Agosto 23rd, 2017

Escándalo con el hijo de un intendente K en una fiesta

La fiesta ya estaba por terminar. Habían pasado los homenajes para el joven que cumplió 18, el baile y el “carnaval carioca”. Pero el final fue imprevisto: una discusión por el robo de un celular terminó con trompadas, palazos, mesas por el piso, puertas rotas y en el medio, el hijo del intendente de Ensenada, que además es candidato a concejal en las próximas elecciones.
Según pudo reconstruir Clarín, todo comenzó cuando a la pareja de Nicolás Secco (26), hijo del jefe comunal Mario Secco, le desapareció el teléfono. Hubo una discusión y como el aparato no aparecía el joven convocó a por lo menos cuatro personas que no estaban en la fiesta. Allí el escándalo derivó en batalla campal. “Era una pelea de todos contra todos”, dijo un testigo en la comisaría.
El resultado: 11 heridos –entre ellos un nene de 10 años, hermano del agasajado–, el lugar lleno de policías y una causa por “lesiones”.
El grave incidente ocurrió el domingo a la madrugada en “Rancho Chico”, cerca del centro de esa ciudad vecina a la capital bonaerense.En la denuncia policial quedó registrado que todo comenzó cuando la pareja de Secco advirtió que en el baño le habían robado el teléfono. Pero el intendente de Ensenada dio otra versión: “A mi hijo le pegaron entre 15 pibes, todos borrachos, en una acción casi irracional”, le dijo a Clarín. “Le dejaron la cara desfigurada y tiene patadas en todo el cuerpo. Lo siguieron casi tres cuadras golpeándolo”, agregó.
El dueño de la casa de fiestas, por su parte, aseguró que los amigos del candidato a concejal “vinieron con palos y otros objetos contundentes. Rompieron la puerta, entraron y golpeaban a todo el mundo. Cuando llegó la policía parecía que se conocían. Nadie quedó detenido”, se quejó.
Los heridos fueron trasladados al hospital Cestino de Ensenada. En la guardia atendieron varios casos de lesiones, contusiones y una fisura en el tabique del nene de 10 años. También hubo un agente de seguridad revisado por los médicos.
El caso tuvo un fuerte impacto en la localidad y repercusiones políticas. La secretaria de Seguridad comunal, Susana González admitió que “esto ocurre todos los fines de semana, pero como está el hijo del intendente toma mayor trascendencia”.
El candidato opositor Gustavo Asnaghi (Cambiemos) pidió “urgente esclarecimiento de las responsabilidades porque estamos ante un episodio gravísimo que involucra al hijo de la autoridad máxima del distrito, quien a su vez aspira a ser representante en el Concejo Deliberante”. El postulante también se quejó porque “Secco minimizó el hecho y lo atribuyó a jóvenes que no saben tomar”.
“Desapruebo totalmente la actitud de mi hijo y también la de esos chicos que le propinaron una terrible golpiza a mi hijo”, aclaró luego el alcalde a este diario. Y aseguró: “Acá no hubo patotas del municipio. Eran tres muchachones que quisieron defender a Nicolás y se mandaron una macana mayor”.
Hasta anoche no había detenidos. Y el dueño de “Rancho Chico”, dijo que ya reacondicionó el edificio para cumplir con otras fiestas programadas.
El celular de la joven, que motivó la violencia en plena madrugada nunca apareció. “Lo había comprado hace poco y lo estaba pagando en cuotas”, se lamentaban anoche en el entorno del intendente de Ensenada.

Nota original de Clarin

También te puede interesar: