Febrero 25th, 2018
23/11/2017 - Locales, Punto Biz

La cerveza artesanal le ganó la pulseada al bodegón y reconvirtieron el negocio

Atendiendo al cambio de tendencia en el barrio, dueños de un clásico restaurante decidieron saltar de rubro. 
Con porciones abundantes, comida casera, y “precios justos”, el clásico bodegón “El Oso que sala la sopa”, se convirtió en todo un clásico en pleno Pichincha. En los últimos años, el barrio concentró una batería de aperturas de pubs cerveceros que le dieron una nueva impronta a la movida gastronómica de la zona. Atendiendo al cambio de la demanda, los dueños del bodegón decidieron sumarse a la tendencia y abrir en el mismo espacio “Checa cervecería”.

 

La propuesta debutó hace un año “como una prueba” en el patio del restaurante, y ahora después de un mes en obras, la cervecería sumará toda la superficie del salón. “En el verano pasado abrimos Checa en el patio y dentro seguía funcionando El Oso. Como la iniciativa tuvo buena aceptación, apostamos a transformar todo el local en cervecería”, explicó a punto biz Iván Schoj, uno de los titulares del emprendimiento.

 

En tanto, “El Oso que sala la sopa” prepara su reapertura en los próximos meses en una nueva dirección, que por ahora los dueños guardan bajo siete llaves. “Pichincha se pobló de cervecerías, y por eso la idea fue ampliar el espacio de Checa y convertirla en una de las más grandes de Rosario”, apuntó Schoj.

 

Checa tendrá una capacidad para 500 personas, incluirá patio al aire libre, salón, ofrecerá las marcas Alberta, Azzurra, 372, y Rooster.y trabajará bajo la modalidad de autoservicio en la barra y mozos. Además, la marca abrirá un segundo local la costanera norte, que actualmente se encuentra en construcción.

 

Nota original de Punto Biz

También te puede interesar: