Julio 18th, 2018

Jimena Barón subió una foto de su “versión anterior”

Jimena Barón no para de expresarse en las redes sociales. Esta vez, hizo un verdadero descargo sobre la transformación que experimentó su figura y lo acompañó con fotos de su adolescencia y su presente, a modo comparativo.

La cantante de “La Tonta” respondió de esta manera a comentarios televisivos sobre ella. De acuerdo a lo que publicó el sitio de El Trece, en Los Ángeles de la Mañana las panelistas debatían sobre la actriz y en un momento, señalaron una supuesta necesidad de mostrarse todo el tiempo.

Fue entonces cuando Barón decidió publicar una imagen con dos fotos de ella, una del presente y otra de su juventud.

La actriz aprovechó las imágenes para hacer una profunda reflexión sobre la autoestima, los cambios de su cuerpo y lo que implicó esta transformación en su vida.

 Aquí está el famoso y amado antes y después. Lejos de ofenderme, lo posteo yo con orgullo. A diferencia de lo que piense la mayoría yo no viví un antes y un después, viví mi vida con la misma intensidad y felicidad en ambas fotos. Estando soltera la pasé increíble en todas mis versiones, y debo confesar que mi pareja mas bella y hot fue un novio americano que tuve en mi “versión anterior”. Chicas (sobre todo ustedes las mujeres jóvenes) yo amé siempre mi cuerpo, el de hace unos años y el de ahora, Instagram no existía pero de haber existido hubiese subido las mismas fotos que las que subo ahora. En mi “versión anterior” andaba haciendo topless en playas extranjeras levantándome chabones a lo loco. Mi autoestima no depende de cuánto peso, soy una mujer que empezó a entrenar hace unos años y que transitó un cambio físico importante que lejos está de haberme cambiado la vida, me cambió solamente el cuerpo… la felicidad, la libertad, el amor propio, la sexualidad, la confianza, el respeto y la integridad no se pesan en la balanza y nada tienen que ver con la imagen. Creo que debemos amarnos como somos y que está perfecto también buscar nuestra mejor versión o la que más feliz nos haga, sin obsesiones claro. Si naciste sin tetas y es algo que realmente te encantaría tener, adelante…en mi caso, tuve que romperme el alma laburando, ahorrando dólares, para después encima tener los ovarios de entrar al quirófano y bancarme todo lo que significa una operación. En que momento eso te hace menos? O más débil? O insegura? Al contrario, hay que ser muy valiente…sobre todo después, teniendo que enfrentarte al mundo que te señala con el dedo y que todo lo utiliza para intentar hacerte sentir mal. Acaso no somos dueños de nuestro cuerpo? No es mi propia vida? Mis decisiones? En que momento te afecta o te genera tantas cosas lo que haga YO conmigo misma? Yo me rompo el lomo entrenando, comiendo bien y MUCHO, intento siempre pasar un buen mensaje, ya me conocen… SEAN FELICES! Sean DUEÑAS de su cuerpo, hagan lo que QUIERAN, disfrútenlo MUCHO, háganselo disfrutar a quien USTEDES elijan y cuando USTEDES quieran…y CUÍDENLO que tenemos uno solo ♥️
Una publicación compartida de Jimena Baron (@baronjimena) el 11 Abr, 2018 a las 8:49 PDT

Aquí está el famoso y amado antes y después. Lejos de ofenderme, lo posteo yo con orgullo. A diferencia de lo que piense la mayoría yo no viví un antes y un después, viví mi vida con la misma intensidad y felicidad en ambas fotos. Estando soltera la pasé increíble en todas mis versiones, y debo confesar que mi pareja mas bella y hot fue un novio americano que tuve en mi “versión anterior”. Chicas (sobre todo ustedes las mujeres jóvenes) yo amé siempre mi cuerpo, el de hace unos años y el de ahora, Instagram no existía pero de haber existido hubiese subido las mismas fotos que las que subo ahora. En mi “versión anterior” andaba haciendo topless en playas extranjeras levantándome chabones a lo loco. Mi autoestima no depende de cuánto peso, soy una mujer que empezó a entrenar hace unos años y que transitó un cambio físico importante que lejos está de haberme cambiado la vida, me cambió solamente el cuerpo… la felicidad, la libertad, el amor propio, la sexualidad, la confianza, el respeto y la integridad no se pesan en la balanza y nada tienen que ver con la imagen. Creo que debemos amarnos como somos y que está perfecto también buscar nuestra mejor versión o la que más feliz nos haga, sin obsesiones claro. Si naciste sin tetas y es algo que realmente te encantaría tener, adelante…en mi caso, tuve que romperme el alma laburando, ahorrando dólares, para después encima tener los ovarios de entrar al quirófano y bancarme todo lo que significa una operación. En que momento eso te hace menos? O más débil? O insegura? Al contrario, hay que ser muy valiente…sobre todo después, teniendo que enfrentarte al mundo que te señala con el dedo y que todo lo utiliza para intentar hacerte sentir mal. Acaso no somos dueños de nuestro cuerpo? No es mi propia vida? Mis decisiones? En que momento te afecta o te genera tantas cosas lo que haga YO conmigo misma? Yo me rompo el lomo entrenando, comiendo bien y MUCHO, intento siempre pasar un buen mensaje, ya me conocen… SEAN FELICES! Sean DUEÑAS de su cuerpo, hagan lo que QUIERAN, disfrútenlo MUCHO, háganselo disfrutar a quien USTEDES elijan y cuando USTEDES quieran…y CUÍDENLO que tenemos uno solo ♥️

Una publicación compartida de Jimena Baron (@baronjimena) el 11 Abr, 2018 a las 8:49 PDT

El descargo completo de Jimena Barón en Instagram:

Aquí está el famoso y amado antes y después. Lejos de ofenderme, lo posteo yo con orgullo. A diferencia de lo que piense la mayoría yo no viví un antes y un después, viví mi vida con la misma intensidad y felicidad en ambas fotos. Estando soltera la pasé increíble en todas mis versiones, y debo confesar que mi pareja mas bella y hot fue un novio americano que tuve en mi “versión anterior”.

Chicas (sobre todo ustedes las mujeres jóvenes) yo amé siempre mi cuerpo, el de hace unos años y el de ahora, Instagram no existía pero de haber existido hubiese subido las mismas fotos que las que subo ahora. En mi “versión anterior” andaba haciendo topless en playas extranjeras levantándome chabones a lo loco. Mi autoestima no depende de cuánto peso, soy una mujer que empezó a entrenar hace unos años y que transitó un cambio físico importante que lejos está de haberme cambiado la vida, me cambió solamente el cuerpo… la felicidad, la libertad, el amor propio, la sexualidad, la confianza, el respeto y la integridad no se pesan en la balanza y nada tienen que ver con la imagen.

Creo que debemos amarnos como somos y que está perfecto también buscar nuestra mejor versión o la que más feliz nos haga, sin obsesiones claro. Si naciste sin tetas y es algo que realmente te encantaría tener, adelante… en mi caso, tuve que romperme el alma laburando, ahorrando dólares, para después encima tener los ovarios de entrar al quirófano y bancarme todo lo que significa una operación.

En que momento eso te hace menos? O más débil? O insegura? Al contrario, hay que ser muy valiente…sobre todo después, teniendo que enfrentarte al mundo que te señala con el dedo y que todo lo utiliza para intentar hacerte sentir mal. Acaso no somos dueños de nuestro cuerpo? No es mi propia vida? Mis decisiones? En que momento te afecta o te genera tantas cosas lo que haga YO conmigo misma?

Yo me rompo el lomo entrenando, comiendo bien y MUCHO, intento siempre pasar un buen mensaje, ya me conocen… SEAN FELICES! Sean DUEÑAS de su cuerpo, hagan lo que QUIERAN, disfrútenlo MUCHO, háganselo disfrutar a quien USTEDES elijan y cuando USTEDES quieran…y CUÍDENLO que tenemos uno solo.

Nota original de Rosario3

También te puede interesar: