Noviembre 22nd, 2017
08/09/2017 - Sin categoría

Una exactriz vende todo lo que hay en su departamento para salvarle la vida a su perro

“Snoopy significa el mundo para mí”. Snoopy es un perro, para más detalles un yorkie-chi. Y cuando su dueña dice que significa el mundo para ella lo dice de manera literal. Dolly-Ann Osterloh, una exactriz inglesa reconvertida en diseñadora puso en venta todo lo que hay adentro de su piso en Paddington, Londres, para poder salvarle la vida a su mascota.

Hace nueve años Osterloh adoptó a Snoopy, que había sido arrojado a un tacho de basura en Estados Unidos. Fueron felices durante mucho tiempo, pero hace un mes la visita al veterinario por un problemas respiratorio derivó en un triste diagnóstico: Snoopy sufría de una lesión en la válvula mitral. Si bien le dijeron que no había cura, Osterloh encontró una terapia experimental en París, cuyo costo asciende a los 45 mil euros.

No lo dudó. Pidió préstamos, buscó ahorros, aceptó dinero prestado a sus amigos y familiares, pero así y todo no alcanzó. Por eso decidió abrir su casa al público y subastar todos sus bienes hasta recaudar los 9 mil euros que le faltan.

“Pueden comprar todo lo que vean. Mi ropa, mis muebles, mi maquillaje, incluso la cerradura de mi puerta….excepto a mi perro. Cada objeto tendrá su valor: van a poder fijarse en mi alacena y llevarse la sal y la pimienta si quieren. Voy a poder vivir sin sal y pimienta durante un mes”, dijo al diario The Guardian.

“Snoopy es como un miembro de la familia más. No hay nada más valioso para mí. Todas las cosas materiales no significan nada para mí comparadas con mi perro”.

Nota original de TN

También te puede interesar: