Noviembre 20th, 2017
11/09/2017 - Sin categoría

El campo estimó pérdidas por 1500 millones de dólares por las inundaciones en Buenos Aires y La Pampa

Las pérdidas de ganado y cosechas por las inundaciones en Buenos Aires y La Pampa podrían llegar a los 1500 millones de dólares, según estimó la Confederación de Asociaciones Rurales de esas provincias, Carbap.

Además del menor ingreso de divisas, las lluvias podrían implicar un aumento en el precio de la carne, ya que más del 30 por ciento de la zona ganadera del país está afectada por las altas lluvias y la falta de la infraestructura necesaria para mover a los animales.

El Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, sin embargo, cree que la pérdida rondará entre u$s 320 y u$s 470 millones, indicó el titular de esa cartera, Leonardo Sarquís.

Leé también
Unos 500 evacuados y el agua que no baja en la provincia de Buenos Aires por el temporal del fin de semana

Según Carbap, las altas precipitaciones registradas durante las últimas semanas provocaron inundaciones en la cuenca del Río Salado y en la provincia de La Pampa que redundará en importantes pérdidas. “Se espera que 1,2 millones de hectáreas queden sin poder ser sembradas”, indicó la entidad en un reporte. “Eso representa una pérdida superior a los 1200 millones de dólares”, agregó.

La provincia de Buenos Aires tiene 1,11 millones de hectáreas comprometidas: casi 700 000 de soja, otras 277 000 de maíz y 80 000 de trigo. Eso redundaría en pérdidas algo superiores a los 1000 millones de dólares.

En La Pampa, según Carbap, hay otras 203 400 hectáreas bajo el agua: 66 500 de soja, 70 200 de maíz y 40 000 de trigo. La pérdida calculada supera los 170 millones de dólares.

A eso se suma la ganadería afectada. La asociación de productores estimó que existen 12,7 millones de cabezas de ganado en el área afectada, con vacas en momento de parición. “Estimamos que la pérdida de terneros sería de un 5 por ciento, lo que equivale a 200 000 terneros“, indicó Carbap. Además, se reduciría la preñez entre 3 y 4 por ciento por el stress que provoca en los animales la inundación, el cambio de alimentación y otras cuestiones. “Este número equivaldría a unos 170 000 terneros adicionales que se perderían el año próximo”, sostuvo la entidad.

En total, las pérdidas en terneros ascenderían a 148 millones de dólares, sin considerar la posible mortandad de vacas por la inundación.

“El 60 por ciento del rodeo de la provincia de Buenos Aires está parado en estas zonas afectadas, lo cual implica cerca del 30 por ciento del rodeo nacional”, estimó el presidente de Carbap, Matías De Velazco, en diálogo con TN.com.ar.

Leé también
“La situación de la lechería es grave”, dijo Buryaile

La mortandad de terneros, explicó, reducirá la llegada de animales a los mercados de hacienda a partir de marzo del año entrante. La menor oferta de ganado debería repercutir en los precios de la carne al mostrador.

Sin embargo, el mercado podría anticiparse y aumentar el precio del ganado en pie. “Los mercados reaccionan por expectativas y puede ser que haya repercusión en el kilo vivo y en mostrador”, dijo De Velazco.

Las fuertes lluvias habían golpeado con fuerza en la provincia de Santa Fe meses atrás, lo que derivó en pérdidas considerables para la lechería y en escasez y aumentos en las góndolas. Según Carbap, el 60 por ciento de los tambos de Buenos Aires está en zonas afectadas por las inundaciones.

Los lácteos suben hasta 45 por ciento en lo que va del año en las góndolas, más del doble que el incremento de precios de los alimentos en general, de acuerdo con datos del Indec.

Las estimaciones oficiales son más conservadoras. Según Leonardo Sarquís, ministro de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, rondará entre u$s 320 y 470 millones.

“Evaluamos cantidad de hectáreas sembradas, rindes y precios y la posibilidad de cosechar o no. Hay 4 millones de hectáreas con distinto grado de afectación, pero no significa que no se vayan a recuperar. No implican pérdidas totales”, indicó el funcionario de María Eugenia Vidal.

En diálogo con A24, el ministro recordó que la provincia sufre “el embate de la lluvia desde hace 10 meses, 11 meses o hasta 15 meses en algunos lugares”.

A la falta de obras de infraestructura se suman los altos registros de precipitaciones: hay lugares donde llovió, este fin de semana, todo lo que llueve en septiembre.

La provincia declaró el estado de emergencia en una treintena de partidos de Buenos Aires. Los productores de esos distritos pueden acceder a créditos blandos del Banco Provincia y a un diferimiento del pago de impuestos subnacionales. La asistencia provincial en lo que va del año llega a los 460 millones de pesos, según datos oficiales.

Nota original de TN

También te puede interesar: