Noviembre 19th, 2017
08/09/2017 - Sin categoría

Acto y repudio al "despliegue muy desmedido" de Gendarmería en escuela

Docentes y alumnos del Instituto Olga Cossettini se reunieron este viernes para expresar su "preocupación e indignación" por la irrupción de agentes con perros y armas largas en una clase pública sobre Santiago Maldonado. El video del hecho

La comunidad educativa del Instituto de Educación Superior Olga Cossettini expresó este viernes su repudio por el accionar “intimidatorio” de un grupo de efectivos de la Gendarmería Nacional, que irrumpió el jueves a la tarde en una clase pública sobre la desaparición de Santiago Maldonado, exhibiendo armas largas y perros.

Según explicaron las autoridades del instituto educativo ubicado en Sarmiento al 2900, los agentes se presentaron con armas largas y perros a una clase pública organizada por estudiantes y docentes frente a las puertas del establecimiento, con el objetivo de dialogar y reflexionar sobre la desaparición del joven en Chubut.

La clase pública, que estaba en conocimiento de las autoridades del Instituto, fue interrumpida por los gendarmes sobre las 18, actitud que fue calificada por la comunidad educativa de “claramente intimidatoria”.

"Estamos muy preocupados e indignados que no se les permita a los estudiantes y profesores manifestarse en la calles sobre temas de relevancia social y nacional”, apuntó la comunidad educativa del instituto en un comunicado.

Asimismo reclamaron "una explicación sobre quién dio la orden de este accionar que viola los propios protocolos de seguridad del Estado, los cuales prohíben la portación de armas en protestas sociales” y repudiaron el accionar "abusivo" de Gendarmería que "precisamente está sospechada de la desaparición".

Por su parte, Gustavo Guevara, docente del establecimiento y testigo del episodio, dijo a Télam que "nunca se había producido la irrupción de Gendarmería en el Instituto" y que "siempre las actividades se desarrollaron sin presencia de ninguna fuerza policial ni de Gendarmería”.

"Se vio un despliegue muy desmedido para una actividad pacífica como ha sido siempre en el Instituto. Fue una clara actitud de amedrentamiento y es la única explicación que encontramos”, señaló Guevara.

Para los delegados gremiales, el objetivo es "reprimir la protesta social, generar miedo en la comunidad para que no se manifieste y estigmatizar a quienes se expresen en contra de dichas políticas".

Nota original de Rosario3

También te puede interesar: