Septiembre 23rd, 2017
07/09/2017 - Sin categoría

La emotiva despedida de Catherine Fulop de la radio, tras anunciar que será reemplazada: "Fui un soldado y me hubiera gustado ser capitán, pero hay una cabeza que manda"

Tras cuatro años al frente de la primera mañana de FM Vale, el jueves Catherine Fulop (52) comunicó a sus oyentes que septiembre sería su último mes en el aire con Mi gente bella. Entre lágrimas, y con el apoyo incondicional de su colega y amigo Marcelo Foss, la conductora explicó que la decisión de no renovar el vínculo para 2018 fue tomada por las autoridades de la radio.

Así, Catherine defendió su labor y la de su equipo: “Mi programa no bajaba el rating. Todo lo contrario”. Y extendió: “Parece que es para para probar algo nuevo y por eso es mejor que estar con el aire caliente. Cuando me lo comunicaron, yo trato de ser positiva, me sorprendió. Prefiero decirlo en mi programa en lugar de decirlo en un programa de televisión. Sorprende que el programa se levante en septiembre, mi contrato era hasta diciembre. Supongo que es para ver ahora y no esperar al año que viene, que la gente está en otra cosa”.

Luego, comentó algo más picante: “Fui un soldado… me hubiera gustado ser capitán, pero hay una cabeza que manda. Yo no me impuse con mi carácter, soy inquieta, alborotada, no tengo poder de síntesis, todo lo contrario de lo que puede hacer alguien que trabaja en radio, pero yo estoy aprendiendo y por eso no use tanto mi carácter“.

Más tarde, Cathy aclaró que si bien tiene contrato hasta el final del año “es una decisión estratégica” de la emisora que prueben a su reemplazo durante el último trimestre de 2017. “Ahora voy a recuperar un poco mi vida”, se animó la mamá de Oriana (21) y Tiziana Sabatini (18), quien arrancaba su ciclo en el éter de lunes a viernes a las 6 de la mañana.

Gracias x las muestras de amor. Mañana les cuento en #MiGenteBella los pormenores de la decisión del levantar el programa junto a @marcefoss

Con la buena onda que la caracteriza, Fulop agregó: “Me llevo todas cosas positivas y tendré que trabajar el desapego, y el hecho de no haber realizado las cosas que me hubieran gustado hacer“. “Cuando uno se va haciendo grande hay que trabajar la aceptación… empiezan a pasarte las cosas… está todo chévere. Se que va a estar todo bien”, concluyó Catherine Fulop en medio de un mar de lágrimas que de a ratos interrumpía su monólogo.

Nota original de Ciudad

También te puede interesar: