Noviembre 21st, 2017
10/10/2017 - Locales, Punto Biz

Santafesina creó un yogur para personas con intolerancia a la lactosa

Es un producto listo para ser comercializado y del cual ya se produjeron 4000 litros.
El Concurso Nacional de Innovación, INNOVAR, tiene este año a dos ganadores de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). Se trata de Claudia Vénica, investigadora en el Instituto de Lactología Industrial y docente de la Facultad de Ingeniería Química (FIQ), que quedó primera en la categoría Alimentos por su desarrollo “Yogur funcional: reducido en lactosa y con sustancias prebióticas”.

El trabajo sobre el yogur funcional comenzó hace varios años cuando Claudia Vénica iniciaba su carrera científica como becaria doctoral. Después de completar la tesis siguió trabajando en esa línea, que actualmente se encuentra en la fase final de testeo con animales, para comprobar la capacidad prebiotica. “En estos años fuimos muchos los involucrados, por eso este premio es una alegría para todo el grupo”, destacó.

El yogur desarrollado puede ser consumido por personas con intolerancia a la lactosa, un mal que afecta a más del 60% de la población mundial. La línea de investigación de Vénica se basó en el estudio de la enzima β-galactosidasa, que hidroliza la lactosa pero a la vez tiene la capacidad de sintetizar galactooligosacáridos que tienen propiedades prebióticas. 

El trabajo consistió en desarrollar un yogur con esa enzima, que es reducido en azúcar, adecuado para las personas con problemas de intolerancia a la lactosa y con beneficios al organismo por los prebióticos. “Se hicieron diferentes pruebas, primero a nivel laboratorio con ocho variedades de yogur, después en la planta piloto con tres variedades, y por último a escala industrial con una sola variedad donde produjimos 4.000 litros de yogur funcional ”, contó.

Para la investigadora, al estar testeado en todas las escalas el desarrollo fue valorado positivamente por el jurado, porque es un producto listo para ser comercializado. Ella misma pudo comprobar el interés de los visitantes a Tecnólpolis. “Fue muy interesante el intercambio en la feria porque pudimos interactuar con varias personas que sufrían intolerancia a la lactosa y se acercaban a preguntarnos por el yogur, nos consultaban si ya se vendía, así que vimos el interés”. 

Según Vénica, el mercado argentino está lanzando cada vez más productos reducidos en lactosa, por lo que espera que pronto se pueda conseguir este tipo de yogures en las góndolas.

Nota original de Punto Biz

También te puede interesar: