Noviembre 18th, 2017
10/09/2017 - Sin categoría

¡Chacagrita el empate!

Tigre se quedaba con la victoria en la vuelta de Chaca a Primera pero, cerca del final, Martínez sacó un remate tremendo de tiro libre que terminó en gol después de rebotar en Chiarini. Fue 1-1 en San Martín, en un campo de juego complicado por la lluvia.

Siete años debió esperar toda la esfera del Funebrero para consumar su regreso a la elite del fútbol argentino. Y en efecto, el mencionado regreso fue con tintes épicos y dramáticos. Sí: el equipo de Walter Coyette hizo su presentación en la Superliga Argentina (la primera fecha ante Argentinos fue postergada) y logró conseguir una parda importante en un campo de juego complicadísimo por la lluvia precipitada y ante un rival siempre intenso. Fue 1-1 ante Tigre, en el cierre del encuentro.

De entrada, la mano pintaba compleja para ambos elencos por las inclemencias climáticas pero, de igual manera, el campo de juego en San Martín resistió la cantidad de agua precipitada. Así, pese a que la pelota picaba y se deslizaba rápidamente, los jugadores de Chaca y del Matador se las ingeniaron (como pudieron) para sortear las imprecisiones y dificultades propias de ese factor.

Mirá también: El Caruso de la paz

De esta manera, la apertura del marcador llegó en el complemento, cuando los dos elencos lograron hacer pie y acomodarse lo mejor posible al terreno (que, cabe señalar, no sufrió grandes anegaciones). Después de las fallas de Stracqualursi en la puntada final, Carlos Rodríguez ganó un envío aéreo en el área, superó a Ré en la marca y puso el 1-0 para el Matador que, hasta ese momento, era más que el local.

Pero claro: todo San Martín no esperó siete años para caer en su estreno. Y menos ante un rival con el que, históricamente, siempre jugó partidos intensos y relevantes.

Así, con el correr de los minutos, Chacarita se animó y fue en busca de la igualdad. Y la consiguió con un golazo casi en el cierre del encuentro: a los 43 minutos del complemento, Martínez sacó un disparo letal que, tras estrellarse en el travesaño y rebotar en Chiarini, se metió en el arco de la visita.

Luego, el Fune ganó confianza e intentó golpear de nuevo pero no lo consiguió y el duelo, en medio de resbalones, camisetas mojadas, barro y agua, concluyó con la parda 1-1. ¡Chacagrita el empate!

Nota original de Ole

También te puede interesar: