Junio 21st, 2018

Gobierno prepara misión para capear guerra comercial desatada por EEUU

Con las cartas echadas, el Gobierno busca capear la tormenta comercial que se avecina desde los Estados Unidos. Tras la decisión del presidente norteamericano Donald Trump de establecer nuevos aranceles para las importaciones de aluminio y acero, desde del Ministerio de la Producción anticiparon que buscarán "dialogar" con las autoridades estadounidenses para "lograr la excepción a esos aranceles".

Para ello, la cartera que conduce Francisco "Pancho" Cabrera anunció a través de un comunicado de prensa que "dialogará con las autoridades correspondientes" de EEUU.

En ese contexto, desde Producción indicaron que tanto esa cartera como Cancillería enviaron el viernes pasado sendas notas al titular del Departamento de Comercio y al Representante de Comercio norteamericano precisando los motivos por los cuales nuestro país entiende debería quedar exento de esta aplicación arancelaria.

Según trascendió, entre los argumentos expuestos por el Gobierno argentino se destaca la baja participación que tienen las ventas nacionales en el mercado norteamericano ya que las exportaciones argentinas representan para un 0,6% del acero y 2,3% del aluminio de todas las importaciones que hace EEUU en ambos rubros. "La Argentina no es causante ni contribuye a las distorsiones que afectan a los mercados mundiales y a los EEUU", indicaron desde el ministerio de la Producción.

Este jueves, Donald Trump anunció que Estados Unidos aplicará, “inicialmente”, aranceles a la importación de aluminio y acero de 10% y 25%, respectivamente, aunque luego aclaró que podría modificar estos valores. “Me mantengo en 10% y 25% inicialmente”, manifestó Trump en una reunión de Gabinete en la Casa Blanca, previo al anuncio oficial.

Trump describió las prácticas comerciales en los mercados del acero y aluminio como “un asalto a nuestro país” y dijo que lo mejor sería que las firmas extranjeras se mudaran a Estados Unidos. El presidente estadounidense insistió en que la producción local de metales era necesaria por razones de seguridad nacional.

“Si no quieren pagar impuestos, traigan su planta a Estados Unidos”, dijo. Trump ofreció exenciones de los aranceles al acero y el aluminio a los países “que nos traten con justicia al comerciar”, un gesto que pone presión sobre Canadá y México con los que renegocia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), un proceso que parece haberse estancado.

Nota original de ambito

También te puede interesar: