Agosto 18th, 2017

El PRO cierra filas con Niembro, pero hay dudas sobre su rol en la campaña

Linkedin

Las dudas sobre los negocios de Fernando Niembro con el gobierno porteño salpican la campaña del PRO Crédito: Adrián Escandar

En el gobierno porteño todavía no terminan de asimilar el traspié de Fernando Niembro, primer candidato a diputado nacional de Mauricio Macri en la provincia de Buenos Aires y uno de los principales voceros del PRO en territorio bonaerense. La revelación del diario Tiempo Argentino, que desnudó contratos entre una productora vinculada al periodista y la Ciudad de Buenos Aires por más de 20 millones de pesos, corrió al macrismo de su libreto, escrito con minuciosidad en el laboratorio comunicacional comandado por el influyente secretario Marcos Peña. Macri y su entorno debieron dedicar gran parte del día de ayer a debatir los coletazos del escándalo relacionado con La Usina Producciones, cuando en realidad el jefe de Gobierno y su equipo tenían previsto abocarse de lleno a la campaña.

A diferencia de los debates de las primeras horas, el que sumó ayer a la discusión respecto de la figura de Niembro fue el ecuatoriano Jaime Durán Barba, que volvió al país tras varias semanas de ausencia. El asesor estrella de Macri fatigó varias oficinas del gobierno porteño: se reunió con Macri y sus principales colaboradores, con Peña y con parte del equipo de campaña de María Eugenia Vidal, candidata a gobernador bonaerense.

La primera conclusión del PRO es obvia: cerrar filas en torno al ex secretario de Medios de Carlos Menem. Lo que todavía no se terminó de definir es cuál será el rol del candidato en la campaña de cara a las elecciones de octubre. Al menos hasta ahora, Niembro era una de las principales espadas mediáticas de Macri.

En el PRO hay recelos sobre la filtración de la información de los contratos

Durante la tarde de ayer se rumoreó en los despachos de la sede gubernamental de Parque Patricios una eventual visita del periodista a “Animales Sueltos”, el programa de Alejandro Fantino en el canal América. Una entrevista trunca que se había llegado a analizar tras una tarde cargada de información, y después de una serie de pedidos de información a diversas dependencias porteñas y a las oficinas de La Usina por parte del fiscal de Instrucción Carlos Velarde.

El principal análisis por parte de los cerebros comunicacionales del PRO durante las últimas horas estuvo concentrado en la legalidad de las millonarias contrataciones y la contraprestación por parte de la empresa vinculada al periodista. Se dedicaron al estudio del procedimiento mediante el cual se rubricaron las adjudicaciones a La Usina y los trabajos realizados por la empresa.

“La idea es no acusar el golpe, que todo siga igual. La duda es si Niembro sigue como vocero”, aseguró a Infobae un funcionario, clave en la campaña bonaerense. Da cuenta del rol fundamental del ex secretario de Menem en el rubro comunicacional. “Vamos a intentar que no se desanime”, agrega otro dirigente del PRO. Si bien a su entorno le asegura que no está golpeado, el cimbronazo es inocultable. Para despejar dudas, cerca del candidato aventuran que el conductor de Fox Sports podría aparecer en alguna actividad proselitista en los próximos días en el conurbano bonaerense. Como si nada hubiese pasado.

Niembro podría reaparecer en los próximos días con una actividad en el Conurbano

Mientras tanto, en el seno del gobierno porteño comenzaron a aflorar los recelos por la filtración de la información a la prensa. Hay sospechas de todo tipo. Desde pases de factura entre diversos funcionarios de peso del entorno de Macri a una suerte de devolución del oficialismo por una relación de Alberto Meza –el socio de Niembro beneficiado con los millonarios contratos celebrados con la Ciudad– con el sciolismo que no terminó de la mejor manera. Esta última hipótesis es la preferida de los actores involucrados en el escándalo.

El affaire Niembro se da a poco más de un mes y medio de las elecciones del 25 de octubre, con la disputa entre Macri y Daniel Scioli como el eje más atractivo de la campaña. Ayer, durante las incesantes reuniones de Durán Barba con los principales dirigentes del PRO, el asesor ecuatoriano explicó que los números actuales no sufrieron demasiados cambios respecto de las PASO de agosto. O sea, el jefe de Gobierno y el gobernador se encaminarían hacia una segunda vuelta. Tanto desde las filas porteñas como desde las bonaerenses aseguran que la clave está en equivocarse lo menos posible hasta el último domingo de octubre. El traspié en torno a Niembro no encajaría con ese libreto.

Federico Mayol

Nota original de infobae

También te puede interesar: