Agosto 15th, 2018

Primera medida del BCRA tras las elecciones: decidió subir la tasa de referencia al 27,75% ante alza mayor a la esperada en combustibles

El Banco Central tomó este martes la primera definición tras las elecciones: decidió aumentar en 150 puntos básicos su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, a 27,75%, desde el 26,25%, al argumentar que esperaba una “desaceleración más pronunciada” de la “inflación núcleo”, en medio de un incremento en el precio de los combustibles “superior al esperado”.

Se trata de la primera suba de la tasa de referencia en más de seis meses por parte autoridad monetaria, que sorprendió al mercado, en particular por el porcentaje de la subida, ya que la mayoría de operadores y analistas consideraban que esta semana no habría una movida como ésta.

“Con toda la información disponible, el BCRA decidió en el día de la fecha aumentar en 150 puntos básicos su tasa de política monetaria”, señala el comunicado del Central.

En su comunicado de Política Monetaria, subrayó: “En reiteradas ocasiones el Banco Central ha indicado que una mejor medida para evaluar el desarrollo de la inflación es la inflación núcleo”.

“En lo que va del año, la misma ha mostrado una leve tendencia decreciente, ubicándose en 1,6% promedio mensual durante el último trimestre”, señaló, aunque aclaró que “busca una desaceleración más pronunciada”.

La inflación núcleo mide los precios sin tener en cuenta aquellos productos y servicios cuyos valores dependen de la época del año (estacionalidad) o factores externos a la política monetaria, como un conflicto internacional o una mala cosecha.

“Los indicadores de alta frecuencia monitoreados por el BCRA muestran una menor inflación en las últimas semanas, que impactaría en forma más plena en el registro de noviembre”, dijo el BCRA.

Por otra parte, el resaltó que “se conoció ayer un aumento en el precio de los combustibles superior al esperado, lo cual requiere que la autoridad monetaria induzca al resto de los precios a aumentar a un ritmo menor para compensar dicho efecto. Dados los shocks recientes, y la insuficiente velocidad de la desinflación, la autoridad monetaria concluyó que se requiere un sesgo más contractivo de su política”.

El BCRA recordó que la variación de precios medida en septiembre por el Indice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec fue del 1,9% para el nivel general y del 1,6% para el componente núcleo.

“Con estos resultados, la inflación nivel general interanual ascendió a 23,8%”, dijo el ente monetario, en lo que puede leerse como una admisión de que los precios están superando el techo de la meta, de 17%, para todo el año en curso.

Asimismo, señaló que en las últimas dos semanas los datos de inflación de septiembre correspondientes al Sistema de Precios Mayoristas y el Costo de la Construcción se ubicaron entre 1,0% y 1,1% ante el mes previo, respectivamente.

El índice de de la Construcción tuvo una variación interanual en septiembre del 32,2%, cifra influida por el hecho de que los aumentos salariales en 2017 se dieron en julio mientras que en 2016 tuvieron lugar en octubre.

El Central reiteró que “seguirá manteniendo un claro sesgo antiinflacionario hasta que la inflación núcleo quiebre los valores registrados desde mayo y el proceso de desinflación converja hacia el objetivo de una inflación de 10% ± 2% para 2018”.

Nota original de ambito

También te puede interesar: