Diciembre 10th, 2018

Espert: "El Gobierno miente con los números fiscales, pero el mercado no es tonto"

El economista José Luis Espert cuestionó la política económica del gobierno de Mauricio Macri al decir que desde el Ejecutivo “mienten” con los números fiscales y remarcó: “Cambiemos nunca tuvo la voluntad de ajustar las cuentas públicas”.

En diálogo con ámbito.com, el economista razonó sobre la dificultad para alcanzar la meta de inflación del 15% para 2018, del ajuste en el Estado y advirtió por “el problema de insolvencia que se está amasando” por la toma de deuda.

Periodista.: ¿Cómo impacta la suba de tasas de EEUU a nivel local?

José Luis Espert.: Me parece que tiene un efecto menor en el muy corto plazo. A la larga, si sigue la suba de tasas en 2019, seguro se sienta un poco más. La renovación de deuda seguramente se tenga que hacer a un costo más alto. Y el nuevo financiamiento que se necesita para cubrir el déficit probablemente sea a una tasa más alta. Es decir que se encarece el financiamiento del déficit y la renovación de los vencimientos de capital (el roll over).

P.: ¿Si la Reserva Federal de EEUU sigue aumentando la tasa de interés, se puede cortar el crédito?

J.L.E.: Me parece que esto si complica pero a partir de 2019. Veo mucha liviandad en andar pensando si se nos complica el financiamiento cuando estamos descuidando el problema de insolvencia que estamos amasando. Hay una dificultad para pagar la deuda que se incrementa entre 30 y 35 mil millones de dólares por año. El Gobierno va a seguir financiándose. Yo no creo que se le corte el financiamiento, en todo caso será más caro. Pero esto soslaya la discusión del problema de solvencia que tiene el Gobierno. Hay una deuda que está arriba de los 50 puntos del PIB y que va tranquila rumbo a los 60 en los próximos años.

P.: El Ejecutivo apunta a mercados alternativos para tomar deuda como el europeo o el local. Ayer se consiguieron 70.400 millones de pesos con un título a un año con cláusula gatillo.

J.L.E.: (El ministro de Finanzas, Luis) Caputo dijo que iban a tratar de financiarse más acá que afuera. Yo no sé cómo van a hacer para que las paritarias sean del 15% cuando están reconociendo un 25% de inflación. No es una buena señal. No solo por la tasa de interés que paga este bono sino por el ajuste de CER*. [Nota de la redacción: Finanzas incluyó en la oferta que se pagará lo que sea superior: la la tasa nominal de 1,7056% que se capitalizará mensualmente o la que surja del ajuste que sufra el capital original de acuerdo al Coeficiente de Estabilización de Referencia -CER, que se rige por la inflación- más un interés del 3,75%. Por lo tanto, garantiza a los inversores una ganancia de 3,75% por encima de la inflación].

P.: ¿Cree que se le complica llegar a la meta de inflación del 15% para 2018?

J.L.E.: La inflación para este año va a ser muy parecida a la del año pasado, con un piso de 20% y un techo del 25%. El crecimiento en torno al 3% y con un dólar subiendo alrededor de los $20. El único gradualismo que hay, el único cambio, es en materia tarifaria. Hay un ajuste de tarifas versus el congelamiento kirchnerista, de manera gradual. En materia fiscal es falso que esté bajando el déficit. También es falso que esté bajando el gasto.

P.: ¿Cree que es una cuestión discursiva del Gobierno que no se condice con los hechos?

J.L.E.: La parte fiscal es con la que mienten todos los gobiernos. Porque detrás de eso está la corporación política que es la que lucra con el gasto. El Gobierno de Macri miente con los números fiscales. El Gobierno miente pero el mercado no es tonto, sabe que miente.

P.: La decisión de Macri de ajustar el Estado y ponerle fin al nepotismo, ¿implicó un cambio significativo para bajar el gasto?

J.L.E.: Cambiemos nunca tuvo voluntad de ajustar las cuentas públicas. Siempre el discurso de ellos fue que no había que ajustar sino cambiar la forma de financiamiento. La pobreza cero de ellos es una consecuencia del cambio de estrategia de financiamiento del déficit, de inflación a deuda. El cambio de la forma de financiamiento no bajó la inflación porque el déficit fiscal no bajó. El diagnóstico del Gobierno de bajar la inflación sin bajar el déficit fracasó. Eso lo blanquearon sin decirlo, el 28 de diciembre. Y obviamente como este es un Gobierno vacío de contenido pero lleno de marketing, hicieron esta movida vergonzosa de despedir familiares. Económicamente hablando, el macrismo es kirchnerismo de buenos modales.

P.: El Gobierno avanza con una privatización parcial de YPF con la venta del 24,99% de su subsidiaria Energía Eléctrica al conglomerado estadounidense General Electric (GE) por u$s 276 millones más un pago contingente de hasta u$s 35 millones. ¿Qué mirada tiene al respecto?

J.L.E.: Habría que reprivatizar todo lo que estatizaron los Kirchner. Porque las privatizaciones, muchas fueron mal hechas pero es mucho menos malo que estatizar todo. Cualquier privatización es mejor que una estatización en Argentina como concepto. Con todo lo corrupto que es el capital prebendario es menos malo que el Estado. Todos estos buenos modales del macrismo sirven para conseguir financiamiento que es clave para no tener ningún suceso disruptivo de acá a 2019, donde se juegan la reelección.

P.: ¿Cuán importante es para la economía que el Gobierno destrabe el conflicto del biodiésel con Estados Unidos por los altos aranceles?

J.L.E.: Para la macroeconomía es absolutamente irrelevante porque es poca plata. Igualmente me parece una vergüenza el argumento del biodiesel en Argentina. Son los mismos argumentos del proteccionismo industrial que pide aranceles altísimos a la importación de bienes finales y bajísimos a la importación de insumos para maximizar la protección efectiva. El biodiesel usa esos argumentos: pide retenciones cero para exportar pero altas retenciones para el aceite de soja y la soja que son los insumos. Esos son subsidios y es inaceptable afuera. Hay que eliminar las trabas a las exportaciones. Todo el mundo que prospera vive del comercio. Poner aranceles diferenciales para subsidiar la actividad es recurrir a los argumentos decadentes de la sustitución de importaciones. En ese sentido, Estados Unidos se da cuenta que estamos haciendo trampa.

Nota original de ambito

También te puede interesar: