Febrero 22nd, 2018
16/12/2017 - Locales, Punto Biz

Emprendimiento rosarino, entre los 15 más destacados del año

Participó del Programa Nacional de Emprendedores para el Desarrollo Sustentable. ¿De qué proyecto se trata?
Los 15 entusiastas más destacados del Programa Nacional de Emprendedores para el Desarrollo Sustentable (PROESUS), salieron a la cancha el pasado jueves en el Centro Cultural de la Ciencia para tratar de conquistar al jurado y quedarse con el título de Embajador 2018. Entre ellos, los rosarinos de Aliwën Store buscaron su lugar, y si bien no resultaron ganadores, haber sido seleccionados ya es un reconocimiento en su mismo.

Tal como contaba punto biz en febrero de este año, con solo 20 años Federico Baroni es quien está al frentel emprendimiento, el cual arrancó con Green Wallet, un proyecto de billeteras hechas de papel biodegradable de alto gramaje, y fue el puntapié inicial para una iniciativa aún mayor. Junto con Tomás Poncio y Javier Carmona, Baroni decidió ampliar el alcance del proyecto y crear Aliwën, una palabra mapuche que significa árbol de la vida. 

Así, lo que comenzó por “la rebeldía de no utilizar insumos plásticos” y demostrar que los materiales derivados de la madera pueden llegar a ser resistentes y funcionales, se transformó en un estudio de diseño y manufactura de productos de bajo impacto.

Siendo fieles a su marcada impronta ecológica, los jóvenes emprendedores lanzaron una nueva línea de relojes de pulsera fabricados en bambú. Bajo el nombre de Aliwën, se trata de la primera marca que fabrica este tipo de artículos en Rosario. 

Respecto al premio se Proesus, el favorecido resultó ser el proyecto cordobés 3C Construcciones liderado por Lucas Recalde, quien desarrolló junto a dos socios un proceso industrial sin utilizar agua y casi sin necesidad de energía, para producir elementos de construcción que permiten hacer soluciones habitacionales de alta calidad a bajo precio. Estiman que una casa terminada cuesta la mitad que los sistemas tradicionales, valiéndose de materiales reutilizados.

Su idea, como la de los otros participantes, fue examinada por incubadoras, organizaciones, inversores, el propio público y delegados de diversos ministerios nacionales (Ambiente, Ciencia, Producción, Energía y Modernización). Lo que conectó a todas las propuestas llegadas desde distintos puntos del país fue que, con una gran dosis de originalidad, resuelven distintas problemáticas ambientales valiéndose de nuevas tecnologías.

Nota original de Punto Biz

También te puede interesar: