Febrero 23rd, 2018
30/01/2018 - Locales, Punto Biz

El decreto de Macri sobre familiares pone en apuros al socialismo

Se actualiza la polémica por la “familia socialista”. El gobernador les apuntó a Legislatura y Justicia.  
La prohibición de emplear parientes de ministros en el gobierno nacional tiene efecto dominó sobre la Provincia. El presidente de la Nación, Mauricio Macri, instó a los gobiernos provinciales a seguir sus pasos y volvió a poner en el centro de la atención un tema tan repetido como vigente, el de la denominada “familia socialista” en los gobiernos de Santa Fe y Rosario.

 

El decreto del gobierno nacional también plantea el congelamiento de los sueldos de los funcionarios políticos durante el 2018, pero de esa cuestión ni siquiera se habla, porque la tensión principal se ubica en torno a la designación de familiares de quienes detentan el poder en cargos públicos.   

 

Hasta el propio gobernador Miguel Lifschitz debió salir a tomar posición respecto de la novedad, y habló de una estrategia de “marketing” para acallar el ruido por los audios del titular de Trabajo, Jorge Triaca, hablando con una empleada de servicio que trabajaba en negro en su propiedad y también fue conchabada con un cargo político de la administración nacional.

 

“Suena poco creíble”, dijo el mandatario provincial, aunque admitió que “es cierto que a veces hay designaciones objetables”, incluso dentro de la administración provincial. Renglón seguido, puso la pelota en los poderes judicial y legislativo, a quienes invitó a revisar designaciones.

 

Admitió que sucede incluso en la administración pública santafesina pero no solo en el Poder Ejectuvo. En tal sentido, invitó al Legislativo y al Judicial a revisar sus planteles. Desde el PRO, el diputado provincial Federico Angelini acusó al socialismo de haber hecho del Estado “un lugar donde meter gente, gente, gente”.

 

“En la administración pública suelen haber, a veces, designaciones que no reúnen requisitos de idoneidad y trayectoria y mas objetables son cuando se trata de familiares o parientes (de altos funcionarios. Es necesario revisar estas cosas, nosotros lo hacemos permanentemente”, aseguró el mandatario aunque evitó precisar si se aplicará alguna regulación del tipo de la que sancionó Macri para la administración nacional.

 

El ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione, también había mirado para el costado cuando evaluó que el gobierno nacional tomaba decisiones de restringir la planta luego de haber multiplicado la plantilla de personal en los dos primeros años de gestión.

 

Las designaciones de familiares en la administraciones socialistas son de vieja data. El término de “familia socialista” para dar cuenta del fenómeno se remonta a la gestión de Héctor Cavallero al frente de la Intendencia de Rosario.

 

Las listas de la “familia socialista” rentada en el poder salen a relucir al menos cada cuatro años, en vísperas de las elecciones, pero más allá de las intencionalidades políticas jamás han sido desmentidas. La última versión circuló a mediados de 2015 y dá cuenta de los conchabos de familiares de Hermes Binner, Antonio Bonfatti, Mónica Fein y el propio Lifschitz, -para nombrar sólo a las personalidades más relevantes- e incluye cónyugues, excónyugues, hijos, hermanos y otros familiares políticos directos.   

 

Nota original de Punto Biz

También te puede interesar: