Diciembre 19th, 2018

Para el clip: Hollywood cuestionó la centralidad hétero, blanca y masculina

En la 90ª entrega de los premios Oscar y a través de un breve video se cuestionó la fundacional centralidad heterosexual, blanca y masculina de las historias producidas en Hollywood en particular, y en la industria cinematográfica, en general.

El clip fue presentado por Ashley Judd, Annabella Sciorra y Salma Hayek. Las tres actrices denunciaron a Harvey Weinstein por abuso y acoso. Y en la introducción, las tres celebraron el surgimiento y el accionar de los movimientos Time`s up y Me Too “porque patearon traseros y fueron incansables” contra las percepciones (negativas) de género y etnias.

“Es un honor estar aquí esta noche. Este año, muchos dijeron su verdad y el viaje por delante es largo, pero lentamente ha surgido un nuevo camino”, sostuvieron, al tiempo que bregaron para que “los próximos 90 años sigan extendiendo las posibilidades de inclusión y diversidad”

Mira Sorvino, Lee Daniels, Ava DuVernay, Greta Gerwig, Salma Hayek y Geena Davies entre otras voces, participaron del clip.

Here’s the entire #TimesUp segment from the Oscars. It’s worth a watch. (via THR) pic.twitter.com/WMFGewdLAR
— Kyle Griffin (@kylegriffin1) 5 de marzo de 2018

Here’s the entire #TimesUp segment from the Oscars. It’s worth a watch. (via THR) pic.twitter.com/WMFGewdLAR

— Kyle Griffin (@kylegriffin1) 5 de marzo de 2018

Mujeres editadas

El clip ya citado no fue el único esfuerzo de la última gala de los premios Oscar por “otorgar una voz” a los reclamos en el seno de la industria. También se distribuyeron durante una ceremonia una serie de cortos que enhebraron actuaciones femeninas de distintos filmes.

En esos editados y producto del montaje se pudieron recuperar actuaciones femeninas memorables. Después, y por fuera de ese guiño, las candidaturas y los premios señalaron lo contrario.

Es verdad que la no presencia de Casey Affleck –señalado por acoso por dos actrices– fue un logro pero, de momento, Kathryn Bigelow sigue siendo la única mujer elegida mejor directora.

Y Rachel Morrison, más allá de si era merecedora o no de la estatuilla, fue la primera mujer a estar nominada en la categoría Mejor fotografía, por Mudbound, un film sobre el racismo en el Misisipi de los años 40.

Es un hecho que los movimientos Time’s Up y MeToo generarán nuevos espacios y provocarán cambios, tal como en su momento los impulsaron OscarSoWhite y BringBackOurGirls. Pero para ello, habrá que esperar al futuro que todavía no llegó.

Nota original de Rosario3

También te puede interesar: