Mayo 26th, 2019
23/02/2019 - Musicales, Rolling Stones

El embarcadero: los creadores de La casa de papel ahora apuestan al poliamor

VALENCIA, España.- El agua de la Albufera le tapa las piernas, hasta debajo de sus rodillas. Ella recoge arroz, rodeada por otras personas que hacen lo mismo. Él baja de su automóvil, avanza decidido hacia la orilla y, sin importarle estar vestido con un traje impecable, entra al agua hasta donde está ella. “Vengo a decirte que estoy profundamente enamorado de mi mujer”, le dice, y luego de una pausa intensa, agrega: “Y de ti también”.
Él es Álvaro Morte, bien conocido por estas latitudes como El Profesor de
La casa de papel, y ella es Irene Arcos, quienes junto con Verónica Sánchez completan el trío protagónico de
El embarcadero. Es la nueva serie española de Movistar TV que se estrena mañana, creada por
Álex Pina y Esther Martínez Lobato, la dupla responsable de
La casa de papel. Se trata de un thriller romántico, con un primer capítulo antológico en el que Oscar, su protagonista, muere en forma extraña y, a partir de eso, se descubre que vive una doble vida: con su esposa Alejandra y su amante, Verónica. La estrecha relación que entablan ambas mujeres les cambiará la vida para siempre, luego de haber estado unidas sin conocerse por un hombre que las amó de manera superlativa.
Trailer de "El embarcadero" – Fuente: Movistar
01:39
.cls-1 {
fill: #1ca3ff;
}
.cls-2 {
fill: none;
stroke: #fff;
stroke-width: 1.2px;
opacity: 0.96;
}
Video
“Planteamos una historia donde un hombre se enamora de dos personas atrozmente de diferente manera, pero al mismo nivel. Y eso cambia bastante patrones de seguridad. Creo que es una reflexión. Cada vez que pasan los años, uno piensa que se pueden asumir mayores cosas en el terreno afectivo y sentimental. El poliamor parece más cercano a generaciones nuevas que a las nuestras, mucho más anquilosadas por la moral judeo cristiana”, cuenta Pina. “Pensamos que no hubiera reproches, ni egoísmo, ni bajas pasiones. Que todo estuviera en un plano. El foco moral no está puesto donde se pone habitualmente. No hay culpables”, agrega su esposa Esther Martínez Lobato.
Movistar TV invitó a LA NACION a recorrer los paisajes naturales donde se rodó
El embarcadero, un paraíso que guarda el recuerdo de las crueles consecuencias de la Guerra Civil española y hoy muestra el orgullo de sus gentiles habitantes que, por aquel entonces, eran segregados por ser pobres.
Aquellos que veían la miniserie
La barraca (1979), con Álvaro de Luna y Victoria Abril se topaban con su historia trágica. Hoy los arrozales tienen otro color y es el sitio que los creadores de
El embarcadero eligieron para que transcurra buena parte de la serie. Allí, en lo salvaje y agreste, es donde Oscar desarrolla su historia de amor con Verónica; y en contraposición, es en la hermosa Valencia donde vive un matrimonio tradicional aunque también amoroso con Alejandra. “La serie dice que vivimos en una encrucijada. Estamos domesticados, pero por otro lado somos animales instintivos y al final todo eso cruza distintos impulsos. Está la ciudad domesticada y racional, cuanto más modernos nos creemos somos más cuadraditos y vamos con el freno de mano. Y por otro lado, la Albufera que representa lo salvaje. El amor es instintivo. ¿Por qué elegir? Uno no elige entre los hijos, ¿entonces por qué en otras formas de amor hay que elegir? Esa es la duda. ¿Me pongo detrás de las normas sociales o me dejo llevar por el instinto”, reflexiona Martínez Lobato y agrega: “Aunque hablemos de poliamor estamos estructurados de tal o cual manera y nos manejan los prejuicios. Es inherente del ser humano explorar o quedarse quieto en la monogamia”.
Álvaro Morte y Verónica Sánchez Crédito: Movistar TV
De todos modos, todo el elenco y sus creadores se apuran a aclarar que la propuesta no tiene un eje machista por ser un hombre con dos mujeres. “Es una persona que se enamora de dos personas. Es indistinto el sexo que pudieran tener”, aclara Pina. “Los personajes femeninos son muy poderosos. Mi personaje es una mujer que rompe con todo lo establecido. No tiene miedo y vive el amor de una manera libre. Eso aleja cualquier mirada machista. Ambas mujeres son las que mueven la acción de
El embarcadero. Este es un thriller romántico que no habla de la infidelidad sino del amor”, argumenta Irene Arcos, actriz de sólida trayectoria teatral que hace su primer gran protagónico televisivo. “Me costó crear a Oscar. El Profesor tenía una carga externa en al constitución del personaje, con sus movimientos, sus tics, sus gestos. En el caso de Oscar, su constitución está basada en el torbellino emocional que le sucede por dentro. Tuve que hacer un esfuerzo por entender al personaje. Mis padres llevan juntos toda la vida y tuve esa educación. Soy monógamo y estoy super enamorado de mi mujer. Me costaba entender cómo podía estar enamorado de dos personas al mismo tiempo. Pero encontré la clave para entender al personaje: las quiere al mismo nivel, pero de manera distinta”, cuenta Morte.
Cecilia Roth también es parte de esta producción española Crédito: Movistar TV
A pesar del drama desencadenante, en
El embarcadero hay muchos momentos de humor. Una de las virtudes de la serie es encontrar la gracia en situaciones trágicas. Y esos momentos suelen estar a cargo de Verónica Sánchez, quien encarna a la viuda, y su madre, personificada por Cecilia Roth. “La serie mezcla pasado y presente, pero lo hace con una perfección emocional. Es mucho más complicado editar y mezclar esto en
El embarcadero que en
La casa de papel. En aquella trabajábamos con la tensión, acá con la emoción. No son fáciles de editar la emoción y la poesía. Por suerte, los personajes previsibles ya no son comunes en la TV de hoy en día.
Ahora quedará comprobar cómo recibirá el público argentino esta nueva creación que refleja una lucha entre la luz y la sombra de un grupo de personajes que desbordan de amor y buscan el entendimiento.
Los misterios de La casa de papel 3
Álvaro Morte y Pedro Alonso grabaron en Florencia parte de la nueva entrega de la popular serie española Crédito: Grosby Group
Mucho no cuentan. Tanto Pina y Martínez Lobato como Morte quieren mantener la intriga en torno a
la tercera temporada de La casa de papel. Pero con un poco de charla de por medio hay algunas pistas que van apareciendo. Por ejemplo, Morte revela que en algún momento tuvo que interrumpir el rodaje de
El embarcadero para volar rumbo a Tailandia a grabar escenas de
La casa de papel 3. Y por ahí también se desliza que uno de los nuevos personajes se llama Bogotá, en honor a la ciudad donde los creadores fueron a buscar un poco de inspiración.
“Un éxito como el de
La casa de papel sólo se continúa bien con una autocrítica gigantesca. Tardamos mucho en abrir la tercera temporada porque no encontrábamos las vías para hacerlo. No teníamos las suficientes herramientas narrativas -revela Pina-. Un día se nos encendió la luz y encontramos un buen argumento emocional ya que los miembros de nuestra banda eran multimillonarios. En estos momento la estamos rodando. El público ha mitificado la serie y ahora hay que contarle algo satisfactorio, honesto, que lo reciban acorde con el recuerdo generoso que tienen. Esperamos superarlo”.
Las anécdotas en torno al suceso que tuvo la serie en países de América latina, Europa y Asia se suceden una tras otra. Y sueltan teorías que comparten. “La idea de querer derrocar a un banco se impone. En Italia, en Francia empieza a haber un sentimiento de decepción y escepticismo muy grande. Es una de las razones fundamentales por las cuales
La casa de papel tiene adosado un movimiento revolucionario, de implicación del espectador y supongo que es por estos tiempos”, sostiene el creador. “Curiosamente los lugares donde más ha pegado es en la Argentina, en Brasil, Francia y Turquía, países que llevan grandes conflictos con sus gobernantes”, agrega.
Sin dudas para Morte, su Profesor es un antes y un después en su carrera. “Me construyo los personajes de forma muy cerebral. Soy tan meticuloso como El Profesor. Mido la cadencia al hablar, la velocidad… No me resulta complicado ejecutar a estas criaturas sino comprenderlas. Me considero un actor tremendamente técnico, pero siempre dejando esa puerta muy abierta a lo que pueda suceder, dándolo todo”. Y, entusiasmado, cuenta cómo construyó a ese cerebro que planeó el gran atraco. “Me encanta usar la imaginación para crear a los personajes. Cuando hice al Profesor mis referencias eran superhéroes. Su andar es como el de Batman en la baticueva; tiene un pasado turbulento y un tanto críptico como Wolverine; y tiene varias personalidades como Batman”.
Trailer de la tercera temporada de La casa de papel
01:17
.cls-1 {
fill: #1ca3ff;
}
.cls-2 {
fill: none;
stroke: #fff;
stroke-width: 1.2px;
opacity: 0.96;
}
Video
Por:
Pablo Gorlero

Nota original de RollingStones

También te puede interesar: