Diciembre 14th, 2019

Argentina 2019: ¿qué podría salir bien, qué podría salir mal?

Por Darío Epstein.- (*)

Algo importante cambio desde que Guido Sandleris se hizo cargo de la conducción del BCRA. La implementación de una nueva estrategia de política monetaria de subir tasas de interés y secar la plaza, que tiene como objetivo frenar la inflación y detener la corrida cambiaria, lo que abre un nuevo abanico de escenarios.

Este plan recién comenzaría a estar operativo con resultados esperados a partir que el dólar toque la banda inferior y el BCRA pueda salir a comprar dólares al mercado (hoy en $ 35,70 pero que va incrementándose día a día a razón de una tasa del 3% mensual). De acuerdo al plan monetario, esa es la única inyección de liquidez genuina dentro del plan Base Monetaria Nominal con crecimiento cero a junio del 2019.

Por supuesto, el plazo para que esto suceda no es infinito: debería darse muy pronto, con un tope en diciembre.

En realidad, el Gobierno y el país necesitan que eso suceda: el costo de una tasa de interés de referencia del BCRA arriba del 70% hace inviable la actividad privada y no hace más que complicar el día a día de los negocios, en especial de las pequeñas empresas y el consumo.

Al no ajustar el gasto el sector público, el problema se traslada al sector privado vía impuestos, inflación y tasa de interés.

La aprobación formal del acuerdo con el FMI y los desembolsos de dólares podrían darle aire inmediato al programa del BCRA: se esperan esta semana unos 5,7 mil millones de dólares adicionales y de aquí a fin de año el resto hasta completar 13,4 mil millones de dólares. 

¿Qué podía salir mal?

1) Podría acelerarse la crisis en las empresas y en la clase media: el riesgo es que las empresas cierren o achiquen dotación para “pasar el invierno”, produciendo una crisis en la clase media trabajadora.

2) También podría suceder que la recuperación sectorial que se estaría dando con un dólar más caro (exportaciones y turismo) llegue a muchos sectores económicos, pero a menos gente de la esperada. El modelo que se heredó en 2015 depende más del consumo interno que de la exportación.

3) Que los mercados no crean en el plan propuesto.

4) Que se vuelva armar una bola de nieve de deuda en pesos (con las Leliq a la cabeza).

5) El “cuadernogate” podría tener mayores secuelas: que nadie decida realizar inversiones productivas en Argentina hasta que se defina el presidente en 2019. No se puede esperar mucho de las empresas locales, que son siempre las más rápidas en moverse, hasta que no se defina la situación judicial y como quedan a partir de ahora. 

¿Que podría salir bien?

Existen tres factores que no acompañaron hasta ahora, pero que dejan ver perspectivas optimistas:

1) El campo con su aporte de divisas,

2) Brasil, que es la gran locomotora del cono Sur y que todavía no recupero potencia.

3) El desarrollo de Vaca Muerta.

Pero hay dos amenazas que van a convivir muchos años:
El gasto público sigue siendo el elefante blanco de todas las administraciones públicas. Achicarlo es UNA NECESIDAD. Pero para algunos cuadros políticos es sinónimo de ajuste.

Pero veamos 2 ejemplos de distinta magnitud:

· ¿Es cierto que las pensiones por discapacidad subieron de 80.000 a 1.000.000 en 15 años? Un gasto anual de casi 100.000 millones de pesos. ¿No se puede auditar y acomodar? Eso no es ajuste. Es justicia.

· El Presidente mencionó que la Biblioteca Nacional tiene seis veces más empleados que su par de Chile. ¿Tan malos somos trabajando?

¿Qué pasa si empezamos con estos recortes?

A esta altura ni siquiera entro en el debate del “tamaño y las funciones del Estado”. Me limito a pedir que trabaje bien.

La tasa de interés: EEUU está reacomodando su política monetaria. Va a haber menos liquidez mundial y tasas de interés más altas. Eso va a impactar antes o después en los países más endeudados y en proyectos de inversión de países con mayor riesgo (medido en el rendimiento de los bonos soberanos)

En síntesis, hay factores positivos y negativos que podrían inclinar la balanza para bien o para mal.

(*) Director de Research for Traders.

Nota original de ambito

También te puede interesar: