Septiembre 23rd, 2017
08/09/2017 - Sin categoría

Maduro subió un 40% los sueldos y culpó al bloqueo de EEUU por la falta de insulina y alimentos

Por segunda vez en poco más de dos meses, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció una suba de sueldo mínimo , esta vez de un 40%, y ordenó poner en marcha un nuevo sistema para establecer el precio máximo de 50 productos y servicios básicos, cuyo cumplimiento será vigilado por “fiscales populares”.

El mandatario hizo estos esperados anuncios sobre economía ante la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente, instaurada por el oficialismo, a la que entregó ocho proyectos de ley para consolidar el “modelo socialista” de Venezuela y salir de una profunda crisis de la que responsabiliza al “neoliberalismo capitalista”.

El incremento deja el sueldo mínimo en 136.544 bolívares, poco más de 40 dólares según la tasa de cambio oficial más alta y menos de 7 dólares si se toma la cotización en el mercado libre. Para tratar de contener la inflación, que según el Congreso dominado por la oposición es de 366 % en lo que va del año gobierno , Maduro quiere reforzar el control de precios con un “nuevo sistema” con el que la Comisión de Economía de la Constituyente fijará, junto a “los sectores productivos y distributivos” y “los consumidores”, los precios de la leche, el pan, el aceite, el jabón, la pasta y el pollo, entre otros productos.

Además, unos “fiscales” elegidos de entre organizaciones comunitarias y cuadros de la revolución señalarán ante el Ministerio Público a quienes venden a precios superiores a los fijados. El objetivo es perseguir y “meter presos” a esos comerciantes, a los que Maduro acusó de inflar en “un mil por ciento” el costo de los productos para enriquecerse y culpó una vez más del desabastecimiento y la explosión de la inflación en el país.

“Nunca el Gobierno revolucionario adoptará políticas para dejar huérfano al pueblo y decretar procesos de liberalización de precios y que sea el mercado quien le imponga al pueblo sus precios demoníacos y especulativos”, sentenció Maduro ante los 545 constituyentes, que lo aplaudieron de pie repetidamente.

Aunque Venezuela sufre desde hace al menos tres años de una severa escasez de alimentos y de medicamentos esenciales, Maduro afirmó que el bloqueo económico impuesto a su país por Estados Unidos impidió la compra de insulina y alimentos básicos subsidiados por el Estado y responsabilizó alpresidente del Parlamento, el opositor Julio Borges, de haber impulsado las sanciones de Washington.

“El banco receptor de los recursos, el Citibank se niega a recibir los fondos que tiene Venezuela para la importación de 300.000 dosis de insulina, están congelados, no puede venir la insulina a Venezuela porque están congelando los recursos”, se quejó Maduro en cadena nacional.

No obstante, Maduro afirmó que gracias a que cuenta con “amigos en el mundo” se logró la compra de insulina en otros países, y que el medicamento ya está en camino hacia Venezuela. “No nos van a dejar sin insulina pese a Julio Borges y Donald Trump”, dijo al reiterar que son el presidente de la Cámara y el mandatario norteamericano los responsables de esta situación.

El proyecto más llamativo adelantado por el jefe del Estado fue sin embargo la implementación en el país de “un nuevo sistema de pago internacional” que, con la creación de una “canasta” con el yuan, el euro, los yenes, las rupias y otras monedas, sirva como alternativa al dólar.

Maduro aseguró que el proyecto valdrá para “liberar las amarras del dólar como moneda opresora” de Venezuela y se mostró convencido de que “abrirá los caminos” de “un nuevo sistema monetario, financiero” que ponga fin a “los chantajes” y las “sanciones imperialistas a través del dólar y el sistema financiero estadounidense”.

Nota original de TN

También te puede interesar: