Agosto 23rd, 2019
22/04/2019 - Musicales, Rolling Stones

Rockeros vs. Robots: ¿quién hace más hits?

Algunos la desestiman, pero la composición con inteligencia artificial avanza fuerte
Atención, Ed Sheeran: la inteligencia artificial va por vos. Si bien la idea de un Número Uno de los rankings compuesto por una computadora parece alejada de la realidad, la composición con inteligencia artificial está ganando terreno. Startups como Amper, Popgun, Jukedeck y Amadeus Code han recaudado millones de dólares en inversiones de riesgo con la apuesta de que, en un futuro cercano, las máquinas serán asistentes creativos valiosos para los artistas. Varios músicos que usan un algoritmo de composición llamado Flow Machines ya aparecieron en las playlists de New Music Friday de Spotify.

¿Cómo funciona? Un algoritmo ingiere miles de canciones de un género específico y rápidamente lanza progresiones de acordes y melodías optimizadas para ese estilo, indistinguibles de música compuesta por personas. Si bien estos programas no operan de manera consciente como los humanos, producen contenidos en masa de manera más eficiente que, digamos, un músico agotado que lleva meses de gira. Esta productividad tiene un atractivo obvio para la industria: ¿música nueva sin tener que pagarle a un compositor? Sí, por favor. Spotify, de hecho, fue criticado en 2017 por poner en sus playlists a artistas que parecían no existir. La suposición: que la compañía estaba usando canciones generadas por IA. Pero los expertos en la materia ven a los algoritmos como un suplemento al trabajo humano, ofreciendo nuevos arreglos de notas y melodías que pueden ayudar a los compositores a clarificar sus propias ideas. Tras mencionar las guitarras eléctricas y las máquinas de ritmos, Taishi Fukuyama, fundador de Amadeus Code, dice: “La historia nos enseña que la tecnología emergente en la música lleva a una explosión artística”.
Cherie Hu

Nota original de RollingStones

También te puede interesar: