Febrero 21st, 2018
27/09/2017 - Locales, Punto Biz

Empresario vinculado a puertos trae modelo de viandas que usan en la NASA

Está pensado para quienes realizan deportes de aventura, alta montaña y náutica. Duran 3 años y se calientan en 6 minutos.
Quizás la chance de llegar a la Luna quede (todavía) muy lejos, pero comer la comida de los astronautas está mucho más cerca. La línea de productos Sabor de Reyes ofrece la posibilidad probar comida termoestabilizada, la cual puede ser conservada hasta por tres años, sin necesidad de cadena de frío. Un proceso inspirado en la tecnología utilizada por la NASA para aprovisionar sus bases espaciales. Ni más, ni menos.

 

El empresario Claudio Polón, de larga trayectoria en el sector de los servicios portuarios, está al frente de la comercialización del novedoso emprendimiento. Sabor de Reyes cuenta con tres ventajas clave: la comida solo debe ser calentada durante seis minutos con agua “a baño maría”, por lo que es una solución rápida y no requiere de agua potable; el alimento no necesita de cadena de frío, se conserva en cualquier lugar y a temperaturas de hasta 35°C; y puede ser conservado hasta por tres años.

 

La particularidad de este producto es que se trata nada más y nada menos que de comida gourmet. Estas viandas o “pouch” pueden elegirse entre 16 platos distintos como risotto a la italiana, cazuela de ternera con papas al romero, calamares con salsa de crema y puerro, chorizo a la pomarola, entre otros. Y también tienen opciones para celíacos, veganos e hipertensos.

 

“El hecho de que sea comida gourmet posiciona al producto en un sector de privilegio, es la posibilidad de comer en cualquier lado, de manera rápida y sencilla, comida como ‘hecha en casa’; y que además es saludable, ya que no posee ningún tipo de aditivos ni conservantes”, cuenta Polón.

 

La empresa es oriunda de Mar del Plata, dónde se realiza la fabricación del producto, y acaba de irrumpir en el cordón industrial del sur de la provincia de Santa Fe con vistas a aprovisionar los barcos que llegan al puerto. Sabor de Reyes apunta a un mercado muy amplio que no sólo se circunscribe a la náutica o los deportes de aventura, sino que también puede facilitar la vida cotidiana de cualquier persona.

 

 La comida termoestabilizada es esterilizada a 140°C y envasada al vacío en los “pouch”, que poseen a su vez cinco capas distintas encargadas de mantener la comida inalterable. Cada vianda pesa medio kilo y alcanza para alimentar a una persona. Sabor de Reyes ya se encontraba comercializando su producto para deportes de aventura y alta montaña, y ahora promete irrumpir en el sector náutico. 

 

 

 

Nota original de Punto Biz

También te puede interesar: