Noviembre 17th, 2017
11/09/2017 - Sin categoría

A 40 años del US Open que ganó Guillermo Vilas: el elogio de una leyenda y el recuerdo de dos periodistas argentinos

NUEVA YORK.- Matts Wilander, ganador de siete Grand Slams, vestido de traje y prolijos anteojos, camina por el Billie Jean King National Tennis, en Flushing Meadows. Es una de las leyendas del tenis que se enfrentó a Guillermo Vilas . Su partido más memorable fue la final que le ganó en Roland Garros en 1982: “Guillermo es una leyenda. Y el hecho de que haya ganado tres de los cuatro Grand Slam, y en dos superficies diferentes, polvo de ladrillo y césped. Y sí, 40 años después es increíble”, subraya el sueco.

Wilander todavía conservaba el póster de Vilas en su cuarto cuando lo venció en Roland Garros. “Pensaba que quizás sólo le ganaría un game por set, y que no tenía ninguna chance de ganar la final. No sé realmente lo que pasó, pero creo que dependió más de él que de mí. El era mejor jugador que yo en el 82, me tendría que haber ganado, pero a veces las cosas no salen así”, analiza.”Tenía muchos ídolos y Guillermo claramente era uno de ellos”, dice sin dudarlo Willander, que recuerda cuando vio por televisión la repetición del US Open que ganó Vilas en el 11 de septiembre de 1977.

¿Pero cómo era cubrir el triunfo de un argentino en un Grand Slam sin Twitter, sin internet, sin celulares? Juan José Moro y Guillermo Salatino eran dos de los pocos periodistas argentinos que estuvieron presentes en el logro de Vilas. “Lo fundamental de ese torneo, al margen que lo haya ganado, fue la final, por el relato.Tuve que hacer una peripecia, traer un teléfono con cien metros de cable, porque claro, no había celular. Había un toldito, y hay un lateral que no tenía tribuna, y ahí adentro había unos palcos y un sector de prensa, y yo no estaba habilitado para estar ahí, era muy selecto, de ellos”, cuenta Moro, que también había presenciado el triunfo de Vilas ese año en Roland Garros.

“Me dieron un tráiler gigante. De esos acoplados. Ahí estábamos unos cuantos. Me hice amigo de un canadiense. Y yo pedí el teléfono ahí y a los 15 minutos tenía instalado el teléfono. Cuando acá (por Argentina) la gente se moría sin que le dieron un teléfono… Los tipos muy gauchos de AT&T me dieron un cable. Estaba a 8 metros de la cancha, al lado de una columna, en el ángulo opuesto donde Vilas pegó el salto, al costado. Y transmití todo el final. No daba (la extensión del cable) para meterme con el teléfono en la cancha. Tenía el tubo en un lado, y la caja en la mano izquierda”, detalla Moro, que relató el final de partido para Radio Rivadavia.

Para Salatino, que trabajaba para radio Antártida, era la primera vez que cubría el US Open. “Yo salía por un teléfono público. El teléfono estaba debajo de la tribuna”, relata el periodista de Fox Sports y radio La Red. “Hoy somos 2000 periodistas, por entonces éramos 50”. El periodista transmitió el partido por diferido para Canal 9. “Le ganamos en el rating a Boca vs. Cruzeiro. Hicimos 42 puntos”, recuerda Salatino.

Nota original de Canchallena

También te puede interesar: