dar a luz a un bebé, sino de cuidar a ese ser humano toda su vida, incluso cuando ya sea un adulto con sus propios hijos/as o familia. Una mujer que no está preparada para ser madre no debería ser obligada a encargarse de otra vida, para eso hay muchas otras que sí disfrutarían de hacerse cargo de otro. Por algo existe la posibilidad de dar en adopción a un bebé.

“No sos madre sólo por parirlo, sino por criarlo, por entenderlo, por estar ahí cuando se enferma, por aconsejarlo y estar presente”, dijo Silvana, una mujer trans de Perú, quien se ha encargado de criar a un niño argentino que fue abandonado por su madre biológica.

Silvana de 46 años, según el medio La República, habría llegado a Buenos Aires siendo adolescente acompañando a un amigo que deseaba cambiarse de sexo. Su idea era regresar a Perú pero le gustó la ciudad y comenzó a trabajar en clubs nocturnos. “Fingí que era más grande para que me dejaran entrar a un boliche de chicas trans, con eso podía pagar la habitación en la que dormía”.

En 1991 conoció a Néstor mientras caminaba por la calle. Estuvieron 6 años juntos hasta que se separaron y él tuvo un hijo con otra mujer. Como Silvana mantuvo contacto con su ex suegra, supo que la madre del niño no lo quería, así que ella volvió para ayudarlo.

“La mujer se había ido de la casa, se había quedado solo con un bebé y necesitaba ayuda. Nos encontramos y como nos seguíamos queriendo, volvimos a intentarlo”, dijo.

Roberto Carlos, ahora de 18 años, siempre se dirigió a Silvana como “tía” a pesar de que su vínculo es igual al de una madre con su hijo.

“Soy la madre del corazón porque yo lo crié. Su mamá lo abandonó por problemas personales, su desaparición fue muy traumática para él porque siempre supo que lo había dejado. Legalmente es de su papá y ella jamás regresó. Siempre le preguntamos si quiere buscarla, pero no tiene ganas”.

“Doy gracias a Dios por haber vuelto con Néstor que me apoyó siempre a pesar del qué dirán y por mi hijo al que le di todo mi amor”, aseguró.

Tuvo que postularse para 50 empleos antes de recibir su primera oportunidad. Pero nunca se rindió, los límites los pones tú mismo 💪

En nuestro día a día solemos quejarnos de todo, los detalles más simples nos molestan, por ejemplo estar manejando y encontrar mucho tráfico, perdernos nuestro programa favorito por llegar muy tarde, de todo.

Tantas cosas para las que usamos nuestros sentidos, nuestro cuerpo: manos, ojos, piernas y que para otros son prácticamente “un lujo” ya que lastimosamente no cuentan con algo que para nosotros es normal.

Como Emily Athey, estudiante del Pikes Peak Community College. La pequeña panadera de Colorado Springs es un buen ejemplo a seguir, con cero complejos y a pesar de ser legalmente ciega, no se da por vencida por alcanzar sus metas.

A pesar de haber sido rechazada por hasta 50 restaurantes a los que se había postulado, hasta que al fin recibió la oportunidad. Lleva 6 meses en Icing on the Cake y ya ha empezado a mostrar sus habilidades que fueron subestimadas en un principio por otros negocios de la industria.

“Ella es una delicia, ha aprendido a decorar bizcochos y galletas. También puede hacer decoraciones de fondant, rellenar pasteles y moldes para cupcakes. es una gema y Estamos orgullosos de tenerla como parte de nuestro equipo”

Icing on the Cake en Facebook

Más allá de la alegría que genera ver a una pequeña como esta triunfando desde temprano, adquiriendo responsabilidades y destacando, es un verdadero motivo de inspiración que una chica que aún no es mayor de edad se anime a formar parte de un equipo de trabajo, aprenda y salga adelante con su condición.

El mundo se acaba cuando tenemos una ‘desventaja’, pero solamente si lo permitimos, hay que esforzarnos día a día por salir adelante.

Nota original de upsocl

También te puede interesar: