Abril 22nd, 2019
24/03/2019 - Musicales, Rolling Stones

Twenty One Pilots: la banda que comparte un record con Elvis Presley y The Beatles

Josh Dun y Tyler Joseph, los nombres detrás de una de las bandas principales de la primera jornada de Lollapalooza: el viernes en el Hipódromo de San Isidro
Por lo general, cada banda decide trazar un modelo de trabajo de acuerdo a su ambición. Integrantes e instrumentos se vuelven así un indicador de voracidad: a mayor cantidad, más grande la propuesta. Tyler Joseph logró invertir ese concepto: nacida como una banda con formación clásica,

Twenty One Pilots

alcanzó su status monolítico cuando se limitó a ser un dúo. Batería, piano y un bajo ocasional son elementos suficientes para delinear el pop de pretensión rockera en el siglo XXI.
La historia comienza de manera genérica: después de encontrar un teclado en su casa, Joseph comenzó a armar canciones por su cuenta e ideó una banda con amigos del colegio primero y la universidad después. Twenty One Pilots dio sus primeros pasos como trío y una de sus primeras grabaciones fue un cover de Andrea Bocelli, en 2009, algo bastante lejano al cruce de pop, rap y electrónica con el que el grupo se haría famoso luego. Ese mismo año, la banda grabó su debut homónimo de manera independiente, poco antes de que el baterista Chris Salih y el multiinstrumentista diesen un paso al costado y la historia fuese otra.
Ya con Josh Dun tras los parches, Twenty One Pilots comenzó a dar forma al vuelo que tomaría en los años venideros. Reducida a un dúo, la banda comenzó a cultivar un séquito de seguidores cada vez más firme, y ese desarrollo tuvo su correlato en un segundo álbum independiente,
Regional at Best, lanzado en 2011 y luego descatalogado. La perseverancia dio sus frutos y en 2012 apareció en el horizonte el contrato con una multinacional para su tercer trabajo,
Vessel, que los posicionó en el radar y también les dio la oportunidad de abrir shows para Fall Out Boy y Panic! at the Disco, en una suerte de pase de mando del público emo de una generación a la siguiente. Ese minimalismo de recursos se tradujo también a sus presentaciones en vivo, en las que Dun y Joseph se presentaban con pasamontañas de colores, al estilo Pussy Riot.

Después de dos años de gira, la canción “Fairly Local” sirvió como anunció de
Blurryface, su cuarto álbum. Por primera vez en su carrera, el éxito de Twenty One Pilots no escondía un desarrollo potencial, sino un hecho consumado: al momento del lanzamiento del single “Stressed Out”, el dúo ya estaba instalado en la cima de los rankings de Billboard y había superado el billón de visualizaciones en YouTube. Esa proyección global se tradujo también a
su primera visita a la Argentina, como parte de la edición 2016 de Lollapalooza: aún en un horario diurno, el dúo plantó bandera con la misma actitud que si hubiera sido responsable del cierre del festival.
A los pocos meses de su debut porteño, la canción “Heathens” les garantizó su llegada a la pantalla grande de la mano de la banda de sonido del film de superhéroes
Escuadrón suicida, y el éxito del track los convirtió en el tercer artista de rock en tener dos canciones en simultáneo entre las cinco primeras del ranking de Billboard, un récord sólo alcanzado por los Beatles y Elvis Presley.

En 2016, Joseph declaró que quería transitar sendas más oscuras en el próximo disco de su banda y, dos años después, su quinto trabajo parece darle la razón. Pensado como una pieza conceptual,
Trench es un entramado complejo con un hilo narrativo ambientado en una ciudad ficticia, en un futuro distópico y con referencias que van desde el zoroastrismo a la matemática abstracta. Para sumar un poco más de complejidad, los videoclips de “Jumpsuit”, “Nico and the Niners” y “Levitate” son cada uno la continuación del otro, todos ambientados en el universo creado por la dupla.
Lo que se verá en Lollapalooza, en el cierre del primer día, es su traducción al vivo: un auto en llamas como decorado escénico es la punta de lanza de una larga lista de golpes de efecto, un show sostenido por dos personas que parecen más. Allá donde The White Stripes encontraba la excusa perfecta para reducir la suma de ingredientes a su expresión más mínima, Twenty One Pilots hace lo contrario para llenar todo espacio posible.
Por:
Joaquín Vismara

Nota original de RollingStones

También te puede interesar: