Junio 25th, 2019
22/03/2019 - Sociales, Upsocl

En Guatemala impiden que el plástico llegue al mar. Utilizan botellas para filtrar los ríos

Y no solo eso, sino que lo den todos para que salgamos perfectas en Instagram 💅🏻

Amigos, esto es serio, no se lo tomen como un juego porque no lo es: cuando les pedimos que nos tomen una foto para subirla a Instagram, nos referimos a buena foto desde nuestro mejor ángulo y no cualquier cosita tomada a la rápida. 

Y si creen que no chicos como eso no existen, están más que equivocados.

Acá tengo 12 pruebas para probar lo que digo.

1. Siempre hay que enmarcar bien la foto

2. Y encontrar un buen fondo

3. Si no estás tomando la foto, como mínimo puedes estar alumbrando para que tengan buena luz

4. No importa el ángulo, importa la foto

5. Y hay que hacer lo que sea necesario para tener un buen ángulo

6. Todo sea por una buena foto

7. Darlo todo por una buena foto es una prueba de amor

8. Nuestro Instagram se los agradece

9. No importa si parece complicado

10. Esta es la clase de novio que estamos buscando

11. Uno que entienda la importancia de las fotos

12. Y de lo mucho que significan para nosotras su ayuda

Farouk James solía tener muchos problemas aceptando su cabello natural, pero ahora entiende que tiene un pelo fabuloso y no permite que nadie le diga lo contrario 💅🏼

Farouk James tiene siete años y cuando era más pequeño tenía muchos problemas aceptando su pelo natural: los gigantescos rizos que adornaban su cabeza no eran bien vistos, tampoco que tuviera el pelo tan largo siendo hombre. Podría haberse rapado para solucionar el problema, adiós adiós cabello, pero por fortuna tiene una madre que impidió que eso pasara.

Porque a Farouk le gusta su cabello largo y rizado, así que su mamá Bonnie se encargó de que el niño no sintiera nunca vergüenza de su pelo natural.

Farouk es de Londres y es modelo, tal es el impacto que ha provocado su cabellera que a su corta edad ya desfiló en el London Fashion Week. Porque ahora todo el mundo ama su cabello, principalmente porque él comenzó a amarlo.

“Tenemos muchos mensajes positivos para compartir con la gente sobre amarte a ti mismo, tener confianza para ser diferente, aceptar quien eres. Y especialmente con chicos. Cada chico tiene el derecho de tener pelo largo, pelo corto”.

-Bonnie a Insider.

Bonnie cuenta que Farouk nació con mucho cabello, que de hecho incluso cuando estaba embarazada de seis meses ya se podían ver ciertas hebras de cabello flotando en su útero.

Casos como el de Farouk son maravillosos porque enseñarles a los niños desde pequeños que pueden ser como deseen ser, sin someterse a estereotipos ajenos es una forma de cambiar la sociedad en la que vivimos.

Así que no limiten a sus niños, déjenlos ser quienes quieran ser, apóyenlos en vez de cortarles las alas y por fin veremos cambios reales en este mundo.

Aunque no tienen muchos recursos, les sobra la creatividad.

Todos sabemos que uno de los problemas ambientales más serios que está sufriendo el planeta es la contaminación de los océanos, que se ven perjudicados en especial por el plástico, material que representa más del 12% del total de los residuos sólidos urbanos y que demora entre 100 a 1.000 años en descomponerse.

O sea, un montón de tiempo.

Y como resultado, habrá una contaminación “lenta” pero segura de las aguas, y considerando que al año acaban alrededor de 8 millones de toneladas de plástico allí, eso implica que al año mueran millones de animales intoxicados, asfixiados, o atrapados en esos residuos.

Y de seguro seguiremos viendo imágenes como éstas si nada cambia:

Por eso es muy importante tomar consciencia de lo que está ocurriendo para intentar impedir, de alguna forma, la contaminación. Está claro que si todos ponemos un poco de nuestra parte y modificamos ciertos hábitos o comportamientos, podemos contribuir para que haya mundo para rato.

Y aunque muchos países no implementen ciertas iniciativas al respecto, hay otros que sí están comprometidos… incluso cuando no tienen los recursos suficientes, como ocurre con Guatemala.

Resulta que en medio la crisis financiera, los guatemaltecos decidieron crear un sistema que pasa más por la creatividad que por los medios económicos, ya que es bastante precario pero efectivo.

Ellos comenzaron a formar unas barreras hechas a partir de botellas de plástico comprimidas que instalaron en los ríos y forman una especie de cordones flotantes (biobardas) para bloquear el paso de la basura hacia el mar abierto.

Sin embargo, para que sea aún más efectivo, debe hacerse una limpieza previa de los ríos para que a la última barrera llegue la menor cantidad de residuos. Así que, en Guatemala combaten los desechos y a la vez generan empleo local, pues las personas recolectan plástico a cambio de un salario.

Lo mismo sucede con las playas, donde la limpieza además mejora el turismo en esos sectores.

¿Y qué ocurre con la basura captada? La compactan, la almacenan, la tratan y la reutilizan, pues saben que es una práctica que a futuro servirá bastante.

Nota original de upsocl

También te puede interesar: