Febrero 18th, 2018
22/12/2017 - Locales, Punto Biz

Especialista en comida árabe, sale a vender el shawarma con más pinta

Ya se había hecho un nombre en Avenida Pellegrini pero prefirió barajar de nuevo. 

 
Para los amantes de la comida árabe, la esquina de Av. Pellegrini y España es una esquina familiar. Allí nació el primer local de Rosario dedicado a la cultura culinaria de Medio Oriente. Ahora, a seis años de su apertura y ante las nuevas demandas de los clientes, su dueño decidió que era momento de darle una lavada de cara al negocio, modernizarse, cambiar el aspecto, añadir nuevos productos y reabrir bajo el nombre de Shawarma Beer Club.

 

Nacido en 2011 de la mano de Nicolás Forquera Yunes, Shawarma funcionó desde un principio como un restobar, con las especialidades de comida árabe más famosas como estandarte, y llegó a hacerse un lugar en Avenida Pellegrini. Pero para ponerse al corriente de los cambios que vive el mercado gastronómico, Yunes encaró una serie de importantes reformas en el local. Así fue como Shawarma adoptó un formato completamente nuevo, de perfil más informal, con distintos ambientes y la infaltable cerveza artesanal.

 

“Sentí que el negocio necesitaba una nueva cara, acoplarse al mercado, modernizarse, por eso es que encaramos esta transformación”, indicó el emprendedor a punto biz. “Creo que verdaderamente hemos mejorado muchísimo nuestro producto; no se trata sólo de la cerveza artesanal, que es un punto importante, sino también de haber realizado cambios importantes en cuanto a la estética del lugar y haber trabajado mucho para mejorar el servicio y la atención”, agregó.

 

Como su nombre aun indica, Shawarma sigue ofreciendo comida árabe, pero con una carta un poco más reducida y algunas nuevas especialidades como la pizza y el “carlitos” de shawarma, nuevos estilos de salsas, papas rústicas y el clásico falafel. Además incorporó seis canillas dónde se sirven cinco marcas rosarinas de cerveza artesanal -Nómada, Faucaria, Downhill, Hillbilly’s y Santa Diabla- seleccionadas especialmente en cada una de sus especialidades por Yunes.

 

La nueva estética del lugar corrió por cuenta de su hermano, Ismael Forquera Yunes, y comprende cambios desde los pisos y el techo hasta los baños y la iluminación, e incluso nueva vajilla y vasos. Además el lugar cuenta ahora con diferentes espacios como una zona de barra, otra de mesas bajas, un patio interior, etc. El diseño cuenta también con algunas obras del muralista rosarino,y amigo de la casa, Leo Serial.

 

“Si bien encaramos esta reconversión con muchas ganas, no queríamos entusiasmarnos demasiado y terminar perdiendo nuestra identidad. Por eso decidimos respetar la oferta culinaria y complementarla con los nuevos productos. Y de hecho creo que funcionará a la perfección porque la cerveza es la mejor compañera para comer un shawarma”, concluye Nicolás.

 

Nota original de Punto Biz

También te puede interesar: