Febrero 22nd, 2018
15/11/2017 - Locales, Punto Biz

Combinó la pasión por la música con el diseño y abrió su propia "rockería"

Desde hace años integra una banda de rock y ahora se la juega con un local de indumentaria y accesorios. 
La ropa que usamos, tanto como la forma en la que hablamos y nos movemos, es una forma de mostrar quiénes somos. “Remeras de bandas, de películas, con rostros o nombres que nos representen y nos den orgullo”. Ese es el concepto con el que abre Blackdust Rock Shop, un nuevo local de indumentaria y accesorios ubicado en Zeballos y Sarmiento.

 

“Es una rockería, pero buscamos salir de la remera tradicional de rock: negra y sin mucho diseño”, explica Javier Núñez, dueño de Blackdust. “La ropa de nuestra marca la diseño yo, y además sumamos la marca Soul, que también es de acá de Rosario, y tiene diseños de cine y series además de rock. Cubrimos todo lo que es cultura alternativa”, agrega.

 

Javier es músico y forma parte de las bandas Innova, Amoor, y su proyecto solista Kill Torero. Estudió diseño gráfico y se recibió en diseño integral, lo cual hoy aplica en su negocio. “Cuando terminé la carrera salí con muchas ganas de trabajar. No es fácil, porque acá hay poca industria, pude hacer unos trabajos freelance. Ahora con esta marca puedo juntar dos cosas que me gustan”, cuenta.

 

Además de las remeras, que ya están a la venta (el local abrió por primera vez el lunes), en un futuro cercano Javier quiere sumar más tipos de indumentaria, como pantalones, buzos o accesorios, y además insumos para músicos, como cuerdas para instrumentos o púas.

 

Blackdust funcionará como espacio de fomento de la cultura de rock local: se venderán discos, pero sólo de bandas de Rosario. “La idea es generar un circuito, que tanto las bandas como la gente sepan que hay un lugar para hacer circular y difundir sus cosas o vender anticipadas para los recitales. Esto lo hago sin comisión, porque yo ya me beneficio con que venga gente a conocer el lugar”, dice Núñez.

 

A eso se le sumará una batea para que coleccionistas de vinilos intercambien sus joyas. “La cultura del disco está medio muerta, pero hay un romanticismo, hay gente que nos gusta tener las cosas en la mano. Cuando uno toca viene gente que no te conocía y te pregunta, ‘¿tenés discos?’. Por eso la idea es generar un lugar físico para ofrecer y encontrar esas cosas”.

 

Nota original de Punto Biz

También te puede interesar: