Diciembre 10th, 2018

Patria o buitres, la batalla perdida del kirchnerismo

“Nunca nadie les pudo cobrar una deuda a los muertos". Con ese slogan y muchos otros, el kirchnerismo encaró desde la finalización de los canjes de deuda de 2005 y 2010 una férrea batalla mediática y judicial contra los fondos buitres que no aceptaron el acuerdo y mantuvieron los reclamos en manos del fallecido juez Thomas Griesa.

Al cabo de cinco años de durísimos cruces y filosos discursos, la Argentina fue derrotada y finalmente accedió al pago de casi u$s 16.000 millones. La expresidente Cristina de Kirchner fue la jefa de un enfrentamiento que cosechó adhesiones y rechazos por todo el mundo.

Durante los años de enfrentamientos con Griesa y los holdouts, el kircherismo lanzó múltiples campañas contra sus "enemigos". Se organizaron marchas, masivos actos y firmas de documentos en apoyo al país de la comunidad internacional.

El primero de noviembre de 2012 Cristina habló de una campaña "anti Argentina" y cuestionó a la Justicia estadounidense: "La verdad es que cuando uno ve lo que pasó con la Fragata Libertad y con las decisiones de la Justicia de Nueva York, recomiendo como Presidenta, por favor, a todos los que tengan que reestructurar deuda, no vayan más a Nueva York. No cometan el error de ir a un Estado o a una Justicia que evidentemente desconoce su propia legislación", afirmó.

En 2014 la exmandataria llevó el reclamo argentino contra los fondos buitre a la asamblea del G-77 + China que se realizó en Bolivia. Tras varias gestiones, el documento final de la cumbre firmado por los 133 países participantes brindó apoyo a la Argentina en su reclamo por los holdouts. La ONU y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) también se expresaron a favor.

Ese mismo año, la expresidente encabezó el acto por el Día de la Bandera en Rosario. “No puedo creer que la legislación de un país perjudique a un 92% para proteger a un 1%. Miren si tenemos vocación de negociación y si somos previsibles. Nosotros queremos cumplir con el 100%. Espero que los argentinos sepan que esta Presidenta tiene un compromiso no con el Gobierno, a mí me quedan un año y ocho meses, pero saben qué, antes que mi gobierno está mi país, mi nación y mi patria”, dijo ante una nutrida concurrencia de manifestantes.

A los discursos le siguieron declaraciones de funcionarios, afiches callejeros "Patria o Buitre" y hasta cánticos que se convirtieron en clásicos. Pasaron varios ministros de Economía del kirchnerismo y cada uno le dio su impronta al conflicto. "No cabe duda de la parcialidad del juez a favor de los fondos buitre ni de su verdadera intención de llevar a la Argentina al default", sostenía Axel Kicillof.

Cristina repitió una y otra vez que los argentinos son "pagadores seriales" de sus deudas, pero que el fallo de Griesa era el quebranto del Estado nacional. Finalmente, con la victoria de Mauricio Macri en las elecciones de 2015, el Congreso aprobó el acuerdo con los buitres que implicó el pago de casi u$s 16.000 millones, la salida del default y el regreso a los mercados internacionales.

Nota original de ambito

También te puede interesar: