Abril 20th, 2018

Atención y cautela en la OMC por el aumento de aranceles de EEUU al acero y aluminio

La Organización Mundial del Comercio (OMC) observa con atención y cautela las primeras consecuencias de la decisión de Estados Unidos de restringir el comercio del acero y el aluminio mediante un alza de aranceles, una medida que parece dirigida contra China.

La OMC se mantiene “expectante”, dijeron a la agencia de noticias EFE fuentes comerciales en Ginebra, en tanto se aclare el rumbo que tomarán las cosas y si algún país se decide eventualmente a denunciar la medida estadounidense ante su Órgano de Solución de Disputas.

La suba del 25% de aranceles para el acero y del 10% para el aluminio entró en vigor el 23 de marzo último, como también una exención temporal para algunos de los mayores exportadores de ambas materias, esenciales para la industria moderna en múltiples sectores.

El ex comisario de Comercio de la UE y ex director general de la OMC, Pascal Lamy, se refirió a la medida estadounidense como “propia de la Edad Media”, y aseguró que “será pagada por los consumidores” para beneficio de una industria “que no es muy competitiva en EEUU”.

Por el momento, los países afectados parecen más inclinados a buscar una solución negociada, con excepción de China, que amenazó con represalias.

China fue en los últimos años el más importante suministrador de acero de EEUU, al representar el 33,7% de esas importaciones.

En el caso del acero, el bloque comunitario no aparece como un gran vendedor a EEUU, que -después de China- se abastece principalmente de México (11,9%), Canadá (10,3%) y Taiwán (7,1%).

En el caso del aluminio, Canadá es el país que más vende a EEUU (36,9 %), seguido de China (16,4%), Rusia (7,3%), Emiratos Árabes Unidos (6 %) y México (4,7%), según los datos más recientes del Centro de Comercio Internacional, una entidad cofundada por la OMC y la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad).

De esos datos y después del anuncio de la Administración estadounidense de que, además de la UE, Canadá, México, Brasil Argentina y Australia pueden aspirar a quedar exonerados de la subida de aranceles, se desprende que el gran perdedor será China.

China, a su vez, podría abrir un proceso contra EEUU al ser las subas de aranceles autorizadas por Trump, superiores a los aranceles máximos convenidos en el marco de los tratados que administra la OMC.

La medida sobre el acero y el aluminio evidencia que “Trump no cree en el sistema multilateral para tratar estos asuntos, sino en que tiene que primar lo bilateral y, por tanto, la reciprocidad directa”, comentó a EFE la fuente vinculada con los asuntos de la OMC.

De los 19 casos que EEUU dirimió con China, en su mayoría por medidas antidumping, los ganó todos.

Nota original de ambito

También te puede interesar: