Febrero 15th, 2019
23/01/2019 - Sociales, Upsocl

Drew Barrymore no se complica con los berrinches de su hija. Los convierte en cómicas sesiones de fotos

El pequeño no podía estar peor, ahora luce radiante.

Un hombre en Palm Beach, Florida, hizo su buena acción del día cuando salió a su patio a darle comida a su gato y vio que había alguien más esperando por el alimento. Su nombre era “algodón” y estaba absolutamente ciego. Por la forma en que comía, el hombre sospechó que no se había alimentado en días y se apiadó de él. 

Luego de alimentarlo, el hombre pidió ayuda por Facebook para ver si alguien podía entregarle los cuidados que realmente necesitaba, a lo que Carmen Weinberg, fundadora de el Proyecto de Amigos Animales, lo contactó y se hizo cargo, según informó LoveMeow.

“Temprano la mañana siguiente, manejé para ir a buscarlo. Lo llevé inmediatamente a mi veterinario, y ellos confirmaron que sufría de sarna”.

La sarna era la verdadera causante de que Algodón no pudiera abrir sus ojos, por lo que con los cuidados de Weinberg y su proyecto, el gatito logró recuperarse y volver a abrir sus ojos.

Pero no solo descubrieron que no era ciego, sino que tenía unos hermosos ojos de distintos colores: uno azul y el otro verde.

Ahora que ya está sano y mostrando su verdadera belleza, Weinberg está comprometida con encontrarle un hogar que pueda entregarle el amor, el cariño y los cuidados que necesite.

¿Que te pareció la historia de Algodón?

Y las dos veces por el mismo hombre, que se hizo amigo de la familia, enamoró a los dos padres y convenció a la niña de que era un alien que debía embarazarse de él para salvar el mundo. La primera vez, ni siquiera reportaron el secuestro.

Netflix ha creado contenido bastante aterrador este último tiempo (de hecho, empiezo a creer que descubrieron que es lo que más éxito les da y seguirán sacando cintas, series y documentales que nos pondrán los pelos de punta cada mes). La Maldición de Hill House, You o Making a Murderer son algunas de las peores.

Pero lo que acaban de estrenar es por lejos mucho, mucho peor que cualquier serie, película o documental que podrían haber estrenado.

Sí, exactamente por el mismo hombre. La primera vez cuando tenía 12 años durante un par de semanas y la segunda a los 14. Y eso ni siquiera es lo más escalofriante del caso.

Berchtold no solo se hizo amigo de la familia, sino que también sedujo sexualmente a ambos padres de la niña para que tuvieran plena confianza en él. Por supuesto, al ser pedófilo Berchtold no tenía real interés en los adultos, sino que simplemente era un medio para conseguir a la pequeña.

Cuatro años más tarde de que se hiciera amigo de los Broberg, Berchtold secuestró a Jan y la llevó hasta México, donde intentó lavarle el cerebro y convencerla de que era un alíen que tenía que embarazarse de él antes de cumplir 16 para salvar el mundo.

Cinco semanas después de que Berchtold la secuestra, Jan volvió a la casa de sus padres e informó a su familia y policía que “nada había pasado”. Y como supuestamente nada pasó, Berchtold volvió a secuestrarla dos años más tarde.

En esa ocasión llegó hasta el punto de inscribirla en una escuela católica de niñas donde iba a visitarla pretendiendo ser su padre.

Y en serio, no sé si Netflix pretende que ande paranoica y desconfiando de extraños por el resto de mi vida, pero lo está consiguiendo.

No puedo parar de reír 😂 Todas las mamás del mundo deberían hacer esto con los berrinches de sus pequeños (algo bueno hay que sacar de sus rabietas).

Puede que no tenga hijos, pero no es necesario tenerlos para haber presenciado un berrinche de algún niño enojado porque el mundo (o usualmente, sus madres) no hacen lo que ellos quieren. Las rabietas son algo “normal”, no es extraño que los niños de pequeños las hagan.

Y todas las madres reaccionan de forma diferente, hay algunas que les avergüenza que su hijo se tire al suelo haciendo un berrinche, otras que los regañan enojadas y algunas que simplemente los ignoran.

¿Enojarse? ¿Tratar de calmarlas? ¿Ignorarlas? Nada de eso, Drew simplemente aprovecha el momento para tomarse unas buenas y cómicas fotografías.

Y son demasiado graciosas:

Las fotos no las compartió en sus redes sociales -donde de hecho, no sube imágenes que muestren el rostro de sus dos hijas-, sino que durante una entrevista con Seth Meyers.

“[Disney] fue la mejor experiencia de todas. Tuve lágrimas de alegría al ver su alegría. Pero, si alguna vez te has llevado a tus hijos a Disneyland o Disney World, todo terminará en algún momento en caos. Es como ‘¡Estoy aquí! ¡Vamos a saltarnos la siesta y vamos, vamos, vamos! Quieres maximizarlo”.

-Drew Barrymore en Late Night with Seth Meyers

Una de las  rabietas de la niña, fue porque Drew le impidió perseguir a los patos que estaban en el parque. Y para qué arruinar su día cuando la pequeña decidió que la mejor respuesta a una negativa era tirarse al suelo, cuando podía tomarse fotografías para conmemorar el momento.

Definitivamente, Drew es una madre maravillosa. Y por lejos, una muy cómica a la que muchas deberían imitar (creo, sin tener experiencia al respecto, que podría reducir el estrés que genera un berrinche).

Nota original de upsocl

También te puede interesar: