Diciembre 13th, 2018

El consumo seguirá débil: pronostican que este año sólo crecerá 0,7%

Tras el flojo desempeño en 2017, especialistas advierten el consumo masivo continuará débil este año. En un encuentro que tuvo lugar en el barrio de Palermo el director comercial de Kantar, Federico Filipponi, indicó que un modelo econométrico elaborado junto a la consultora Ecolatina sobre proyección de consumo arrojó que “para este año el crecimiento será de 0,7%”.

Por lo pronto, en 2018 el consumo masivo estará impulsado por el crecimiento del empleo privado (1,3%); aumento de jubilaciones y asignaciones (entre 4,2% y 1,5%) y suba de empleo no asalariado (4%).

En tanto, que lo afectarán el aumento de gastos en bienes durables (15%); la suba de oferta de crédito hipotecarios (72%); los aumentos en los servicios públicos (42%); el salario real privado que no crecerá y el salario real público (que caerá 1,5%).

De acuerdo con el trabajo, el incremento en transporte y tarifas reducirán 15% el ingreso del estrato bajo superior y 26% el del estrato bajo inferior. A su turno, el managing director Cono Sur de la consultora, Juan Manuel Primbas, sostuvo que “el consumo masivo está en franco retroceso. En el 2007 cayó 2% en volumen y el gasto per cápita fue similar al del 2003”.

“Es difícil pensar que el consumo crezca; está estancado, se ajusta, está perdiendo y lo mismo pasa a nivel global donde el crecimiento del consumo masivo es de solamente 1%”, expresó. No obstante, resaltó que “lo curioso es que el consumidor no deja de gastar en bienes durables, como notebooks, camiones, motos, autos, turismo y autos usados, entre otros”.

“Lo que no crece es el consumo masivo y el rubro textil”, puntualizó y al aludir a encuestas donde se consulta cómo la gente ve su situación económica futura, indican que “va a ser igual” a la actual.

Al dividir a los consumidores en una pirámide según el nivel de ingresos en la que la punta es presidida por el target alto y medio, seguida del medio bajo, bajo superior y finaliza en el bajo inferior, Primbas sostuvo que el nivel bajo superior, que es el consumidor promedio argentino “es el que perdió poder adquisitivo, resignó consumo y no se recupera”.

Sostuvo que ese nivel poblacional “compró tres categorías menos en promedio y la compra media comparada con la del 2003 se redujo 10%”. De las 10 marcas de productos que más crecieron en ventas, cinco son de bajo precio, como Manaos y Don Satur, ejemplificó.

Señaló que el canal mayorista es “cada vez más importante” y que son los niveles altos y medios los que concurren a stockearse y el 30% de su gasto es de marcas de bajo precio. También señaló que los negocios de descuentos como Día tienen una penetración del 39% y las marcas propias se imponen en 34%.

Recordó que en 2007 tuvieron buen desempeño los almacenes y los distribuidores mayoristas y éstos últimos buscaron al consumidor final y fueron elegidos por “percepción de bajo precio”. Resaltó el buen desempeño en ventas que logró el formato pequeño de Walmart, con los locales de Chango Más y señaló que no lograron buena performance canales como los de Vea, Carrefour y los autoservicios.

Nota original de ambito

También te puede interesar: