Octubre 22nd, 2018

La presión fiscal es equivalente en Argentina y en América Latina

Por Alfredo J. Martínez.- (*)

Pretendemos compartir unas breves notas, diez en total, cuyo objetivo no es otro que propiciar el debate de ideas sobre el desarrollo de políticas públicas en América Latina de manera que en nuestra sub región establezcamos sistemas tributarios que permitan generar riqueza y tiendan a la disminución de la pobreza.

Por Presión Fiscal Equivalente (PFE) entenderemos la sumatoria de todos los ingresos tributarios, de los ingresos que no son tributarios pero que resultan de una obligación pecuniaria exigida al sector privado de la economía, cuya dudosa constitucionalidad comentaremos en otra oportunidad, así como de las rentas derivadas de los recursos naturales.

Particularmente en este primer artículo nos referiremos a los ingresos tributarios, así, con fundamento en las cifras correspondientes a 2015 de la base de datos fiscales para América Latina y el Caribe (ALC) elaborada por el Banco Interamericano y del Desarrollo (BID) y el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), nos encontramos que los ingresos tributarios, calculados a promedio simple, equivalen al 22% del Producto Interno Bruto (PBI) en América Latina lo cual contrasta con el 35% que, calculados de la misma manera, representan para los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Cuando consideramos los ingresos tributarios en América Latina, nos encontramos que los principales ingresos derivan, en orden de importancia, de los Impuestos Generales al Consumo tipo Impuesto al Valor Agregado, muy cerca los Impuestos a las Ganancias o Renta y a las Ganancias de Capital, seguido de las Contribuciones Sociales, los Impuestos Selectivos al Consumo, así como los Impuestos a la Propiedad, ello considerando las mismas cifras de 2015 del BID y el CIAT.

Pero de esta información podemos establecer conclusiones erróneas, ello debido a que los Impuestos a las Ganancias o Rentas que recaen sobre las Personas Físicas o Naturales, presenta cada vez una participación menor en los sistemas tributarios de América Latina.

Estimaciones muestran que los Impuestos a la Renta de las Personas Físicas no alcanzan siquiera el 2% del PBI en América Latina, lo cual va en contravía de lo que ocurre en los países OCDE, en los que representa el 9% del PBI.

Seguiremos analizando este tema en detalle y estableceremos si es positivo o negativo que América Latina presente esta situación con respecto a la OCDE, siendo que haremos especial hincapié en estudiar comparativamente el caso de Argentina, en la subregión y en el MERCOSUR.

(*) Director de Impuestos Internacionales de Lisicki Litvin & Asociados.

Nota original de ambito

También te puede interesar: