Noviembre 24th, 2017
05/09/2017 - Sin categoría

Un relevamiento orientado a frentistas y comerciantes

En el marco de un casco histórico, sustentable, económico e inclusivo, pero también recreativo, cultural y turístico; con seguridad, pensando en un presente ordenado pero con una mirada al futuro de la venta callejera en el casco histórico solo con artesanos y vendedores de productos derivados de la economía popular, se llevó adelante una reunión con la directora general de habilitaciones, Silvina Mastrobici a la que se le acercaron distintas propuestas referida al ordenamiento de la actividad y resultados de un relevamiento orientado a vecinos frentistas y comerciantes que conviven con los vendedores ambulantes con destino fijo y permiso.
Conforme avanzan las obras en calle sarmiento y ya habiéndose terminado otras intervenciones, se llevó a cabo un análisis respecto de la venta callejera en la zona remozada y otras zonas del casco histórico que concentran los mayores problemas de convivencia y malestares entre los comerciantes y vecinos frentistas con los vendedores, el que fue presentado a la directora, para que evalúe junto a las propuestas que lo acompañaron, con el objetivo de brindar un aporte a la solución del ya histórico problemático.
Items que se trataron:
– Traslado de puestos de calle sarmiento entre Santa Fe y San Luis, Entre Ríos y Córdoba, Rioja y San Martín, entre otros, hacia otras zonas donde no generen problemas de convivencia ya que esos lugares ocupados con  vendedores ambulantes, han generado múltiples denuncias de incompatibilidades con el normal desenvolvimiento de las actividades tanto comerciales como vecinales que allí se desarrollan.
– Chequeo que los permisos otorgados para venta con parada fija en el casco histórico (Laprida, Italia, Mendoza y San Lorenzo ) son atendidos por los beneficiarios de los permisos y no por otras personas.
– Que se genere especial atención a que no se esté utilizando a discapacitados, ancianos o personas en situación económica sensible, para sensibilizar a las autoridades y personas los utilicen para ocupar  el espacio público sin permisos o solicitar a los mismos para hacerlo y que los puestos se transformen en bocas de expendio de mercaderías en lugares de privilegio a bajos costos, generando competencia desleal con los comerciantes legalmente constituidos y formalmente organizados.
– Que se genere mecanismo de aseguramiento del cumplimiento de la ordenanza 7703 (venta callejera) en todo sus puntos, tamaño del puesto, mercadería expuesta para la venta, etc, es usual ver a muchos puestos crecer de forma desproporcionada.
Al finalizar la reunión, la directora se comprometió estudiar las inquietudes y propuestas quedando abierto el dialogo para trabajar en acercar a las partes interesadas a acuerdos que beneficien a todas.
 

Nota original de on24

También te puede interesar: