Diciembre 09th, 2018

El dólar opera estable a $ 20,18

El dólar opera sin cambios con respecto al cierre de ayer, cuando subió 13 centavos, según el promedio de ámbito.com, y cotiza a $ 20,18, en medio de la segunda y última jornada de paro bancario.

Con escaso volumen negociado ante un feriado en EEUU y debido a las dificultades que generó el paro, el dólar anotó ayer una subida de 13 centavos.

La jornada estuvo limitada ya que trabajadores bancarios realizaron desde este lunes un paro de 48 horas en reclamo de una mejora en la oferta salarial del nueve por ciento con un ajuste por inflación. Por la medida de fuerza no hubo atención al público y tampoco lo habrá hasta el miércoles.

Hubo una notoria baja de volumen por los efectos de la medida de fuerza, aunque también por un feriado en los mercados estadounidenses (Día del Presidente). El monto negociado en el segmento de contado fue de apenas u$s 184,2 millones.

“Se efectuaron escasos negocios, muy esporádicos, ya que el mercado se posicionó para hacer frente a la huelga y al feriado”, dijo un operador.

En el mercado mayorista, la divisa volvió a arrimarse a los $ 20 al trepar 14 centavos $ 19,90. “El bajo nivel de actividad y la ausencia de algunos jugadores quitan algo de representatividad a la suba del tipo de cambio de hoy”, señaló el analista Gustavo Quintana.

De todas maneras, en el mercado se observó nuevamente un mayor interés por conseguir cobertura en moneda extranjera.

Como siempre que sucede en cada oportunidad en que coincide con un feriado estadounidense, las transacciones se limitan a aquellas operaciones que se terminan de liquidar a partir de este martes y por lo tanto, reducen la posibilidad de que se registre un volumen fluido de operaciones.

“Las características especiales de la jornada de hoy quitan la posibilidad de analizar con cierto fundamento la evolución del dólar y postergan para los próximos días las expectativas de analistas e inversores”, explicó Quintana.

Resaltó que “el bajo nivel de actividad y la ausencia de importantes jugadores desnaturalizan la consistencia del ajuste alcista de hoy, sin que la tendencia a la suba sea descartada en los próximos días por efecto de un escenario local algo más complejo en esta semana”.

Mientras, en el mercado secundario de Lebac, las tasas se operaban al plazo de 30 días a 26,75%, y la de 240 días al 25,20%, un día antes de la licitación de hoy correspondiente a febrero.

En el mercado de dinero entre bancos el “call money” operó levemente a la baja a un promedio del 27%, y en “swaps” cambiarios se pactaron 2 millones de dólares para tomar y/o colocar fondos en pesos, mediante el uso de compra-venta de dólares para el martes.

En el mercado de futuros del ROFEX, se operaron u$s 45 millones, de los cuales más del 75% se operó a fin de febrero a $ 20,03, con una tasa implícita de 26,49%. El plazo más largo pactado fue mayo, que culminó a $ 21,06, a una tasa del 21,07%. Los plazos quedaron con alzas promedio de nueve centavos, en línea con la suba final del contado.

A su vez, en la plaza paralela, el blue avanzó ocho centavos a $ 20,23, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño.

A nivel mundial, el dólar registró un leve repunte dado que los inversores volvieron a interesarse en la moneda estadounidense luego de su reciente depreciación a mínimos de tres años, pero analistas dijeron que es probable que cualquier recuperación de la divisa sería de corta plazo.

El billete verde se ha debilitado este año ya que las expectativas de que bancos centrales en otras partes del mundo comenzarán a subir las tasas de interés erosionó su percibida ventaja de rendimiento. La confianza en el dólar además fue sacudida por temores a que EEUU adopte una política de favorecer una debilidad de la moneda y por la creciente preocupación sobre el déficit presupuestario del país, que se proyecta llegaría a 1 billón de dólares en 2019 por un mayor gasto del gobierno y más exenciones tributarias para las empresas.

Esa tendencia de debilidad en el dólar se frenó cuando una súbita liquidación en las bolsas en febrero llevó a los inversores a la relativa seguridad del dólar. El retorno del apetito por el riesgo la semana pasada quiere decir que volvió la presión sobre el dólar, aunque el lunes la divisa encontró respaldo ante la compra de parte de inversores que aprovecharon las recientes bajas.

El índice dólar avanzó un 0,3 por ciento a 89,342 unidades. La semana pasada, el índice descendió a 88,253 unidades, su menor nivel desde diciembre de 2014. En lo que va del año, el dólar ha retrocedido casi un 3 por ciento tras desplomarse un 10 por ciento en 2017.

Por último, las reservas del Banco Central bajaron u$s 22 millones hasta los u$s 62.291 millones.

Nota original de ambito

También te puede interesar: