Noviembre 18th, 2017
02/09/2017 - Sin categoría

Por qué es importante tener un buen pediatra

Los hijos son la prioridad de todos los padres y su bienestar pasa por delante de todo lo demás. En el ámbito de la salud es aún más vital, porque su futuro puede depender de la atención médica que reciba.

Aunque no es cuestión de obsesionarse, tampoco es aconsejable dejar al azar algo tan valioso como la salud de tus hijos. Los pediatras no son todos iguales, por lo que es importante encontrar el que te haga sentir más cómodo, te inspire confianza, comparta tus preocupaciones y respete la educación que le querés dar a tu hijo.

Recordá que cuando los chicos son pequeños las visitas al pediatra suelen ser muy frecuentes, por lo que es recomendable buscar uno que no esté demasiado lejos de tu casa o sino que esté bien comunicado.

Este médico tiene un papel fundamental en la salud de los niños porque es el que supervisa todo lo relacionado con su crecimiento. Se encarga de mantener al día las vacunas y, además de ocuparse de los casos puntuales en los que el pequeño está enfermo, practica la medicina preventiva y elabora su historia clínica. También da consejos oportunos, solventa las dudas que se tengan e indica qué conviene hacer o no en cada caso concreto.

Leé también
Arrancaron los días fríos: las preguntas frecuentes de los padres sobre sus chicos

La mejor fuente de información y la que ofrece mayores garantías sobre el bienestar de tu pequeño es la que brinda el médico pediatra, porque es quien controla al niño su evolución de forma regular y el que lo conoce tanto a él como a su entorno familiar.

Las visitas de control son indispensables porque proporcionan una valiosa información. Éstas permiten acumular los datos necesarios para poder evaluar el estado del niño y su evolución particular.

Para que la tarea del pediatra sea realmente eficaz es recomendable que tanto el chico como los papás lo consideren como un amigo, alguien en quien confíen y al que se pueda tratar sin reservas ni temores.

El Garrahan es el hospital pediátrico más destacado del país y de la región. Recientemente cumplió 30 años en cuyo tiempo se realizaron 2.246 trasplantes, 241.020 cirugías y atendieron casi 7,5 millones de consultas.

Leé también
El Garrahan festeja sus 30 años con una feria saludable y mapping

A este centro hospitalario van más de un tercio de los pacientes pediátricos con cáncer en Argentina. “El Garrahan no es sólo un lugar que brinda atención de alta calidad médica a niños, el Hospital le da la posibilidad a ellos, y también a quienes trabajan allí, de cumplir sus sueños”, consignó Carlos Kambourian, presidente del Consejo de Administración del nosocomio.

Actualmente se atienden en el hospital alrededor de 600 mil chicos cada año y se proyectan nuevas reformas para mejorar aún más la atención que se ofrece. Cuidar la salud de los más pequeños es invertir en el futuro de todos.

Nota original de TN

También te puede interesar: